miércoles, 31 de diciembre de 2014

VEAMOS SI LEES ESTOS CONSEJOS

CONOCE LAS BEBIDAS QUE MAS ENGORDAN
Estamos a pocos días de iniciado el verano y es el momento de preparar nuestro cuerpo siguiendo una rutina de ejercicios y de dieta, pero siempre contamos cuales son  las calorías y la composición nutricional de los alimentos que nos llevamos a la boca, pero pocas veces pensamos en lo que tomamos para hidratarnos o para acompañar las comidas.

Cuáles son las bebidas que mas engordan:
1. Gaseosas
Las gaseosas son deliciosas pero efectivamente, son el enemigo. Tienen una gran cantidad de azúcares añadidos y jarabes de maíz que suman calorías innecesarias. No importa si son light, recuerden que las calorías no es lo único que nos engorda, sino el azúcar y cómo lo combinamos.
2. Jugos y aguas azucaradas
Los jugos que no son naturales y las aguas que tienen saborizantes artificiales también tienen azúcares añadidas que se van derechito a nuestras caderas. En esta categoría están incluidos los jugos que prometen ser naturales, hay que leer bien los ingredientes antes de comprarlos.
3. Alcohol
El alcohol es lo primero que nos quita un nutriólogo cuando empezamos una dieta, esto porque afecta el proceso hormonal y hace que sintamos más hambre además de que nuestro hígado se concentra más en quemar el alcohol que ingerimos en lugar de quemar las grasas.
Las bebidas deportivas están diseñadas para eso, para ser consumidas por personas que tienen un alto rendimiento físico porque someten su cuerpo a ejercicio intenso. Estas personas necesitan una hidratación diferente que proveen estas bebidas, pero para los simples mortales contienen demasiadas calorías y una gran cantidad de sodio que, si no lo van a quemar a través del sudor, puede resultar contraproducente.
5. Bebidas energéticas
Este es el último campo de bebidas que engordan demasiado. Las bebidas energéticas tienen una gran cantidad de calorías pero sobre todo tienen mucha cafeína y azúcares, esta combinación hace que almacenemos grasa en nuestro organismo además de alterar el sistema nervioso. Estas bebidas, combinadas con alcohol, son una bomba para nuestro cuerpo. Tengan mucho cuidado al mezclar estas sustancias.

Hoy vamos a recibir el nuevo año, si tomas no manejes, en tu casa tu familia te espera.

SI TOMAS NO MANEJES: Es una combinación mortal: 
“El alcohol ingerido en la comida no se absorbe.”: FALSO: el alcohol ingerido siempre terminará por pasar a la sangre. 
“Nunca daré positivo si bebo poco a poco a lo largo del día.” FALSO: La eliminación del alcohol es lenta, el hígado metaboliza sólo 0,12 g/l de alcohol cada hora. Si consumes continuamente, tu alcoholemia puede ser al final mayor de lo que piensas. 
“Existen trucos para eludir los controles de alcoholemia.: FALSO: Ninguna de las  “estrategias” ha demostrado ser eficaz: masticar chicles o caramelos, fumar abundantemente, beber mucha agua, tomar café, usar aerosoles bucales, tomar leche o comer frutas como plátanos.

NO BEBER ALCOHOL AL CONDUCIR TE PERMITE: Estar atento a los riesgos y a las señales de tránsito, y evitar infracciones. Ser responsable, prudente.  Calcular las distancias y espacios al conducir, así como la velocidad propia y la de otros usuarios.  Percibir con facilidad las luces y señales, y coordinar con precisión los movimientos que realices. Estar en vigilia cuando vas al volante. Mantener un nivel de atención y concentración adecuado. 

PARA EVITAR ACCIDENTES DE TRANSITO  A CAUSA DEL ALCOHOL: Si asistes a una fiesta o a una reunión y vas a beber, es mejor que no lleves tu auto. En vez de eso, puedes: 
Pedir que alguien te recoja o solicitar un taxi llamando a una empresa de confianza. Ver la posibilidad de quedarte en casa de quien organiza la fiesta. Poner en práctica el sistema del conductor designado o “amigo elegido”, quien deberá abstenerse de consumir alcohol.


lunes, 29 de diciembre de 2014

ESTIMULACION ELÉCTRICA DEL ESTOMAGO EN EL TRATAMIENTO DE LA OBESIDAD

Es probable que te haya llamado la atención la existencia de un novedoso tratamiento para la obesidad a medio camino entre la cirugía bariátrica y los conocidos marcapasos para el corazón. Este dispositivo trabajaría mediante la estimulación eléctrica de la musculatura del estómago con el fin de ocasionar una pérdida de peso.
La técnica, mínimamente invasiva, consiste en implantar en la pared interna del estómago un dispositivo electro estimulador a modo de “marcapasos” por vía laparoscópica. En esencia, este aparato emitiría pequeñas descargas eléctricas de baja intensidad; con esta alteración eléctrica se trataría, de retrasar el vaciado gástrico después de las comidas y de esta forma se sentiría mas lleno durante más tiempo.

El origen de esta técnica aplicada al tratamiento de la obesidad fue  accidental cuando se estaba estudiando la estimulación eléctrica del estómago para tratar pacientes aquejados de gastroparesia  (enfermedad que reduce la capacidad del estómago para vaciar su contenido pero no implica su bloqueo u obstrucción) a finales de los años 80. En poco tiempo alguien tuvo la feliz idea y propuso que si en vez de estimular su vaciado se pudiera inhibir temporalmente, esta estrategia podría  ayudar a pacientes con exceso de peso. Así, a mediados de los años 90 se realizaron  investigaciones con modelos animales para ver las posibilidades de esta alternativa  y los resultados fueron  esperanzadores: controlando el vaciado gástrico normal y fisiológico mediante la estimulación eléctrica del estómago de los animales (muchos de ellos mamíferos superiores) estos conseguían reducir su ingesta y de ahí el peso.

