viernes, 27 de septiembre de 2013

¿SABIAS QUE?

LA NUTRIGENETICA
La nutrigenética o dieta del ADN es la respuesta a la búsqueda de una dieta perfecta y personalizada, gracias a la información genética se pueden conocer las necesidades nutricionales del organismo a ese nivel. Y nos servirá para prevenir enfermedades como las cardiovasculares o la obesidad, podrá tener una aplicación práctica "en tres o cuatro años".

La nutrigenética o dieta del ADN terminará sustituyendo a las distintas dietas que existen en la actualidad, ya que la información recabada en los genes proporcionará una respuesta muy precisa sobre qué alimentos serán los más adecuados en nuestra dieta diaria, nada que ver con la dieta que nos pueda aconsejar un especialista nutricionista basándose en los métodos tradicionales, en las experiencias personales o en los conocimientos en los que no se contempla la genética. Por supuesto, las dietas milagrosas podrían ser definitivamente erradicadas.

La relación entre genética y obesidad está más avanzada ya que la primera puede influir en un 50 % en la segunda. Se conoce que existen más de cuarenta genes que intervienen en esta enfermedad, por lo que una persona que tenga 30 de estos marcadores genéticos será obesa si no cuida la dieta, mientras que otro con cinco o diez no tendrá que ser tan estricto.
Además, gracias a la nutrigenética, los nutricionistas pueden conocer el perfil de los genes y si éstos están más relacionados con el control del apetito o del metabolismo de las grasas. Así, puede saber de antemano en qué pacientes funciona mejor el ejercicio o una determinada dieta.

La investigación y la tecnología ayudan a disminuir los riesgos conociendo de antemano nuestra predisposición genética y siguiendo las pautas adecuadas, pero también se sabe que "la educación del individuo es suficiente para vencer la predisposición genética a la obesidad".

La nutrigenética permitirá rectificar el desajuste existente entre los nutrientes aportados por la alimentación y lo que los genes pueden asimilar.


LA NUTRIGENÓMICA
No hay que confundir la Nutrigenética con la Nutrigenómica.
La nutrigenómica sería la ciencia responsable de explicar los mecanismos por los que determinados nutrientes de los alimentos pueden alterar la estructura de la información genética.
Algunos genes son relacionados con las posibilidades de sufrir determinadas enfermedades, como puede ser la diabetes o el cáncer, la expresión de estos genes podría ser modificada a través de la alimentación reduciendo el riesgo de padecer las mencionadas enfermedades.

La nutrigenómica se puede utilizar para estudiar determinadas enfermedades en las que la alimentación o el metabolismo estén implicados. En un estudio, los expertos trataban de diseñar un menú a partir de un análisis genético de la saliva, concretamente se estudiaba una variante del gen MTHFRs, responsable de un aumento de los riesgos cardiovasculares y una variante del gen VDR, responsable de la disminución de la sensibilidad a la vitamina D y por tanto de incrementar las posibilidades de sufrir enfermedades como la osteoporosis.
Los expertos debían diseñar una dieta que proporcionara a estos genes las necesidades nutricionales a fin de reducir los riesgos de sufrir las enfermedades antes mencionadas.

En un futuro no muy lejano, la secuenciación del genoma de cada persona será una realidad, una información muy valiosa con la que los especialistas médicos o dietistas genetistas interpretarán para proporcionarnos la dieta más recomendable para el buen funcionamiento de nuestro organismo.