lunes, 30 de marzo de 2015

ACTUALIDAD

Uno de cada diez limeños tiene diabetes mellitus tipo 2
Estudios realizados revelan que alrededor de un 8.2% de la población peruana mayor de 18 años tiene diabetes mellitus y que la mitad de los afectados ignora que la padece. En Lima, el índice de personas con este mal subió a casi 10 %, lo que significa que uno de cada diez limeños padecería esta enfermedad, según los mismos estudios.
La diabetes mellitus es una enfermedad que no tiene cura y que afecta la calidad de vida de la persona y, de no ser controlada adecuadamente, puede llevar a padecer otros males e incluso ocasionar la muerte.  La diabetes tiene como resultado altos costos sanitarios, la pérdida de productividad laboral y el descenso de los índices de crecimiento económico.
Ante esta situación, con el fin de contribuir a la reducción de la morbimortalidad de las personas jóvenes, adultas y adultas mayores afectadas y en riesgo de padecer de diabetes, el Centro Nacional de Alimentación y Nutrición del Instituto Nacional de Salud (INS) elaboró un documento técnico.
El documento se denomina “Consulta nutricional para la prevención y control de la diabetes mellitus tipo 2 de la persona joven, adulta y adulta mayor”, que fue aprobado mediante resolución ministerial por el Ministerio de Salud..  La norma establece los criterios técnicos de la consulta nutricional a ser realizada por el profesional nutricionista de los establecimientos de salud del Minsa..
Recomendación nutricional: Entre las recomendaciones para la prevención y tratamiento está el consumo de frutas y verduras en 5 porciones al día, carbohidratos complejos como los cereales integrales, optar por el pescado y carnes blancas, y lácteos y derivados bajos en grasa.  De igual forma la disminución de los azúcares y productos azucarados, y el consumo moderado de carnes rojas. 
Actividad física: Realizar al menos tres días de la semana, con no más de dos días consecutivos sin ejercicio, actividad física aeróbica de intensidad moderada como una caminata rápida, el montar bicicleta, practicar natación o baile.

Las mujeres son clave en la producción y la nutrición
Líderes de tres organizaciones de Naciones Unidas se pronunciaron  destacando la labor de las mujeres agricultoras, que son determinantes en la seguridad alimentaria y nutricional del mundo.
Kanayo F. Nwanze, presidente del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola, FIDA,  señaló que se ha ido produciendo una feminización de la agricultura  a medida que los hombres del campo migran a la ciudad. Actualmente la mitad de la fuerza laboral agrícola a nivel mundial está conformada por mujeres, y en la mayoría de los casos, son quienes hacen las  labores más pesadas. Las mujeres rurales necesitan más oportunidades de participar, mejorar sus conocimientos, obtener acceso a los activos e intervenir en la producción y la comercialización de productos agrícolas.
Colaboremos para empoderar a las mujeres a fin de lograr la seguridad alimentaria y nutricional. Por ellas, por sus familias y sus comunidades.
Hay que ampliar la escala de enseñanza para lograr que las mujeres tengan mejores oportunidades, aunque se ha logrado avanzar mucho en mejorar la vida de las mujeres, “es preocupante que sigan quedándose atrás en todos los indicadores de desarrollo en comparación a los hombres del campo”.
Las tendencias a nivel global son positivas, porque cada vez son más las niñas con acceso a la educación y cada vez hay más empleo de calidad para las mujeres y mejores salarios acorde a la labor que realizan.
No obstante, las niñas aún continúan abandonando la escuela a edades más tempranas que los varones por diversas razones, entre las que se incluyen cuidar de sus hermanos menores o realizar labores domésticas, contribuir al ingreso familiar; o por razones más trágicas, tales como los embarazos tempranos, el trabajo forzado, la prostitución y la trata de personas, las mujeres siguen recibiendo salarios más bajos que el promedio de sus colegas masculinos y no reciben las mismas consideraciones en las promociones y en los beneficios.
Estados Unidos ha sido, y sigue siendo, un fuerte líder en el tema de la igualdad de género y de los derechos de las mujeres alrededor del mundo promoviendo la participación de las mujeres en las áreas económica y política.