viernes, 3 de mayo de 2013

SOLO EXCUSAS


Piensa que tardaste años en llegar al cuerpo que tienes ahora, porque crees que volver al de antes solo te va a tomar unos días. Así como el peso tarda en ganarse, también tarda en perderse. Ambos son procesos que necesitan de mucho tiempo para cumplirse.
Estas son las excusas más frecuentes:
Cuando como afuera, me gusta comer mis platos favoritos: Coma sólo  mitad de su plato favorito, durante la comida limite los aperitivos, pan, o bebidas gaseosas, luego aumente el ejercicio
Como cuando estoy estresado, deprimido o aburrido: Llame a un amigo, o vaya a caminar, su apetito no es real, si tiende a comer alimentos de muchas grasas, no los tenga a mano.
No puedo resistirme a las tentaciones: Sea selectivo. Elija lo que realmente desea, en pequeñas porciones, coma dos bocaditos con más calorías y grasas, el resto, más liviano. Mastique despacio... pero no toda la noche.
No tengo tiempo para hacer ejercicio: Levántese y haga una breve caminata, use las escaleras en vez del ascensor, comparta actividad física con un amigo, desarrolle una rutina para su casa, mientras mira TV. 
Estoy demasiado cansado para hacer ejercicio: Empiece despacio, recuerde que un poquito es mejor que nada, haga ejercicio de mañana. Esto le dará más energía en todo el día, cuando vuelva del trabajo, no se siente a ver TV. Póngase  zapatillas y salga a caminar.
El ejercicio no me gusta: El ejercicio puede cambiar mucho las cosas, escuche música al hacerlo, no se sienta atado solo a  caminar. También puede nadar, o andar en bici, piense que el tiempo de actividad es un tiempo suyo: lo hará sentir mejor.
Tengo muchos años para el ejercicio. ¿Y si me hace mal? : Empiece lentamente y aumente la  actividad, en forma gradual, caminar es bueno de inicio, bicicleta fija o ejercicios en el agua, la flexibilidad mejora la movilidad en articulaciones y músculos,
Me preocupa parecer ridículo mientras hago ejercicio: Su incomodidad desaparecerá a medida que gane confianza, ejercítese en la mañana temprano, cuando hay menos gente. Inscríbase en una clase de gimnasia
El ejercicio me da hambre: Antes, coma algún alimento, prepare una ingesta saludable para después: fruta, yogur o galletas integrales, beba mucha agua antes, durante y después.
Me cuesta mucho no comer algo viendo TV o cine o en un evento: Si va al cine o a un evento, coma algo pequeño, lentamente.  Ingiera algo antes  de salir de casa para no tener hambre después, beba bebidas bajas en calorías.  Los estudios demuestran que mirar TV contribuye al aumento de peso
Estaba bajando lentamente de peso, pero ahora no bajo ni un gramo: Reduzca solo 200 calorías diarias, mas.  Piense que ha  reducido su riesgo de diabetes y afecciones cardíacas. Son logros muy importantes. No "tire la toalla". Podría recuperar los kilos que ha perdido
Me siento frustrado si pierdo medio kilo después de esforzarme tanto: No centre toda su atención en la balanza. Anote en una lista los beneficios de perder peso y léala cuando  flaquea. Piense que medio kilo  y un kilo  por semana son de 25 a 50 kg en un año.
No me gustan las frutas ni las verduras: Elija frutas que nunca haya probado y diferentes formas de preparación. Si no le gustan los vegetales crudos, cocínelos. Agréguelos a sus sopas, ajíes y cebollas a la pizza, fruta fresca en el cereal o el yogur.
Tengo problemas para controlar la cantidad que como: Sirva en platos pequeños, y no se aumente, coma lentamente. Su cerebro dará la señal de saciedad a tiempo. Primero alimentos saludables y de bajas calorías, destine una área de la casa solo para comer
No puedo resistirme a comer chocolate y comidas rápidas: Que las tentaciones no lo sorprendan,  planee sus gustos y disfrútelos, diga de antemano la cantidad que comerá, y aténgase a ese plan.
No tengo tiempo para preparar comidas saludables: Planifique comidas para una semana. El fin de semana, prepare sus comidas. Llévelas al freezer, en porciones, estas no deben ser complicadas
No me gusta cocinar: Use como base frutas y vegetales frescos, que no requieren demasiado tiempo de cocción. Pruebe técnicas de cocción nuevas.   Sea creativo
Cuando saboteo mi dieta, me resulta difícil volver a ella: Dígase a sí mismo cada día es una nueva oportunidad, hay que volver a empezar. Evite la culpa: esto puede generar más deslices y afectarlo.