viernes, 17 de mayo de 2013

PRESIÓN ALTA O HIPERTENSIÓN (HTA)


En su origen, influyen factores genéticos y ambientales. La HTA tiende a elevarse con la edad, obesidad, dieta rica en sal y pobre en potasio (pobre en verduras, frutas y frutos secos, legumbres, cereales integrales), beber mucho alcohol, no realizar actividad física, o sufrir de estrés psicológico.
Porque sufrimos de HTA:
La herencia: si nuestros padres la han tenido o la tienen.
La raza: las personas negras son más propensas. Los varones tienen mayor riesgo que las mujeres hasta la edad de 55 años; a partir de esta edad sus riegos se igualan.
La edad: la HTA tiende a subir con la edad.
La sensibilidad a la sal: consumo excesivo de sal.
La obesidad y el sobrepeso.
Consumo excesivo de alcohol.
Uso de anticonceptivos u otros medicamentos.
Sedentarismo
Como debe ser nuestra alimentación:
Dieta balanceada, adecuada a las necesidades individuales que orienten a la persona hacia un estilo de vida saludable. El consumo de sal en nuestro país se encuentra por encima de las necesidades reales. El exceso se relaciona con la retención  de líquidos  y  por lo tanto, con el incremento de los valores de tensión. La dieta pobre en sal, beneficia a personas que padecen de enfermedad cardiovascular o hepática avanzada con retención de líquidos. La HTA se considera factor de riesgo de enfermedad cardiovascular, por lo que a las recomendaciones dietéticas debemos agregar el control del peso, control de la calidad de la grasa, así como asegurar una cantidad adecuada de fibra y antioxidantes naturales, en nuestra vida diaria.
Recomendaciones:
Escoger carnes magras y quitar la grasa visible antes de su cocinado. Aumentar el consumo de pescado fresco. Aliñar los platos con aceites vegetales
El efecto del café es escaso, se recomienda tomarlo con moderación.
Es importante consumir calcio. El calcio lo aportan diariamente: 2 vasos de leche ó 1 vaso de leche más 2 yogures, o en su lugar 60 gramos de queso bajo en sodio.
No consumir comidas precocinadas, que en general, son ricas en sodio. Si come fuera de casa, elija del menú ensaladas, aves o pescados a la parrilla en lugar de fritos. Para evitar la adición excesiva de salsas se puede pedir que éstas se sirvan a parte, y uno mismo adicionarla.
Como debemos cocinar nuestros alimentos: El mejor método es no añadir sal. Evitar las frituras, empanados y rebozados. Preferir las carnes y pescados a la plancha, parrilla, asados, hervidos o cocidos al vapor. Prefiera la cocción al vapor que el hervido, los alimentos conservan su sabor natural. Se reduce el sodio de los alimentos, remojándolos  (más de 10 horas) o doble cocción, cambiando el agua a mitad de la misma. Es útil usar este método en verduras, legumbres y pescados congelados y en conserva.
Podemos usar los siguientes condimentos:
Vinagre de manzana o vino, zumo de limón, ajo, cebolla, albahaca, comino, estragón, laurel, orégano, perejil, y pimienta (negra o blanca). El vinagre y el aceite de oliva  pueden ser macerados con hierbas aromáticas.
Alimentos Aconsejados
Leche y lácteos descremados, carnes magras, pescado, huevos, cereales, papas y legumbres
Verduras y hortalizas: una ración diaria en crudo (ensalada).
Frutas: Todas, menos las que están en la lista de "alimentos limitados".
Bebidas: Agua, caldos, infusiones, bebidas refrescantes no azucaradas.
Grasas: Aceites de oliva y semillas (girasol, maíz, soja...), mantequilla,
Alimentos limitados (consumir de vez en cuando o en pequeñas cantidades)
Leche y lácteos: Leche condensada.
Carnes grasas, embutidos y vísceras
Cereales: Galletas rellenas, o bañadas con soluciones azucaradas.
Frutas: Fruta en almíbar, frutas desecadas y frutas confitadas
Bebidas: Bebidas azucaradas tipo cola, bebidas alcohólicas de baja graduación (cerveza, vinos) Grasas: manteca, tocino.
Otros productos: Pastelería,  golosinas y dulces.
Edulcorantes: Azúcar común o sacarosa, fructosa y jarabes de glucosa.

17 DE MAYO DIA MUNDIAL DE LA HIPERTENSIÓN