De esta forma, en poco tiempo teníamos ya los primeros estudios con humanos  que usaron este dispositivo en el tratamiento de la obesidad y con resultados bastante optimistas, al menos en el medio y corto plazo (1 año de intervención). Uno de los aspectos que más incertidumbre genera es que en gran medida se desconocen los mecanismos precisos por los que este tipo de intervención funciona.
Sin embrago, a pesar de las recientes noticias  al respecto de estudios que han logrado exitosos resultados, lo cierto es que todavía no se pueden echar las campanas al vuelo. Al parecer hay distintos procedimientos de estimulación eléctrica y no todos obtienen los mismos resultados. Desde el descubrimiento de esta técnica, se han realizado estudios experimentales con animales, así como no pocos ensayos clínicos en seres humanos. A pesar de ello, parece que el número de ensayos realizados con suficiente calidad es bastante limitado, tal y como reconoce esta revisión sistemática  al respecto, la primera realizada hasta la fecha sobre este tema.

Así, en sus conclusiones, después de haber analizado la metodología, muestra y resultados de más de 30 estudios con humanos, concluye que aunque la gastro-estimulación constituye una prometedora técnica para el abordaje de la obesidad, a fecha de hoy (la revisión mencionada es de septiembre de 2014) se requiere una mayor evidencia y resultados más claros, así como una estandarización de los ensayos para establecer sin dudas el efecto a largo plazo de esta estrategia terapéutica en la obesidad
Para que esta técnica termine siendo más aceptada en el tratamiento de la obesidad en orden a su eficacia y seguridad, la utilización de un “marcapasos gástrico” debería ser un recurso adaptado de forma individual a cada paciente. Actualmente su principal inconveniente es que los electrodos se colocan  en el estómago de los pacientes. Para una correcta hipótesis en cuanto a su eficacia sería necesario que la ubicación del marcapasos gástrico variara de un paciente a otro en virtud de sus concretas necesidades, así como poder modificar la sensibilidad de estos dispositivos a los estímulos eléctricos. Al mismo tiempo, sería imprescindible que para su éxito como estrategia en el tratamiento de la obesidad se incluyera una herramienta que monitorizara la actividad del marcapasos gástrico con el fin de mejorar su facilidad de uso y que tanto los pacientes como los profesionales sanitarios tuvieran una cierta capacidad de interacción inalámbrica con el dispositivo.


De todas formas, funcione o no, esta solución parece una trampa, es una forma de puentear la causa original del problema. Este tipo de recursos, solo deberían estar disponibles para pacientes muy concretos ya que, además, su coste relativamente elevado hace que solo una reducida élite social pueda beneficiarse. 

viernes, 26 de diciembre de 2014

EN EL VERANO, LOS JUGOS SON IRREMPLAZABLES

Son una gran fuente de vitaminas y minerales lo mismo que fibra, nos refrescan y también nos llenan de energía y vitalidad. Los jugos envasados tienen demasiada azúcar no son ideales para nuestra salud y menos aún para nuestro cuerpo que tiene que lucir excelente en estos meses. Lo más apropiado es hacerlos en casa con las frutas y verduras de la estación para que nos resulten económicos. Bueno podemos decir que la fruta es mejor comerla picada, mantiene todos sus nutrientes, en el jugo si lo tomas ni bien hecho no los pierde pero cuanto mas pase el tiempo de haberlo preparado van disminuyendo.

Jugos y licuados nutritivos
No sólo son capaces de quitarnos la sed. La verdad es que muchos jugos y licuados son nutritivos por las amplias propiedades de las frutas. Unos sirve para desintoxicar nuestro organismo, otras en cambio son perfectas para quitar el cansancio y mejorar la salud de la piel.

Beneficios del jugo y los licuados
Las vitaminas activan las enzimas que actúan como defensa de nuestro organismo. Además, producen energía y son esenciales cuando se trata de beneficiar la digestión, absorción y conversión de alimentos.
Aunque algunas frutas y verduras se pueden consumir de manera directa para absorber sus vitaminas y minerales, cuando realizamos jugos y licuados rompemos las fibras para liberar los nutrientes atrapados y podemos  absorber más del 80% de sus nutrientes. Por eso, integrarlos a la dieta es una forma perfecta de consumir las cantidades necesarias de estos alimentos. Beber jugos y licuados frecuentemente te hará sentir con muchas más energías y además se convertirán en un aliado clave al momento de perder peso. Es cierto todos los jugos son deliciosos, y ponen de muy buen humor el paladar, pero no solo debe importarnos su sabor sino sus beneficios.
Es muy importante que tengas en cuenta que para realizar algún tipo de alimento licuado, es importante lavar correctamente las frutas y vegetales. Retira las partes dañadas y evita el uso de pieles de frutas como la naranja y toronja que son tóxicos.

¿Cuál es tu jugo de frutas preferido?: Estos jugos son fáciles de preparar, con ingredientes que puedes tener en casa y además de ser una gran fuente de vitaminas para tu organismo.
Jugo de papaya, piña, sandía y plátano. Este es un buena mescla que resulta muy sabrosa. Para prepararlo pela, pica y sácale las semillas a las frutas. Luego pon a licuarlos y bébelo.
Jugo de naranja y kiwi. Te hace eliminar toxinas porque son excelentes diuréticos.
Jugo de piña y apio. Solo pon a licuar la piña junto con el apio y si deseas puedes agregar un poco de perejil.
Jugo de toronja y berros. Este es otro jugo espectacular. Solo debes licuar una toronja pelada junto con un manojo de berros. Cuela el contenido y bébelo.
Jugo de manzana, zanahoria y apio. Este jugo natural y bajo es calorías es muy beneficias por sus nutrientes.
Jugo de naranja, manzana, tomate y zanahoria. Este es otro jugo natural. Pon en la licuadora trozos de tomate, naranja, manzana y zanahoria, todos sin piel y pon a licuar. Ya listo, bébelo de inmediato.

Recetas
1: Ingredientes: 1 Naranja, 1/2 Zanahoria, 1 Manzana. Preparación: El procedimiento es muy fácil, lavo bien las frutas, las parto en rodajas y las pongo en el extractor, y luego solo disfrutar.
2: Ingredientes: 3 Naranjas, 1 Toronja, 2 hojas de espinacas, 1 taza de papaya  1 rodaja de piña
3: Ingredientes: 6 fresas, 2 rebanadas de piña, 1 taza de uva morada, Jugo de 2 limones, 1 cucharada de miel. Preparación: Pasar la fruta por el extractor, mezclar con el jugo limón y agregar la cucharada de miel. Tómalo a diario.
4: Ingredientes: 4 onzas de uvas verdes, 3 kiwis, 1 naranja

5: Ingredientes: 1 zanahoria, 1 naranja, 1 rodaja de piña, 1 manojito de hojas de espinaca, 1 betarraga, 1 Tallo de apio, 2 manzanas

miércoles, 24 de diciembre de 2014

¿CUANTOS KILOS PUEDO SUBIR POR LAS FIESTAS?

