viernes, 4 de julio de 2014

CONOCIENDO LAS VERDURAS

La alcachofa 
Uno de sus mayores componentes es el agua, luego hidratos de carbono, fibra; cantidades medias de proteínas en comparación con otras verduras e insignificante de grasas.
Entre las vitaminas destaca la presencia de B1, E y B3, estas últimas en cantidades poco significativas comparadas con otros vegetales.
La B1 interviene en el aprovechamiento de los hidratos de carbono, grasas y proteínas y en el equilibrio del sistema nervioso.
El mineral más abundante es el potasio, si bien se puede considerar a la alcachofa como una de las hortalizas de mayor contenido en magnesio, fósforo y calcio y con cantidades medias de sodio. A pesar de su contenido en calcio, éste, debido a su condición vegetal, se aprovecha menos en el organismo que el calcio que contienen los lácteos u otros alimentos de origen animal.
La fibra, abundante en las alcachofas, favorece el tránsito intestinal. La alcachofa ha sido el prototipo de hortaliza sana, de amplio espectro medicinal. Se ha recomendado habitualmente en el campo de la nutrición por considerar que su consumo es muy saludable a distintos niveles del organismo, gracias a sus reconocidas propiedades  hepato protectoras y diuréticas.

La Caigua
Es un vegetal de importantes propiedades y de escaso valor calórico, que se ha dado a conocer por su asombrosa acción en la salud.
Es un fruto originario de Perú y poco conocido en el mundo, sin embargo diversos estudios realizados en la Universidad Cayetano Heredia de Lima, indican que su composición interviene en el metabolismo de los glúcidos y las grasas (lípidos)
Este posee cerca de un 93% de agua y está compuesta por pectina, materia albuminoide, carbohidratos, sustancias lipídicas, proteínas, vitamina C, sales y minerales como: calcio, hierro, fósforo, selenio, magnesio y zinc.
Uno de los compuestos más estudiados es el sitosterol 3 beta-D glicósido que tendría propiedades benéficas asociadas al tratamiento del colesterol.
Además tiene vitaminas: Tiamina, Vitamina C. Un compuesto esteroidal al que se atribuye su poder hipoglicemiante y antilipémico que evita la subida del LDL (el colesterol malo).  Y Lipoproteínas de baja densidad.

La Berenjena
No destaca por su valor energético ni nutritivo, por su escaso contenido proteico, hidrocarbonado y mineral. El agua es el elemento mayoritario de su peso.
Comparada con otras verduras y hortalizas, contiene una cantidad intermedia de fibra. El aporte de sales se lo da el potasio, el mineral más abundante, y en su composición se contabilizan cantidades discretas de fósforo, calcio, magnesio y hierro.
En cuanto a su carga vitamínica, sobre todo folatos y vitamina C, no resulta significativa  Dado su escaso valor energético, la berenjena puede formar parte de cualquier dieta de control de peso, para ello se ha de elaborar con poca grasa. Puede llevar el adjetivo de verdura aperitiva y tonificante gracias a algunos de sus componentes.
Los responsables de su ligero sabor amargo son reconocidos por su efecto colagogo, es decir, que estimula el buen funcionamiento del hígado y facilita el vaciamiento de la vesícula biliar, de manera que favorece la digestión de las grasas.
Recientemente, científicos del Servicio de Investigación Agrícola de Estados Unidos han identificado en la berenjena niveles elevados de ácido clorogénico, uno de los más potentes antioxidantes producidos en las plantas. También  se han identificado flavonoides, pigmentos que le dan el color morado, con propiedades antioxidantes. Los estudios indican que estos ayudan a disminuir los niveles de colesterol mediante una modulación de su metabolismo y una mayor excreción del mismo.
Por otra parte, se conoce que la berenjena cruda contiene cierta cantidad de solanina, un alcaloide tóxico, más abundante en las partes verdes de la planta y en los frutos poco maduros. Este alcaloide puede provocar migraña y alteraciones gastrointestinales. Esto no supone ningún problema para la salud si se consume la berenjena madura y siempre cocinada, ya que la sustancia es termolábil, por lo que desaparece con el calor.