miércoles, 17 de diciembre de 2014

COMO CONTROLAR LOS ANTOJOS

Los diferentes alimentos y sus respectivos valores nutricionales contribuyen a nuestra alimentación,  es realmente un mundo extenso y apasionante. Son muchos los datos acerca de nuestro estado nutricional que los antojos alimenticios nos pueden brindar. Veamos la relación entre estas ansias de comer determinados alimentos y nutrición, ya que la forma de controlar los antojos es saber que son y porque se produce.
¿Qué son los antojos?
Se considera antojo a una situación muy especial en la cual la persona necesita consumir un alimento específico. En general, la población entiende por antojo algo selectivo, pero la realidad es que el organismo no lo recibe como tal. El organismo tiene sensores que marcan una disminución del azúcar en sangre, lo cual produce que la persona tenga ganas de comer algo dulce.
¿Por qué se producen los antojos?
El cerebro monitorea constantemente los niveles de aquellos nutrientes fundamentales para el organismo, como minerales, vitaminas, aminoácidos y ácidos grasos esenciales. Cuando existe una deficiencia de alguno de esos nutrientes, el mensaje de pedido que nuestro cerebro emite lo recibimos como un antojo de algún alimento que contenga ese nutriente.
Por este motivo es que decimos que los antojos de alimentos no saludables se pueden controlar: bastará con reemplazarlos por alguna comida que contenga esos nutrientes que nos faltan.
¿Cualquier persona puede tener antojos?
Por supuesto. En todo antojo hay dos componentes, uno psíquico y otro orgánico. El psíquico se puede dar porque la persona vio una publicidad sobre algún producto o pasó por un comercio determinado, y entonces le dieron ganas de consumirlo. Lo orgánico tiene que ver con los sensores de nuestro cerebro. Por otra parte, hay que saber diferenciar un simple antojo de la alimentación compulsiva, que tiene que ver con un desequilibrio fisiológico.
¿Cómo debemos manejar un antojo y hay que ceder ante él?
Depende de cada caso. Cuando tenemos antojo de comer algún producto sano podemos darle rienda suelta a ese deseo. Y, en caso de que se trate de algún alimento que posea gran cantidad de grasa o hidratos, es recomendable consumir una cantidad mucho menor. Si, por ejemplo, tenemos antojo de dulce de leche, deberíamos conformarnos con algunas cucharadas y no pretender comer medio frasco.
Necesidades alimenticias y antojos
Lo que tenemos que saber es cuál es la deficiencia detrás de cada antojo.
Antojos de dulces: Un deseo de comer cosas dulces puede significar una falta de ácidos grasos Omega-3. Consumir por ejemplo 2 cucharadas diarias de aceite de lino, aceite de coco, suplirá esa carencia. El antojo de dulces también puede tener que ver con una falta de proteínas o con fluctuaciones en los niveles de azúcar en sangre. Para ello evita caramelos y productos de pastelería, y elige una porción de fruta y carbohidratos como cereales integrales.
Antojo de alimentos salados: Un fuerte antojo de alimentos salados puede significar una deficiencia de sodio. Para combatirlos, puedes comer apio o pepino, alimentos que son muy buena fuente de sodio.
Antojos de chocolate: En el caso del chocolate, la causa más común es la falta de magnesio. Para una deficiencia de magnesio, consume nueces, pescado, semillas y vegetales de hojas verdes. Y si eliges chocolate, cuida que sea un chocolate amargo de buena calidad.
Antojos de queso: Los antojos de queso pueden indicar una deficiencia de ácidos grasos esenciales. Para evitar consumir tanto queso puedes complementar con nueces, salmón y semillas de lino.

Antojos a la noche: Los antojos por la noche pueden significar una falta de nutrición durante el día. Elige alimentos con proteínas para darle a tu cuerpo los ingredientes que necesita: un huevo duro, un yogurt, un poco de queso o un puñado de frutos secos (nueces, almendras, pistachos) te darán el aporte proteico necesario. Todos los antojos de comida hablan de deficiencia en algún componente muy importante para nuestro organismo, y siempre hay otras opciones disponibles para satisfacer la verdadera raíz del antojo y no alimentarse de comida chatarra. Controlar los antojos de alimentos no es demasiado complejo. Ya sea antojo de alimentos salados, dulces, chocolates, todo puede ser sustituido por alimentos más saludables. ¿Tienes este problema?