lunes, 2 de marzo de 2015

ACTUALIDAD

Expertos en salud 'endulzan' sus informes sobre empresas alimentarias
Científicos de salud pública han recibido millones de libras en forma de fondos de investigación de las empresas de alimentos y bebidas
GRAN BRETAÑA: Los principales científicos de salud pública que asesoran al Gobierno británico en materia de nutrición han recibido millones de libras en forma de fondos de investigación de las empresas de alimentos y bebidas.
La consecuencia: Informes especialmente beneficiosos con las citadas empresas.
Los expertos que trabajan para la Investigación de la Nutrición Humana (HNR, por sus siglas en inglés) financiada por el Gobierno británico han recibido un total de casi 250.000 libras esterlinas (338.000 euros) anuales durante la última década por parte de compañías como Coca-Cola, PepsiCo, Marte y Nestlé, según una investigación de la revista 'British Medical Journal'.
El estudio pone de manifiesto la parcialidad e intereses de los distintos gobiernos británicos en medio de una creciente epidemia de obesidad. También denuncia amplios vínculos entre los miembros del Comité Científico Asesor en Nutrición (CSN, por sus siglas en inglés) que asesora al Ejecutivo sobre la dieta y la nutrición y la industria de alimentos y bebidas.
Aseem Malhotra, cardiólogo y director científico de la coalición 'Acción contra el azúcar', admitió  que los  resultados de la investigación son "preocupantes". "Creo que la sociedad se sentirá horrorizada con el hecho de que se aconseje a la gente qué comer. Mientras reciben dinero de la industria alimentaria".
A juicio de Malhotra, los científicos implicados en el escándalo deberían dimitir.

Los riesgos y daños potenciales de los suplementos dietéticos
El médico David S. Seres es director de nutrición médica y profesor de Medicina en el Instituto de Nutrición Humana en el Centro Médico de la Universidad Columbia. Opina  en este texto que pertenece exclusivamente a él.
Cuidado con los suplementos que prometen nutrirte, ayudarte a adelgazar o solucionar una enfermedad.
En cuatro grandes tiendas minoristas (Wal-Mart, GNC, Target y Walgreens) se detuvieron las ventas de los suplementos dietéticos porque no son polvos o píldoras milagrosas. Pocas afirmaciones son respaldadas por la ciencia, incluso no sabemos cuando la sustancia que está en la etiqueta en realidad está en la botella (que hemos aprendido que no podemos saber al 100%), y muchas otras han demostrado ser inefectivas.
En Estados Unidos hay poca regulación de cualquier cosa llamada suplemento dietético. Estas empresas afirman que el efecto de salud, y seguridad, de sus suplementos están probados. Cuando en la mayoría de los casos no es cierto.
Pero  nosotros en la comunidad de salud  tenemos la culpa por la confusión.
Primero, nos contradecimos cada vez que emitimos una nueva serie de pautas  Y hay docenas de pautas de dieta adicionales publicadas cada año por organizaciones profesionales. Con todo esto, los consumidores pueden sentirse abrumados y al pensar que los expertos de salud no tienen todas las respuestas, acuden a modas y suplementos de salud.
Segundo, no hay controles, en lo que respecta a los suplementos, para regular cómo podríamos estar sesgados por conflictos de interés. Esto es ilegal en lo que se refiere a los farmacéuticos. No tanto con los suplementos.
Duncan de Puré Health, LLC, afirmó ser un experto en nutrición a pesar de no tener, un grado universitario para comprobarlo. Actualmente, es demandado por el Ministro de Justicia de Texas por presentarse falsamente como médico. El pensamiento mágico de que los nutrientes o las hierbas que consumismos no tienen potencial dañino a veces no se cuestiona. Pero hemos visto de vez en cuando que las intervenciones nutricionales que suenan grandiosas pueden resultar dañinas.
La ciencia nutricional es muy compleja. Si estas sustancias son efectivas, actúan como medicamentos y deben regularse como tal. Debido a la falta de ética como hemos visto y la ausencia de fuertes prohibiciones, no permiten mejorar las leyes al respecto. Pero, mientras tanto, hay que dejar claro a los compradores que tengan mucho cuidado y no pongan en juego su salud.