Podrías subir hasta cuatro kilos de peso en solo  una semana debido a las celebraciones de fin de año, según estimaciones del Área de Nutrición de Clínica San Felipe. Lima
Este incremento en el peso ocurriría debido al exceso de alimentos grasos y harinas que se suelen consumir en esta época del año llena de almuerzos y reuniones previas a la Navidad, además de la cena de Noche Buena y la fiesta por Año Nuevo.

Cuidar la alimentación es la prioridad de muchas personas (en especial de las mujeres) durante todo el año, pero en esta época se incrementa de manera considerable el consumo de calorías que se encuentran, en mayor proporción, en ciertas comidas y en el alcohol.
Si una persona se alimenta de manera saludable y justo en estas fechas rompe su dieta, no solo podría aumentar de peso sino también sufrir problemas gastrointestinales por la mezcla de las comidas

Algunas recomendaciones nutricionales para las próximas fiestas:
Evitar cenar muy tarde. Por la noche, la digestión es más lenta. Si se consume una cena cerca de la medianoche, no se tendrá una digestión adecuada, teniendo en consideración que las carnes demoran más en digerirse.

Evitar cantidades generosas. La porción para una persona debe contener entre 100 y 120 gramos de pavo, lechón o pollo, 100 gramos (media taza) de puré y lo que se desee de ensalada.

Brindis. Puede hacerse con champagne, pero evitando el consumo de gaseosas por su alto nivel de azúcar. Lo mejor es consumir bebidas naturales como jugos, refrescos o alguna infusión para favorecer la digestión de la cena.

Chocolate y panetón. De preferencia, es recomendable consumirlos en el desayuno del día siguiente, ya que son alimentos con alto contenido calórico.
Por otro lado, previo a los meses de verano, la tendencia en el incremento de peso es una situación general. El hombre es menos propenso que la mujer a subir tan rápido de peso porque quema más calorías, pues tiene mayor masa muscular y con actividad física diaria podría consumir hasta 50% más calorías.

Es recomendable e ideal acompañar la dieta con actividad física, para restar calorías. Una persona sana puede quemar 500 calorías con una carrera de 60 minutos, pero cuando recién se inicia, lo aconsejable es empezar con trotes para que el corazón y el resto de músculos se acondicionen al ejercicio físico.

lunes, 22 de diciembre de 2014

NUEVOS ENFOQUES EN ESTADOS UNIDOS SOBRE OBESIDAD Y NUTRICIÓN

Para enfrentar esa epidemia, un compromiso entre demócratas y republicanos, la Asociación Nacional de Restaurantes y las principales cadenas de comida popular, dio lugar a una nueva ley nacional.

Un padre lleva a su hijo al cine  en el mostrador de venta de snacks  y bebidas. Le compra un balde de palomitas de maíz y una bebida gaseosa. El padre ignora que las palomitas aportan 1.200 calorías y que los 473 ml. de líquido contienen 10 cucharadas de azúcar, o 170 calorías y 44 gramos de carbohidratos
Entendamos que esa hora y media de cine se lleva casi las tres cuartas partes de la ingesta calórica normal para una persona, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los
Estados Unidos (FDA) publicó una normativa nacional que exige que los restaurantes, centros de entretenimiento, supermercados que ofrezcan comida preparada y máquinas expendedoras publiquen la información nutricional de sus productos y platos. La ley se implementará a lo largo de los próximos dos años, para uniformar la confusión de parámetros que existe hoy. 
El sobrepeso y la obesidad de los estadounidenses son la segunda causa de muerte que se podría prevenir. Hoy la obesidad representa un peligro para la salud igual, si no mayor, al hábito de fumar. 

Para Sara Bleich, experta en obesidad de la Escuela Bloomberg de Salud Pública de Johns Hopkins University, dice: hay formas sencillas de describir el impacto de un alimento en el cuerpo humano que calorías, gramos de carbohidratos y fibra o porcentaje diario de proteínas y minerales. Describir, por ejemplo, que para comer un pedazo de torta y no engordar hay que caminar una hora y media. La persona promedio no sabe cómo leer o comprender una etiqueta de alimentos. En la superficie, la gente sabe que una naranja es más saludable que una Oreo, pero muy poca gente podría dar información más profunda sobre calorías, carbohidratos, azúcares, grasas, fibra o vitaminas que contienen esos alimentos, o cómo se vinculan con una dieta ideal.

La industria de la alimentación gasta miles de millones de dólares al año en publicidad, de los cuales casi el 70 por ciento promociona alimentos envasados, dulces, snacks, bebidas gaseosas y alcohol, contra un 2 por ciento de anuncios de vegetales, granos y frutas.
La comida procesada en general, salvo honrosas excepciones, no suele ser la más saludable, pero más barata y como el ritmo de vida no deja tiempo para cocinar, es más fácil comprar platos que ya están hechos o que se pueden comer directamente del envase. Está bien mejorar las etiquetas, pero hay que hacer muchas cosas más. Por ejemplo, enfatizar que hay que comer alimentos frescos, no cosas procesadas. O destacar aquellas cosas que son menos saludables.

Se debería expresar de manera simple: esto tiene mucha sal, esto tiene mucha azúcar. Porque como hoy en general no hay deficiencia en micronutrientes, ya que todos los alimentos están fortificados, importa más explicar qué es saludable y qué no.
Más de un tercio del azúcar agregado en la dieta estadounidense proviene de las bebidas, sobre todo gaseosas y jugos. Y la cantidad de azúcar que consume el estadounidense promedio, 19,5 cucharadas por día, supera la que recomienda la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA por sus siglas en inglés): no más de 9 para los varones y menos de 6 para las mujeres. Pero el azúcar agregado se encuentra en tres de cada cuatro alimentos envasados, incluidos algunos que se consideran sanos como el yogurt o el aderezo para ensaladas. Más que reducir la porción de las bebidas azucaradas, habría que prohibirlas.

