viernes, 23 de enero de 2015

SABIAS QUE

Las fresas ayudan a la formación de colágeno
Las fresas son muy carnosas, refrescantes y nutritivas. Su color rojo intenso, producto del licopeno (un potente antioxidante), las hace más apetitosas.
“Esta fruta le hace la competencia positiva a los cítricos debido a su alto contenido de vitamina C. Igualmente, presenta vitamina E y flavonoides, que retrasan el envejecimiento y combaten los radicales libres y las infecciones.
Además de ello, presenta pectina (fibra soluble), que combate el estreñimiento y el colesterol elevado, polifenoles (nos protegen de las enfermedades cardiovasculares) y potasio (previene los calambres). Según el especialista, las fresas ayudan a la formación de colágeno, nutriente esencial para la regeneración de la piel.
Consejos importantes:
Cuando vayas a la playa, consume una porción de fresas (enteras o en jugo) para que la radiación solar no afecte mucho la piel.
Al mezclarla con un lácteo (leche, yogur) haces que el calcio de este último sea  mejor asimilado.
Se debe consumir solo de 1 a 2 porciones de fresas al día (una porción equivale a una taza de fresas enteras o un vaso de jugo).
Las personas con gastritis, colon irritable o alergias deben evitar su consumo o consultar con su médico.

Cinco alimentos contra el glaucoma
El poder nutricional de ciertas comidas pueden prevenir el glaucoma, las cataratas, la degeneración macular y otras enfermedades oculares. Debiéramos crear  conciencia sobre el glaucoma, que es la principal causa de ceguera
Col rizada: Al igual que la acelga, las espinacas, los berros, el brócoli y los espárragos, contienen dos componentes relacionados con la vitamina A y el beta caroteno, que se cree protegen los tejidos del ojo del daño solar y reducen el riesgo de desarrollar glaucoma, cataratas y la degeneración macular.
El salmón: Este pescado es rico en ácidos grasos omega-3. Este tipo de grasa ayuda a controlar la inflamación de la mácula y previene su degeneración. La omega-3 se encuentra también en las sardinas, el atún y la trucha.
Frutos cítricos
Las naranjas, mandarinas, limones, toronjas y otros frutos cítricos contienen una gran cantidad de vitamina C, un fuerte antioxidante que puede ayudar a reducir el riesgo de glaucoma y las cataratas. Las fresas son otras de las frutas ricas en vitamina C que son recomendadas para la buena salud de los ojos. Se sabe que la carencia de vitamina C puede incidir en la aparición de degeneración macular asociada con la edad.
Camote
Este tubérculo de tono naranja es buena fuente de beta caroteno, que puede retardar el progreso de la degeneración macular. El beta caroteno y la vitamina A ayudan a combatir las infecciones oculares, así como el glaucoma. .
Té verde
Este producto, hecho de la planta camellia sinensis, contiene antioxidantes que pueden ayudar a reducir el desarrollo de las enfermedades oculares.

¿Sufres de indigestión?
Comer es un placer sobre todo cuando se trata de comidas especiales, sin embargo, eso no justifica excesos y maltratos a nuestro estómago, ya que podríamos sufrir una indigestión. Hay que comer con moderación.
Sin embargo, comer en exceso no es la única razón por la que uno podría sufrir una indigestión. Lo que uno come, la hora en la que uno come, lo que bebe y otros factores y hábitos alimenticios influyen en el proceso de digestión.
En ese sentido, El Mundo entrevistó a la doctora Irene Bretón, del grupo de nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), quien dio recomendaciones para tener una buena digestión y evitar malestares.
Consumir una comida en abundancia puede por sí misma producir sensación de ´digestión pesada´, dolor en el abdomen o distensión. Y si se trata de comidas ricas en grasa, pueden causar severos malestares.