miércoles, 3 de julio de 2013

CONVERTIR PLATOS CALÓRICOS EN OPCIONES SALUDABLES

La gran mayoría de las personas soñamos con poder comer de todo y no engordar, ya les digo que eso es tan difícil como sacarse la lotería, pero podemos aprovechar algunos recursos que van a hacer que nuestros platos favoritos bajen un poco sus calorías y por lo tanto no permitan que nuestras comidas se conviertan en una tortura solamente al verlas. Podemos cambiar un poquito y convertir esas combinaciones tan sabrosas en algo más saludable y nutritivo.
El secreto está en  alterar el modo de preparación o de sustituir algunos ingredientes por opciones más light y disfrutar del placer de comer sin culpa.

Conozcamos, como  “adelgazar” nuestros platos calóricos favoritos:

Filete de res con papas fritas: disminuimos 300 calorías.
La carne roja y las papas fritas tienen muchas grasas saturadas. El truco es elegir un corte de carne más magro y prepararlo a la plancha, sin aceite. Las papas pueden ser azadas en el horno en vez de ser fritas en una piscina de aceite. Reduciremos las grasas a la mitad.

Hamburguesa con queso + batido de chocolate: disminuimos 250 calorías.
Esta combinación es rica en grasas y azúcar. Lo que puedes hacer es batir leche sin grasa con chocolate en polvo sin azúcar y helado de yogur. La hamburguesa debe ser preparada de forma casera, con un corte de carne sin grasa y hecha a la plancha. Prefiere queso bajo en calorías y pan integral. Reducirás calorías y aumentarás la cantidad de fibras.

Pizza + refresco: disminuimos 190 calorías.
La combinación también es rica en grasas y azúcar, lo que puedes hacer es elegir una masa de pizza fina con coberturas más saludables como rucula, (tipo de lechuga que nos ayuda con la anemia), espinacas, escarola, atún, queso light. Prefiera refrescos sin azúcar.

Pan con mantequilla: disminuimos 100 calorías.
Rico en carbohidratos y grasas. Prefiera pan integral o light, retire las migas. Utilice poca mantequilla o cámbiela por aceite de oliva extra virgen.

Las comidas reconfortantes, no las debemos dejar:
Si normalmente consumes estos alimentos todos los días, reduce la frecuencia a una vez por semana, y más adelante a una vez al mes. De esa manera, reducirás las calorías que ingieres al no consumir la comida que te hace subir el peso.

Si su alimento favorito es una barra de chocolate por la tarde, consuma una barra de tamaño más pequeño o solo la mitad de una barra. Pero tenga cuidado. Porque la mitad restante puede ser  demasiado tentadora. Esto funciona bien para algunas personas, pero no para todas.
Lamentablemente, mucha de la comida que existe en la actualidad está pensada para satisfacer al paladar y no la demanda de nutrientes que el cuerpo requiere.

Elimina estos alimentos de tu dieta para tener una mejor salud y calidad de vida:
El consumo de bebida gaseosa aumenta en el mundo, principalmente entre niños y jóvenes que la prefieren antes que el agua o jugos naturales.
Un consumo elevado de grasas saturadas provoca sobrepeso, obesidad, problemas cardiovasculares y colesterol elevado
Reduce el consumo de embutidos, y aumenta la ingesta de verduras y frutas frescas.
El consumo desmedido de sal provoca hipertensión.
Modifica tus hábitos, olvida el pan blanco y regresa a lo natural consumiendo pan integral verás como aumenta tu energía y se mejora tu salud.
Sustituye el azúcar refinado por azúcar rubia o miel, verás que pronto notarás el cambio.

El refresco, las grasas saturadas, la harina refinada, el exceso de sal son altamente nocivos para la salud y todo eso se reúne en una bandeja de comida rápida.