Bleich señaló que educar al público sobre el valor energético de la comida "es necesario pero no suficiente para estimular un cambio saludable en la conducta". En su opinión, "un buen complemento para las políticas basadas en la educación como las nuevas normas de etiquetado de la FDA serían políticas públicas que apuntasen a reducir el consumo de alimentos poco saludables, por ejemplo quitando las máquinas expendedoras de bebidas azucaradas de las escuelas o los ámbitos de trabajo."


viernes, 19 de diciembre de 2014

BOCADITOS SALUDABLES PARA LA OFICINA

Estas trabajando te dan las 11 de la mañana y tienes ganas de masticar algo, las entre comidas o las colaciones como las llamamos las nutricionistas, no son malas, solo tenemos que elegir muy bien qué es lo que vamos a comer.
Las principales opciones son los alimentos frescos, cuidado con los alimentos procesados.  La fruta seca es rica en nutrientes y fibra, hay que consumirla sí; pero con moderación, por ejemplo la fruta deshidratada es también muy buena opción pero contiene una gran cantidad de azúcar por lo tanto cuidado con las cantidades, no más de ½  taza. Por otra parte el queso, y  el yogur, se pueden combinar con cereales, frutas, frutos secos, oleaginosas como las almendras y las nueces.
En cuanto al consumo de agua, hay que beberla continuamente, dependiendo de la actividad que tengas si es muy intensa más agua, no gaseosa, no refrescos. Tampoco  tomar muchas tazas de café, dos al día es la cantidad perfecta.

Recomendaciones: Como trabajas con otras personas, tus alimentos no deben tener olores fuertes, si tienes que estar cambiando de oficinas o tu trabajo te obliga a moverte de un lado para otro en cualquier momento lo mejor sería algo que puedas transportar con facilidad y ahí queda muy bien los frutos secos. Si la fruta la llevas desde tu casa es preferible que este sin pelar, para que no se oxide y pierda sus nutrientes hasta que te la comas. Es preferible que planifiques con tiempo tus colaciones para que no tengas que ir a la máquina y comprar lo que sea para saciar tu hambre, tampoco debemos abusar de la fruta a pesar de que esta nos provee de minerales, fibra y vitaminas, recuerda que también tiene azúcar, cinco porciones al día es lo máximo que debemos comer.

Opciones: Galletas integrales o de avena, un vaso de yogur con miel de abejas, y nueces o pecanas, palomitas de maíz  con poca sal, barras de cereales, con poca grasa saturada, menos de 4 gramos de grasa (lo lees en la información nutricional), Una mezcla de todas las frutas secas que te gusten, un pan pequeño con queso fresco, fruta picada o entera pero en ambos casos bien lavada. Si vamos a comer un pan mejor elegimos un integral, que uno blanco, come granola o avena. No te fíes de los productos light, solo tienen unas cuantas calorías menos, si te excedes igual te engordarás.

La Importancia de las colaciones: Evitan los episodios de hipoglucemia ( baja de azúcar en la sangre) deben representar el 5  o el 10%  de la cantidad de calorías que debemos consumir al día y estas pequeñas comidas nos dan la oportunidad de consumir los grupos de alimentos que quizás en el día nos faltan comer.

Es hora de cambiar ese mal hábito: Para saciar el hambre de esas horas por lo general recurrimos a antojos pocos saludables, pensemos que el verano esta ya con nosotros y lo bien que se nos va a ver en bikini, y mejor aún si es con un poquito de esfuerzo

Algunas recetas para tus colaciones: Una conserva que hace un gran sanguche es el atún en lata. Son una fuente de ácidos grasos omega 3, muy necesarios para el organismo y además estas conservas nos aportan proteínas y pocas calorías. Si hacemos un sanguche que sea en pan integral o pan pita
Podemos utilizar para nuestros bocadillos hortalizas carnosas como la coliflor el brócoli o las zanahorias que nos aportan gran cantidad de vitaminas, y fibra que nos ayuda a sentirnos satisfechos, al tiempo que son tan bajos en calorías que no tenemos que andar calculando las porciones.
Los higos y el chocolate negro nos ayudan a satisfacer nuestros antojos de dulce, y nos aportan grandes beneficios para la salud como antioxidantes, fibra, potasio. Cuando escojas un chocolate fíjate que sea negro, con más del 70% de cacao.
El yogur griego es un gran alimento lleno de nutrientes que además tiene la gran ventaja de que podemos añadirle un amplio número de otros alimentos para hacer sabrosos y nutritivos bocaditos. Una buena idea es recurrir a virutas de chocolate, frutos rojos (frambuesas, arándanos, grosellas, cerezas) aprovechando sus grandes propiedades antioxidantes, mientras que el yogur nos da la proteínas necesarias para hacerlo nutritivo.
No vuelvas a pasar hambre entre horas, nunca más con estos deliciosos bocaditos


