lunes, 7 de julio de 2014

QUESO

El queso es uno de los alimentos más importantes de la dieta de toda persona por su aporte de calcio y proteínas; también contienen vitaminas A, B2, niacina, B12, y D, además de minerales como el zinc y el fósforo; para los vegetarianos es el complemento necesario para compensar las proteínas no obtenidas de ninguna carne y en general son usados para una gran cantidad de recetas o platos incluyendo las ensaladas de verano o las meriendas.
Es cierto que los quesos son altamente calóricos, pero es posible distinguir aquellos, que son los más adecuados si no queremos subir de peso. Entre ellos tenemos el queso de cabra y el queso fresco, la cantidad de calorías en estos es menor, con relación a otros quesos, hay quesos que son elaborados con leches bajas en grasa y tenemos en este caso el queso cottage y el queso mozzarella, que para bajar de peso son una buena opción.
Tenemos tantas variedades en el mercado que es posible elegir, te damos algunas con sus cantidades en calorías, grasas y sodio para que busques la que más te acomoda.
Es bueno saber que si eliges alguno con muchas calorías lo puedes usar para darle sabor a algún plato y en poca cantidad, de esta forma no te limitas y aprovechas el calcio que se encuentra en mayor cantidad en los quesos de sabor fuerte.  

El queso blanco:
Este tipo de queso tiene poquísimo sodio y menos grasa saturada que los amarillos. Es obtenido de la coagulación de la leche con ácido láctico y levadura. Por cada 100 g (3 rebanadas) se obtienen 264 calorías, 20,2 g de grasa (11 g de grasa saturada), 3,2 g de carbohidratos, y 17,4 g de proteínas. Se usa en sándwiches, tortas y omeletes, también como relleno de las papas asadas.

El queso de ricota:
Es una buena combinación de poco valor calórico y bajo en grasas saturadas con una carga menor de sodio. Es el resultado de la acidificación del suero de quesos. Por cada 100 g (2 rebanadas) se obtienen 140 calorías, 8,1 g de grasa (4,5 g de grasa saturada), 3,8 g de carbohidratos, 12,6 g de proteínas. Se usa para los rellenos de masas o tortas integrales, sándwiches, ensaladas o acompañar platos a la parrilla.

El queso cottage:
Es una opción fresca y blanda hecha con granos de cuajada fresca, cremosa y de baja acidez.
Es un queso muy usado por los deportistas o aficionados al seguir sus dietas bajas en calorías.
Por cada 100 g (6 cucharadas soperas) se obtienen 103  calorías, 4,5 de grasa (2,8 g de grasa saturada), 2,7 g de carbohidratos, y 12,5 g de proteínas. Se lo consume con patés, sándwiches o para gratinar algunas comidas.

El queso mozarela light
Este queso tiene más grasa saturada que el queso blanco pero su contenido total de grasa es normal; suministra más calcio y fósforo. Por cada 100 g (7 rebanadas) se obtienen 254 calorías, 16 g de grasa (10 g de grasa saturada), 2,8 g de carbohidratos,  y 24 g de proteínas. Es muy usado en las pizzas, omeletes, macarrones, o sándwiches.

Quesos para consumir con moderación
Hay un grupo de tres quesos que forman parte de la dieta de la mayoría de las personas con los que hay que tener cuidado cuando se sigue ciertas dietas específicas para ganancias musculares o adelgazamiento.
El cheddar por cada porción de 100 g posee 403 calorías, 33 g de grasa (21 g de grasa saturada) y 621 mg de sodio.
El parmesano rallado por cada porción de 100 g posee 431  calorías, 29 g de grasa (17 g de grasa saturada) y 1 844 mg de sodio.
El provolone por cada porción de 100 g posee 351 calorías, 27 g de grasa (17 g de grasa saturada) y 876 mg de sodio.
: