lunes, 2 de septiembre de 2013

HABLEMOS DE PREVENCIÓN

La nutrición es un factor determinante en la aparición de algunos tumores, como el de colon y próstata. El tomate es un alimento especialmente importante en la prevención del cáncer de colon y próstata
Una dieta saludable, acompañada de actividad física moderada y un control del peso, puede prevenir entre un 15 y un 30 por ciento de los tumores. Estas son las estimaciones que hacen los investigadores en oncología sobre la relación entre el cáncer y la nutrición.

El tomate
Un alimento especialmente importante en la prevención del cáncer de colon y próstata, que es el que se da con más frecuencia si sumamos  la cantidad de hombres y mujeres. El alimento especialmente apreciado por los investigadores es el tomate,  porque es muy rico en una sustancia que se conoce como licopeno, que es la que proporciona a los tomates su color rojo característico.
Pero, en general, se puede decir, que las dietas ricas y variadas en vegetales, y frutas son protectoras de una buena cantidad de tumores, como lo son también los alimentos ricos en fibras, aunque no de tantos cánceres.
Una dieta que sea lo más natural posible, que los alimentos que la forman y la preparación al cocinarlos no sean muy elaborados, que tenga un componente importante de productos de origen vegetal y ricos en fibra, y que además sea variada, en general tiende a resultar beneficiosa.
Estudios experimentales en animales también apuntan a la soya, rica en estrógenos vegetales, como una sustancia protectora del cáncer de mama, pero los realizados en los humanos no han sido hasta el momento concluyentes en este sentido. Los estudios desarrollados en poblaciones asiáticas, que tienen un consumo muy elevado de soya, sí han señalado a esta sustancia como protectora del cáncer de mama, pero ese efecto no se ha apreciado en los que se han hecho en los países occidentales, con lo que se considera necesario seguir investigando.

El alcohol, factor de riesgo
Respecto al cáncer de mama, el más frecuente entre las mujeres,  no existe un conocimiento tan afinado, como el de colon o próstata, sobre el tipo de alimentos que lo pueden prevenir. No obstante, sí se sabe a ciencia cierta, porque así lo han señalado diversos estudios, es que el alcohol es un factor de riesgo y lo es en tal medida que se puede decir que por cada diez gramos de ingesta de alcohol puro se incrementa el riesgo de padecer un cáncer de mama en un diez por ciento.

La obesidad
Otro factor de riesgo es la obesidad, el ganar peso en la menopausia, de tal forma que por cada cinco puntos de ganancia del índice de masa corporal la probabilidad de padecer un cáncer de mama se incrementa entre un 9 y un 12 por ciento. Por ello, un protector de este cáncer es la actividad física, y que se realice de forma regular.
Hay otros factores que influyen en la aparición del cáncer de mama, pero no hay evidencias sobre ellos, sólo sospechas y una de ella es la dieta mediterránea

Aceite de oliva
Es  el aceite de oliva, uno de sus elementos protectores, del cáncer de mama

Carne roja
Lo que parece estar claro es que un consumo excesivo de carne puede acabar siendo un elemento de riesgo para la aparición del cáncer aunque tampoco se puede decir que comer carne es cancerígeno.  Pero comerla en exceso incrementa la probabilidad de desarrollar un cáncer, sobre todo de colon.

Consejo
La nutrición es un factor de prevención del cáncer lo mismo que es importante la actividad física y la  dieta saludable.