miércoles, 17 de diciembre de 2014

COMO CONTROLAR LOS ANTOJOS

Los diferentes alimentos y sus respectivos valores nutricionales contribuyen a nuestra alimentación,  es realmente un mundo extenso y apasionante. Son muchos los datos acerca de nuestro estado nutricional que los antojos alimenticios nos pueden brindar. Veamos la relación entre estas ansias de comer determinados alimentos y nutrición, ya que la forma de controlar los antojos es saber que son y porque se produce.
¿Qué son los antojos?
Se considera antojo a una situación muy especial en la cual la persona necesita consumir un alimento específico. En general, la población entiende por antojo algo selectivo, pero la realidad es que el organismo no lo recibe como tal. El organismo tiene sensores que marcan una disminución del azúcar en sangre, lo cual produce que la persona tenga ganas de comer algo dulce.
¿Por qué se producen los antojos?
El cerebro monitorea constantemente los niveles de aquellos nutrientes fundamentales para el organismo, como minerales, vitaminas, aminoácidos y ácidos grasos esenciales. Cuando existe una deficiencia de alguno de esos nutrientes, el mensaje de pedido que nuestro cerebro emite lo recibimos como un antojo de algún alimento que contenga ese nutriente.
Por este motivo es que decimos que los antojos de alimentos no saludables se pueden controlar: bastará con reemplazarlos por alguna comida que contenga esos nutrientes que nos faltan.
¿Cualquier persona puede tener antojos?
Por supuesto. En todo antojo hay dos componentes, uno psíquico y otro orgánico. El psíquico se puede dar porque la persona vio una publicidad sobre algún producto o pasó por un comercio determinado, y entonces le dieron ganas de consumirlo. Lo orgánico tiene que ver con los sensores de nuestro cerebro. Por otra parte, hay que saber diferenciar un simple antojo de la alimentación compulsiva, que tiene que ver con un desequilibrio fisiológico.
¿Cómo debemos manejar un antojo y hay que ceder ante él?
Depende de cada caso. Cuando tenemos antojo de comer algún producto sano podemos darle rienda suelta a ese deseo. Y, en caso de que se trate de algún alimento que posea gran cantidad de grasa o hidratos, es recomendable consumir una cantidad mucho menor. Si, por ejemplo, tenemos antojo de dulce de leche, deberíamos conformarnos con algunas cucharadas y no pretender comer medio frasco.
Necesidades alimenticias y antojos
Lo que tenemos que saber es cuál es la deficiencia detrás de cada antojo.
Antojos de dulces: Un deseo de comer cosas dulces puede significar una falta de ácidos grasos Omega-3. Consumir por ejemplo 2 cucharadas diarias de aceite de lino, aceite de coco, suplirá esa carencia. El antojo de dulces también puede tener que ver con una falta de proteínas o con fluctuaciones en los niveles de azúcar en sangre. Para ello evita caramelos y productos de pastelería, y elige una porción de fruta y carbohidratos como cereales integrales.
Antojo de alimentos salados: Un fuerte antojo de alimentos salados puede significar una deficiencia de sodio. Para combatirlos, puedes comer apio o pepino, alimentos que son muy buena fuente de sodio.
Antojos de chocolate: En el caso del chocolate, la causa más común es la falta de magnesio. Para una deficiencia de magnesio, consume nueces, pescado, semillas y vegetales de hojas verdes. Y si eliges chocolate, cuida que sea un chocolate amargo de buena calidad.
Antojos de queso: Los antojos de queso pueden indicar una deficiencia de ácidos grasos esenciales. Para evitar consumir tanto queso puedes complementar con nueces, salmón y semillas de lino.

Antojos a la noche: Los antojos por la noche pueden significar una falta de nutrición durante el día. Elige alimentos con proteínas para darle a tu cuerpo los ingredientes que necesita: un huevo duro, un yogurt, un poco de queso o un puñado de frutos secos (nueces, almendras, pistachos) te darán el aporte proteico necesario. Todos los antojos de comida hablan de deficiencia en algún componente muy importante para nuestro organismo, y siempre hay otras opciones disponibles para satisfacer la verdadera raíz del antojo y no alimentarse de comida chatarra. Controlar los antojos de alimentos no es demasiado complejo. Ya sea antojo de alimentos salados, dulces, chocolates, todo puede ser sustituido por alimentos más saludables. ¿Tienes este problema?

lunes, 15 de diciembre de 2014

NUTRICION Y VIH (Sida)

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) ataca el sistema inmunitario, lo que facilita que el enfermo contraiga infecciones oportunistas que minan su salud y se manifiestan en forma de fiebre, diarrea, y pérdida de peso. Las infecciones disminuyen el apetito y reducen la capacidad  para asimilar los nutrientes, lo que conduce a la malnutrición. La medicación también influye sobre él apetito. Una nutrición adecuada mejorará la calidad de vida del enfermo.
Una dieta sana y equilibrada contribuirá a: Mantener el peso corporal. Mejorar la función del sistema inmunitario. Retrasar el avance de la enfermedad, y la aparición de los primeros síntomas. Mejorar la respuesta a los tratamientos. Proporcionar al enfermo la energía necesaria para que se mantenga activo y pueda ocuparse de sí mismo e, incluso, trabajar.
Qué debe incluir una dieta equilibrada: No hay alimentos buenos y malos, aunque la proporción debe ser variable. Algunos productos deben tomarse a diario, y otros de forma ocasional: Arroz, pasta, cereales, pan y papas: son alimentos que el paciente debe consumir a diario, y que le proporcionarán energía. Frutas y verduras son importantes, ya que cada uno aporta vitaminas y minerales. Lácteos (leche, yogur, queso) de 2 a 4 raciones al día. Carnes magras, pescados, huevos y legumbres se deben tomar, a ser posible a diario. Carnes grasas y embutidos: consumir poco. Grasas (margarina, mantequilla) y azúcares, se debe limitar su consumo. Sin embargo, son una buena fuente de energía, y contribuyen a que el enfermo mantenga el peso corporal, y mejorar el sabor de los alimentos para que sea más fácil comer. Se debe emplear el aceite de oliva para cocinar y aliñar las comidas.
Agua: Es necesario que beba alrededor de 8 vasos de agua diarios, o más si tiene diarrea, vómitos, o fiebre, para mantenerse hidratado. El líquido puede proceder de alimentos como zumos, sopas, fruta.
Cómo hacer frente a las complicaciones: Algunos síntomas, como la diarrea, inflamaciones y molestias en la boca, náuseas y vómitos, inapetencia, trastornos digestivos, y resfriados que se acompañan de tos, dolor de garganta y fiebre, entre otros muchos, empeoran los problemas de alimentación de estos enfermos
La diarrea es responsable de que se pierda agua y minerales, pérdida que se acentúa cuando se acompaña de vómitos. Para controlarla: Beba agua con frecuencia, a lo largo del día y la noche, y después de defecar. Salvo indicación médica, no debe dejar de comer, pero sí cambiar el tipo de alimentación y evitar ciertos alimentos. Coma purés,  arroz, pan blanco, papas, sopas, zumos de fruta. Evite las hortalizas y frutas verdes o ácidas, los picantes y los productos integrales, así como aquellos que producen gases (coliflor, coles de Bruselas, lechuga, cebolla). Los alimentos deben tomarse hervidos en vez de fritos. Si tiene dificultades para digerir la leche, sustitúyala por yogur. Coma pequeñas cantidades, pero con frecuencia.
Las náuseas, son el efecto secundario de algún medicamento, hacen que el paciente pierda el apetito. Si  tiene también vómitos, corre el peligro de deshidratarse. Para aliviarlas: Siéntese para comer y no se acueste hasta que no hayan pasado una o dos horas. Huela cáscaras de naranjas o limones, y beba infusiones de hierbas.
Inapetencia: Aunque no tenga sensación de hambre, no reduzca el consumo de alimentos para evitar el adelgazamiento y la malnutrición. Algunos consejos son: Coma siempre que tenga apetito aunque no se ajuste a su horario. Reparta los alimentos en pequeñas cantidades a lo largo del día. Pruebe diferentes alimentos, y formas de cocinarlos. Beba liquido (agua, leche, zumos naturales e infusiones de hierbas), pero siempre después de las comidas. Evite los líquidos con gas, reducen el apetito. Practique ejercicio, para estimular el apetito. Intente comer siempre acompañado y en una habitación ventilada.
Dolor o molestias en la boca: Las inflamaciones en la boca y la lengua,  pueden entorpecer la ingesta de alimentos: Coma solo alimentos blandos, ablande el pan y los cereales con leche, zumo o agua. Use un sorbete si le es más fácil beber así los líquidos. No tome alimentos muy fríos o muy calientes. Evite los alimentos  salados, picantes, ácidos o amargos, y todos los que requieran una gran masticación, o resulten pegajosos o difíciles de tragar.
Trastornos digestivos: Destacan las dificultades  para digerir, el estreñimiento y la hinchazón. Estos trastornos son por el daño a la flora bacteriana, debido a los antibióticos que toman para combatir las infecciones. Es conveniente que: Mastique despacio, Elija alimentos  fáciles de digerir. Pruebe a eliminar alimentos de la dieta para ver si así se encuentra mejor. Cada persona es distinta y lo que sienta bien a unos, puede resultar indigesto para otros.

