lunes, 22 de julio de 2013

ALIMENTACION DURANTE EL EMBARAZO

Durante la gestación la alimentación debe ser totalmente sana. Se debe priorizar el consumo de proteínas, (pescado, huevos, carne magra, lácteos, nueces, legumbres y aves) pues favorecen la formación de nuevas células y tejidos.
Cuando estamos gestando, debemos modificar totalmente nuestros hábitos, podemos considerar que la alimentación mas sana es la que está cerca de la tierra, es decir rica en vegetales y frutas, sin descuidar las proteínas, vitaminas y minerales.
La mujer que va a ser madre, desde ese momento que sabe que está embarazada debe empezar con esa entrega que solo una mujer esperando a un hijo, sabe dar, es decir comer para el bebé para cubrir sus necesidades, pero nunca comer por dos.
En esta etapa se recomienda aumentar la ingesta de proteínas, hierro (fuentes de hierro son todas las mencionadas como fuentes de proteínas mas frutas deshidratadas, cereales fortificados, hígado, ostras, atún), calcio (yogur, quesos y mantequillas bajos en grasa, la leche, el salmón y las hortalizas) y ácido fólico (hortalizas de hojas verde oscuro, las alverjas, los frejoles y en general todas las legumbres y las frutas).
La embarazada tiene un requerimiento de entre 300 y 500 calorías, mas de las que consumía antes de estar en estado. Se deben hacer 5 o 6 comidas al día y lo mejor es tratar de no comer alimentos crudos que pueden producir intoxicaciones, estas serían se muy peligrosas.

NUTRIENTES BÁSICOS
Lo primero que se debe hacer en estos casos es un hemograma, para saber si hay anemia, y si la hay aumentar la ingesta de hierro, a través de la dieta, si es necesario su médico debe recetar un suplemento.

SOBREPESO O DESNUTRICIÓN
Las embarazadas con sobrepeso deben saber que tienen grandes probabilidades de desarrollar padecimientos peligrosos como: diabetes gestacional,  o hipertensión conocida como preeclamcia o eclamcia. Ambos padecimientos pueden poner en riesgo la vida de la madre o la del bebé
Una mujer desnutrida y embarazada necesita alimentación hiperproteica y calórica porque los nutrientes van a ser dirigidos al futuro bebé y la madre va a quedar en muy mal estado después del parto. Una posible consecuencia de la desnutrición durante el embarazo: es la mortalidad neonatal, el retraso del crecimiento intrauterino, es decir que el bebé tiene un tiempo en semanas, pero según el sonograma tiene menos en desarrollo y crecimiento corporal y cerebral, lo que se traduce en un bajo coeficiente intelectual.

ENFERMEDADES DE LA EMBARAZADA
Hoy por hoy los embarazos se dan cuando la mujer es mayor, por lo tanto puede tener padecimientos de base como diabetes o hipertensión y debe tener una supervisión médica constante. En este caso la gestante debe disminuir el consumo de sal y azúcar refinada y priorizar vegetales, fibra, proteínas, frutas. Además amerita monitoreo para mantener estables todos los valores que se pueden ver afectados.
Las embarazadas con estos problemas deben tener disciplina  al comer y al llevar sus tratamientos, pues cualquier, descuido puede producir un óbito fetal, es decir muerte del bebé en el útero materno

COMO TENER UN EMBARAZO SALUDABLE

Aunque tener un bebé a una edad tardía puede presentar un alto riesgo de complicaciones, la mayoría de las mujeres mayores tienen bebés saludables. Una vez que se ha informado sobre los riesgos potenciales, usted puede enfocarse en todas las cosas que tienen que ver con un embarazo saludable a cualquier edad. Éstas cosas incluyen una dieta y nutrición apropiada, buenos cuidados prenatales y prepararse emocionalmente para la llegada de su bebé.
Puede haber ventajas para el hecho de esperar hasta ser mayor para tener un bebé. Con frecuencia, las mujeres y los hombres mayores consideran que son más pacientes y realistas para enfrentar el desafío de un nuevo bebé de lo que hubieran sido antes en su vida. Asimismo, pueden disfrutar mejor la felicidad de ser padres.