viernes, 2 de enero de 2015

SABIAS QUE

Los hábitos saludables podrían evitar siete de cada 10 cánceres
Tener una alimentación saludable, realizar ejercicio físico habitualmente y no fumar son la combinación perfecta para prevenir un 70 por ciento de la aparición de los casos de cáncer, según explica la presidenta del Consejo General de Dietistas y Nutricionistas (CGDN), Alma Palau. 
Alma Palau señaló que no hay ninguna dieta milagrosa que cure esta enfermedad, pero la alimentación ayuda a la pronta recuperación de los efectos nocivos de la medicación y a luchar contra este mal. Es más, con lo que se come, se puede contribuir, incluso, a no tener que utilizar tantos fármacos durante el tratamiento.
La presidenta del CGDN desveló, además, que la quimioterapia, es una medicación muy agresiva que te deja secuelas a nivel del sistema nervioso, óseo y en el organismo en general y, desde la alimentación, se puede conseguir que estos efectos secundarios se reduzcan muchísimo y mejore la calidad de vida. Asimismo, defendió que igual que los médicos derivan a los enfermos de cáncer a psicólogos o a otros especialistas, también deben hacer lo mismo con los dietistas y nutricionistas. 
Datos contrastados:
En la actualidad, las evidencias científicas señalan que el consumo de bebidas alcohólicas, una elevada ingesta de carnes rojas y procesadas, el fast food, los alimentos sazonados con mucha sal, los quemados o ligeramente carbonizados y el aceite de la freidora muy usado pueden incrementar el riesgo de padecer cáncer. Un estilo de vida sedentaria y un patrón de comida muy energética, así como un alto consumo de azúcares libres que promueva el sobrepeso y la obesidad están relacionados con mayores probabilidades de desarrollar esta enfermedad. 
En cambio, los nutrientes de origen vegetal, que producen fitoquímicos vegetales o compuestos bio activos, han demostrado  disminuir el riesgo de padecer este mal. Así, una dieta rica en productos integrales, frutas, hortalizas, legumbres, frutos secos y aceites de semillas, junto a un estilo de vida saludable con ejercicio físico y ausencia de tabaco, es la mejor arma para prevenirlo. 

Tips de nutrición, para un desayuno saludable: A pesar de las recomendaciones, son muchas las personas que apenas desayunan o lo hacen de manera insuficiente, algo especialmente preocupante en el caso de los niños. Comentamos este decálogo de consejos a tener en cuenta. 
1) Un desayuno completo debe aportar al organismo entre el 20 y el 25% de la energía diaria.
2) Es fundamental retomar la costumbre de desayunar correctamente para empezar el día con buen ánimo, vitalidad y sentido del humor. 

3) Todo desayuno debe contener nutrientes básicos: hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y fibra. 
4) Alimentos indispensables para un desayuno completo son los lácteos, aceites de oliva, pan, cereales, zumos de frutas, fruta y frutos secos.

5) Desayunar resulta fundamental siempre, pero si cabe, es aún más importante durante la infancia, la adolescencia, el embarazo y la lactancia. 
6) Un buen desayuno es el combustible energético que permite a nuestro cuerpo su puesta en marcha y desarrollar su actividad durante la mañana, aumentando nuestro rendimiento físico e intelectual, y facilitando la concentración y la memoria. 

7) La primera comida del día regula el apetito y la sensación de hambre a lo largo del día, evitando el picoteo y la ansiedad que nos lleva a comer en exceso a la hora del almuerzo.
8) Desayunar bien permite una correcta distribución de las calorías a lo largo del día, ayudando a mantener un peso adecuado y mejorando la calidad de la alimentación. 

9) Está comprobado que aquellos que desayunan apropiadamente tienen menos riesgo de padecer obesidad. Las personas que desayunan suelen tener un peso más adecuado y están más delgadas que las que se saltan el desayuno.

10) Entonces diremos que el desayuno es clave en la dieta.