Para combatir el estreñimiento, beba mucha agua, coma en pequeñas cantidades a lo largo del día, y consuma gran cantidad de frutas, hortalizas crudas y cereales integrales, por su alto contenido en fibra.

viernes, 12 de diciembre de 2014

EL PLATO BANDERA DE LA CENA NAVIDEÑA

Conoce los beneficios nutricionales del pavo
El infaltable elemento en la cena navideña Tiene muchos beneficios Conoce cuáles son:
Proteínas: Es una carne magra con mejor asimilación de proteínas, comparada con el pollo y las carnes rojas, por lo que la digestión es mejor. La pueden ingerir desde niños  hasta adultos mayores sin problemas.
Masa muscular: Este tipo de carne ayuda al desarrollo muscular,  es rica en vitamina B y tiene un elevado contenido de hierro, por lo que permite a niños y embarazadas una mejor formación de los músculos. También cuenta con una baja cantidad de colesterol, por lo que es recomendable para la salud cardiovascular.
Saciante y relajante: Al ser rica en proteínas, genera sensación de saciedad y ayuda a controlar el peso. Además, contiene una buena fuente de zinc, que incrementa las defensas naturales del cuerpo.
Se recomienda: Para descongelarla, pasarla del congelador a la refrigeradora, antes de sacarla totalmente del frio, así se evitarán infecciones estomacales, acompaña esta carne con vegetales en muchas ensaladas

Receta de pavo para la cena navideña
Los ingredientes están calculados para 6 personas: 1 pavo de entre 3,5 y 4 kilos, 2 limones,
Tomillo. 1 manojo de salvia, Orégano o mejorana, 1 huevo (para pintar el pavo), 2 limas,
1 vaso de vino blanco seco, 2 cucharaditas de edulcorante en polvo, sal y pimienta negra del molinillo, Precalienta el horno a 170-180 grados.

Preparación: Adereza la carne del pavo con sal y pimienta. Pela los limones, córtalos por la mitad y exprime medio limón para obtener 2 cucharadas de zumo que reservarás. Corta el resto de los limones en rodajas iguales y rellena con ello el pavo por el cuello.
Desmenuza el tomillo y lava las hojas de salvia. Introduce el tomillo, salvia y orégano en el pavo antes de coser la abertura. Coloca el pavo en una fuente amplia y píntalo con el huevo bien batido, con la ayuda de un pincel. Lleva el pavo al horno, calculando unos 20 minutos de cocción por 500 gramos.
Dale vuelta regularmente para que la carne se cocine en su totalidad. En un recipiente pequeño, mezcla el vino con el edulcorante en polvo, el zumo de lima y el limón. Durante los 30 últimos minutos de cocción, pinta el pavo con esta preparación unas 2 o 3 veces. Acompaña el pavo con verduras. Sirve el pavo cortado y las verduras alrededor.

Cena navideña de los diabéticos
La Navidad se acerca y todos pensamos en la cena, pero los que tienen algún problema de salud, deben dejar de cenar esa noche, no ellos pueden cambiar algunas cosas por otras para que su cena esperada sea más saludable.
La idea será tener el pavo o cualquier otra carne magra, la que se tome ese día en casa acompañada de una provocativa ensalada repleta de colores y una pequeña guarnición de puré o arroz.
Si sabe que la tentación es más fuerte y no podrá resistirse a una taza de chocolate o algún otro postre, entonces cambie la guarnición del pavo de arroz y puré, por su humeante taza de chocolate.
Se pueden adaptar algunas recetas que le harán mucho bien a toda la familia, por ejemplo el puré de manzanas se puede hacer con edulcorante, o se puede cambiar la manzana por yacón.
Si nos provoca comer arroz, tengamos a la mano arroz integral que puede estar adornado con vegetales o puede estar salteado con cebollas chinas, con alverjitas, vainitas, champiñones. Todo está en  preparar una cena navideña, que la puedan comer todos en casa, y que todos disfrutemos de un momento que nunca se olvidará pero sin dañar la salud.
Lo único que debemos tener en cuenta es usar lo que está permitido y dejar de usar lo que está prohibido para el diabético. Y con nuestra imaginación preparar una rica cena.


miércoles, 10 de diciembre de 2014

PEQUEÑOS PERO UTILES CONSEJOS

El apio, poro y nabo dan un buen aporte de fibra
Estos tres vegetales se caracterizan por su gran contenido de fibra, así como por sus propiedades diuréticas  y antioxidantes. También presentan vitamina A, B1, B2, B6 y C, y minerales como el potasio, sodio, calcio, hierro y fósforo. El poro, además de lo anterior, contiene yodo, indispensable para el buen funcionamiento de la tiroides
El apio, poro y nabo son incluidos en la alimentación de las personas que sufren de colesterol elevado, hipertensión arterial, diabetes y sobrepeso debido a su bajo aporte de calorías. Al consumirlos crudos o al vapor aprovechas todas sus vitaminas, ya que al hervirlos estas se pierden. Lo que sí se mantienen son los minerales y fibra.  Adiciona apio, poro y nabo finamente picados a tus ensaladas. Les darás un toque de sabor especial. Si los cocinaras en sopas, es recomendable que los incorpores a la cocción unos minutos antes de apagar el fuego. No al inicio.

