miércoles, 30 de julio de 2014

SABÍAS QUE

África debe reducir sus tasas de desnutrición y mortalidad infantil, si quiere alcanzar los niveles de productividad que le permitan competir en un mercado global.
La Universidad de Adís Abeba invistió como  doctor honoris causa a Bill Gates, reconvertido en filántropo al frente de la fundación que preside junto a su esposa Melinda, y cuya labor en este país y África fue reconocida por Etiopía. "No hay un camino para el crecimiento duradero en África que no sea el del crecimiento generalizado. No es posible que África busque la prosperidad sin proveer de salud y nutrición a todos, incluyendo a los más pobres", dijo Gates, tras recibir el título.
El apoyo de la Fundación Bill y Melinda Gates ha sido crucial en la reducción de la pobreza en Etiopía,  Este país es un ejemplo en África por el volumen de inversión que destina a la salud, que ha triplicado desde el año 2000, y también por su inversión en el sector agrícola. Esto ha permitido triplicar el ingreso per cápita del país en la última década y media. La tasa de mortalidad de los menores de cinco años en Etiopía cayó un 67% entre 1990 y 2012, lo que permitirá que el país cumpla sus Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de la ONU antes de 2015. Gates atribuyó el éxito de Etiopía en la disminución de las tasas de mortalidad infantil al despliegue de 38.000 trabajadores sanitarios en 16.000 centros de todo el país. "El Gobierno federal  etíope reconoció que si quería cumplir con los ODM, debía expandir los servicios de atención primaria en todo el país, sobre todo en el campo", dijo Gates. "El auge de este continente dependerá de que sus líderes, en Etiopía y en toda África, estén abiertos a aprender los unos de los otros y de su propio pueblo", concluyó.

Estadísticas de España: 4 de cada 10 españoles reconoce que come mal
El 39,73% se preocupan menos por su alimentación y reconocen comer "cualquier cosa", según los resultados del estudio elaborado por el instituto Sondea, que ha encuestado a un total de 2.044 personas y que se ha presentado en la novena edición del Panel Herbalife sobre Hábitos de Vida saludable de los Españoles.
La causa principal de estos hábitos de alimentación poco saludables, ha sido la crisis pues un 59,9 %  ha asegurado que desde que empezó la recesión económica destina menos presupuesto del mes a realizar la compra, o en su defecto, consumen alimentos más baratos, por lo que además de reducir la cantidad, también se ha reducido la calidad.
Además, 4 de cada 10 personas confiesa que come a deshoras. La población está adquiriendo hábitos alimenticios poco saludables. Nos estamos alejando de nuestra dieta mediterránea, que es la base de nuestra cultura gastronómica. Es importante que la recuperemos ya que una buena nutrición es una de las claves para una buena salud.

No todas las personas deberían consumir edulcorantes
Camilo Aburto de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Andrés Bello (Chile), afirmó que no todas las personas pueden consumir edulcorantes. Los edulcorantes  utilizados en la actualidad son el aspartame, acesulfame de potasio, sacarina, sucralosa, stevia y ciclamato.
Aspartamo o espartame no debe ser consumido por quienes sufren migraña o fibromialgia.
No hay edulcorantes para adultos o niños, por lo que siempre hay que fijarse en la dosis diaria recomendada. Se sugiere su uso sobre los seis años de edad, en embarazadas no se recomienda, dado que traspasa la placenta.
Los diabéticos sí pueden consumir sucralosa, ya que se hace a partir de azúcar, pero el organismo no reconoce a la sucralosa como un azúcar. No contiene calorías.
Los últimos estudios han demostrado que la stevia, que reduce los niveles de glucosa e insulina en la sangre, puede ser más útil que otros edulcorantes en el manejo de la diabetes. Su compuesto no estimula el apetito, por lo que no hay riesgo de incremento de peso. También tiene probado su efecto hipotensor.
Por cada cucharadita menos de azúcar, ahorramos 20 kilocalorías, por lo tanto si al día consumimos café, leche o bebidas con edulcorante, podemos ahorrarnos 200 kilocalorías. Hay que tener en cuenta que la alimentación debe ser balanceada y hacer ejercicio regular. Respecto a en qué se diferencia un endulzante de otro, explicó que se debe principalmente al dulzor: la sucralosa tiene un dulzor 600 veces más que el azúcar,  la stevia y la sacarina tiene un dulzor 300 veces más que el azúcar,