miércoles, 10 de diciembre de 2014

PEQUEÑOS PERO UTILES CONSEJOS

El apio, poro y nabo dan un buen aporte de fibra
Estos tres vegetales se caracterizan por su gran contenido de fibra, así como por sus propiedades diuréticas  y antioxidantes. También presentan vitamina A, B1, B2, B6 y C, y minerales como el potasio, sodio, calcio, hierro y fósforo. El poro, además de lo anterior, contiene yodo, indispensable para el buen funcionamiento de la tiroides
El apio, poro y nabo son incluidos en la alimentación de las personas que sufren de colesterol elevado, hipertensión arterial, diabetes y sobrepeso debido a su bajo aporte de calorías. Al consumirlos crudos o al vapor aprovechas todas sus vitaminas, ya que al hervirlos estas se pierden. Lo que sí se mantienen son los minerales y fibra.  Adiciona apio, poro y nabo finamente picados a tus ensaladas. Les darás un toque de sabor especial. Si los cocinaras en sopas, es recomendable que los incorpores a la cocción unos minutos antes de apagar el fuego. No al inicio.

Verano 2015: baja de peso consumiendo frutos rojos
Los frutos rojos son capaces de reemplazar a los alimentos ricos en azúcares refinadas que por su contenido alto en sacarosa son absorbidos rápidamente por nuestro organismo.
Los llamados frutos rojos son las fresas, moras, frambuesas, cerezas, arándanos, entre otros son frutas ricas en vitamina C y beta caroteno, así como en minerales como el potasio, el calcio y el hierro. En general, son recomendadas para tonificar y limpiar la piel. Asimismo, tienen una acción laxante y diurética, lo que las convierte en perfectos agentes depurativos del sistema digestivo y
las vías urinarias, tómalas en cápsulas o frescas.
Estos frutos pueden consumirse en grandes cantidades y solo aportarán pocas calorías, además de convertirse en el postre de nuestra dieta diaria.
Cómo consumirlos       
Frescos: Lávalos bien y aderézalos, ya sea con jugos de naranja, limón o crema batida.
Mermeladas o conservas: Opción para aprovechar la vida de la fruta y conservarla hasta por un mes sin necesidad de añadir preservantes.
Jugos y batidos: ya sea pasando por un extractor de jugos y consumiendo el zumo o procesándolos en la licuadora con yogurt natural, leche, jugo de naranja o mandarina.
La cereza: es considerada como uno de los mejores antiinflamatorios naturales debido a su contenido de antocianinas, siendo indicada  para pacientes que padecen enfermedades como la artritis, la gota, dolores y molestias musculares entre otros. Además por su bajo contenido de azúcar es perfecta para personas diabéticas y por su  aporte de fibra  favorece el tránsito intestinal  también están asociados a la mejora de la memoria, por lo que se recomienda  en la etapa estudiantil.  Tiene  melatonina, que influye en la calidad de nuestro sueño y en la regulación del ritmo cardíaco.
Recuerda que puede ser un buen complemento para tu almuerzo, Cómelas frescas como postre, te ayudarán en la digestión. Además aportan pocas calorías, por lo tanto te ayudan a mantener tu peso

Efectos del estrés en el metabolismo
El estrés altera nuestro organismo favoreciendo el incremento de peso, debido a la ingesta de comida poco saludable y la inactividad o sedentarismo que se da por falta de tiempo, ansiedad y cansancio. Por ello, es importante seguir las recomendaciones de una dieta equilibrada, teniendo en cuenta:
1)     Respetar los horarios de las comidas.
2)     Empezar el día con un buen desayuno y evitar las cenas copiosas o el consumo excesivo de líquidos antes de dormir.
3)     Dormir suficiente número de horas y de forma regular.
4)     Evitar hábitos tóxicos como el tabaco y el alcohol.
Si bien es importante tomar en cuenta estos aspectos en la alimentación como parte de un estilo de vida saludable, no podemos olvidar que la actividad física hecha con agrado nos ayudará a controlar los niveles de estrés y llevar el peso adecuado.