Verano 2015: baja de peso consumiendo frutos rojos
Los frutos rojos son capaces de reemplazar a los alimentos ricos en azúcares refinadas que por su contenido alto en sacarosa son absorbidos rápidamente por nuestro organismo.
Los llamados frutos rojos son las fresas, moras, frambuesas, cerezas, arándanos, entre otros son frutas ricas en vitamina C y beta caroteno, así como en minerales como el potasio, el calcio y el hierro. En general, son recomendadas para tonificar y limpiar la piel. Asimismo, tienen una acción laxante y diurética, lo que las convierte en perfectos agentes depurativos del sistema digestivo y
las vías urinarias, tómalas en cápsulas o frescas.
Estos frutos pueden consumirse en grandes cantidades y solo aportarán pocas calorías, además de convertirse en el postre de nuestra dieta diaria.
Cómo consumirlos       
Frescos: Lávalos bien y aderézalos, ya sea con jugos de naranja, limón o crema batida.
Mermeladas o conservas: Opción para aprovechar la vida de la fruta y conservarla hasta por un mes sin necesidad de añadir preservantes.
Jugos y batidos: ya sea pasando por un extractor de jugos y consumiendo el zumo o procesándolos en la licuadora con yogurt natural, leche, jugo de naranja o mandarina.
La cereza: es considerada como uno de los mejores antiinflamatorios naturales debido a su contenido de antocianinas, siendo indicada  para pacientes que padecen enfermedades como la artritis, la gota, dolores y molestias musculares entre otros. Además por su bajo contenido de azúcar es perfecta para personas diabéticas y por su  aporte de fibra  favorece el tránsito intestinal  también están asociados a la mejora de la memoria, por lo que se recomienda  en la etapa estudiantil.  Tiene  melatonina, que influye en la calidad de nuestro sueño y en la regulación del ritmo cardíaco.
Recuerda que puede ser un buen complemento para tu almuerzo, Cómelas frescas como postre, te ayudarán en la digestión. Además aportan pocas calorías, por lo tanto te ayudan a mantener tu peso

Efectos del estrés en el metabolismo
El estrés altera nuestro organismo favoreciendo el incremento de peso, debido a la ingesta de comida poco saludable y la inactividad o sedentarismo que se da por falta de tiempo, ansiedad y cansancio. Por ello, es importante seguir las recomendaciones de una dieta equilibrada, teniendo en cuenta:
1)     Respetar los horarios de las comidas.
2)     Empezar el día con un buen desayuno y evitar las cenas copiosas o el consumo excesivo de líquidos antes de dormir.
3)     Dormir suficiente número de horas y de forma regular.
4)     Evitar hábitos tóxicos como el tabaco y el alcohol.
Si bien es importante tomar en cuenta estos aspectos en la alimentación como parte de un estilo de vida saludable, no podemos olvidar que la actividad física hecha con agrado nos ayudará a controlar los niveles de estrés y llevar el peso adecuado.



lunes, 8 de diciembre de 2014

NO RENUNCIES A LA CENA DE NAVIDAD POR NO ENGORDAR

Esta época es muy peligrosa para mantener nuestro peso ideal. Las comilonas se multiplican y es muy difícil no caer en la tentación. Quizás ya hemos tenido que enfrentarnos a cenas de amigos y empresa, pero lo más duro llega ahora, a partir de Nochebuena, cuando el picoteo campa a sus anchas y los manjares nos miran desde cualquier rincón. Lograr mantener nuestro peso entre tanto exceso es difícil, pero hay diversas precauciones que podemos tomar para no engordar, sin la necesidad de renunciar a estas cenas.
Empieza el día haciendo ejercicio: Hacer ejercicio nada más levantarnos no sólo nos ayuda a reducir el sedentarismo., basta con 45 minutos de ejercicio en la mañana para que nuestra inclinación por la comida disminuya.
Pésate dos veces a la semana: Uno de los problemas de la Navidad es que solemos descontrolarnos, pasando por alto nuestros hábitos alimenticios, y renunciamos a saber cuánto peso estamos ganando. Lo mejor es pesarse un par de veces por semana, para asegurarnos de que nuestro peso no sube demasiado.
No piques entre horas: Durante estas fechas hay que saber decir que no a ciertas tentaciones. En definitiva, mejor guarda fuerzas para las comidas realmente importantes.
Apuesta por las verduras y los platos al horno: Escoge el menú. Las cenas  navideñas no  tienen que ser hipercalóricos. Algunos de los platos deberían ser a base de verduras.  De segundo, lo ideal es  un plato al horno. Lo importante,  es deshacerse de la mentalidad de que las comidas de Navidad tienen que ser abundantes. Esto es lo que se debe evitar, no sólo para no engordar, sino para cuidar nuestra salud y la de nuestra familia.
Evita ir al banquete en ayunas: Una de las prácticas de las personas que tratan de no ganar peso durante la Navidad consiste en “reservar hambre” para las cenas, comiendo lo mínimo el resto del día. Si llegas a la cena de Nochebuena con un hambre espantoso lo más probable es que acabes comiendo mucho más de lo que deberías. Recuerda: es muy fácil perder el control frente a una mesa repleta de manjares.
Sé selectivo: Es muy probable que tengas que enfrentarte a todo tipo de entrantes, dos o tres platos y varios postres. Si te lo comes todo vas engordar. Por ello es mejor plantearse antes de empezar cuál va a ser el menú y seleccionar cuidadosamente qué plato no queremos perdernos. Lo  mejor es centrarse en el plato principal que más nos gusta, tomando menos del resto, que son las partes  que generalmente, tienen más calorías.
Cuida lo que bebes: La bebida es uno de los grandes peligros. No hay que decir que el alcohol es la mayor fuente de calorías, pero también son peligrosas las gaseosas, cuyo consumo se dispara en navidades. Evitar el consumo de alcohol por completo es difícil, pero si no quieres engordar lo mejor es que tengas cuidado. No pasa nada por tomar dos copas de vino, pero si tomas mas, te lo pasarás muy bien, pero engordarás. Nadie dijo que mantener nuestro peso en Navidad fuera fácil.
Come despacio: No es ningún secreto: comer rápido, además de ser poco saludablenos lleva a comer más. En las cenas navideñas se suele comer especialmente rápido, pues hay mucha comida, y los platos se suceden muy rápidamente. Concentrarse en comer despacio es la mejor manera de controlar lo que comemos.
Renuncia a los tapers: En Navidad siempre sobra comida que se reparte entre los hermanos y primos para repetir al día siguiente. Si no quieres ganar peso en Navidad lo mejor es que no entres en el reparto. Lo más probable es que vuelvas a tener una comilona al día siguiente, y eso es precisamente lo que debes evitar.
Compensa los excesos: No es necesario renunciar a las grandes comidas navideñas para mantener nuestro peso, pero es necesario compensar estas con una dieta ajustada en los días sin eventos. Lo ideal es apostar por las verduras, las ensaladas, la carne y el pescado a la plancha. Si eres estricto en este sentido, no sólo mantendrás tu peso, quizás incluso logres perder unos kilos. 


viernes, 5 de diciembre de 2014

TU LO SABES TE LO RECORDAMOS

Dales prioridad a los cítricos en tu dieta
Mantén en tu rutina estas frutas ricas en vitaminas y con muchas propiedades saludables
¿Sabías que dentro de las porciones de frutas que consumes al día, se recomienda que al menos una sea un  cítrico? Debes aprovechar la actual temporada para integrarlas a tu dieta, y por supuesto, mantenerlas al alcance. Estas te ayudarán a mejorar y conservar un adecuado estado de salud.
Cuando vayas al supermercado, escoge;  mandarinas, naranjas, toronjas, o limones son frutas que se conocen por su riqueza en vitamina A, vitamina C, ácido fólico, potasio, calcio, magnesio, entre otros.
Beneficios: Todas estas vitaminas y propiedades nutritivas promueven un sistema inmune y un adecuado estado de salud. Contienen una mezcla de vitamina C y ácido fólico que estimula la formación de glóbulos blancos, y mejora el sistema de defensa contra virus y bacterias. Los cítricos también se consideran alimentos probioticos, porque  favorecen el crecimiento de microorganismos beneficiosos en el colon, mejorando el tránsito intestinal y previniendo enfermedades relacionadas con la degeneración celular. Es oportuno recordar que contienen fibra soluble, la cual es primordial a la hora de realizar un plan nutricional. La fibra soluble da un mayor efecto de saciedad y contribuye así a ingerir menos calorías, provocando un efecto reductor de peso. Además, la fibra soluble ayuda a mantener un tránsito digestivo adecuado y prevenir el estreñimiento.
Los beneficios al consumir cítricos son múltiples, entre ellos tenemos: Efecto antioxidante. Protector cardiovascular,  fuente de vitamina C, promueven una mejor absorción del hierro proveniente de los vegetales. Efecto inmune. Al tener una gran cantidad de vitaminas y minerales, promueven el equilibrio en el sistema inmune.  Ayudan a prevenir el envejecimiento celular, por medio de un efecto antioxidante que mantiene la célula protegida.
Los cítricos se pueden consumir en jugos, sin agregar azúcar. Procura controlar la cantidad de frutas consumidas,  si te encuentras cuidando tu peso. Incluye los críticos en tus ensaladas verdes o vegetales verdes, para mejorar la absorción del hierro. Evita consumirlos en ayunas o con el estómago vacío, porque podrían provocarte problemas digestivos. Procura consumir los cítricos inmediatamente tras ser exprimidos o cortados, de lo contrario se pueden oxidar.

La piña es una buena fuente de vitamina C y agua
La piña es una fruta tropical que contiene una sustancia sulfurosa llamada bromelina, que es una enzima proteica que facilita la digestión, además de tener beneficios antiinflamatorios.
También es una excelente fuente de yodo, potasio, vitamina C, nutrientes fundamentales para la estructura ósea y dental, la formación de glóbulos rojos así como para la buena absorción del hierro en el organismo.
El principal componente de la piña es el agua, constituye alrededor del 85% de su peso. Esta cantidad de líquido la convierte en una fruta con un valor energético muy bajo, por lo que personas con sobrepeso pueden incluirla en su alimentación sin ningún problema.
Destaca su aporte de minerales importantes como potasio, magnesio, cobre y manganeso. Consuma la piña en refrescos, jugos, postres y ensaladas.

Fortalece los huesos con estos alimentos
Tener huesos sanos y fuertes previene a futuro desarrollar osteoporosis.  Por eso debemos tener una dieta equilibrada desde edad temprana. Nuestros huesos se terminan de formar en la adolescencia. En esa etapa se debe consumir de 2 a 3 veces al día lácteos, principal fuente de calcio. Otras fuentes de calcio son los vegetales de hojas verdes (brócoli, espinaca), soya, frutos secos como almendras, castañas y nueces, menestras como garbanzos y lentejas y pescados como sardina y caballa.
Mejor absorción:   Además, para una efectiva absorción del calcio, realiza actividad física. El deporte ayuda a la producción de hormonas que fijan el calcio junto con la vitamina D, que hay en higos, pecanas, atún, hígado y tras la exposición solar. La vitamina C (cítricos, papaya, melón, entre otros) promueve la formación de células de hueso.

Adultos: Los suplementos son para los adultos mayores, en quienes su sistema digestivo ya no absorbe de igual manera los nutrientes o por cambios hormonales producidos por la menopausia, por lo que deben contar con asesoría nutricional.