viernes, 18 de enero de 2013

COLESTEROL



Cada vez que escucho la palabra colesterol, inmediatamente escucho también la frase "no es bueno" y la verdad es que esto me trae a la memoria mis clases de bioquímica en la universidad, en las que me enseñaron precisamente lo contrario.
HOY
Todos conocemos algo sobre el colesterol, por si acaso  vamos a explicarlo para que no tengamos dudas. En la naturaleza hay dos tipos de grasas (también llamadas lípidos): las de origen animal y las de origen vegetal. A las de origen animal, se les llama también grasas saturadas, si se consumen en exceso, se depositan en las paredes de los vasos sanguíneos. A las de origen vegetal, se les llama grasas insaturadas. La importancia  de estas radica en que  pueden ser utilizadas por nuestro cuerpo para producir una serie de sustancias útiles y así  no se convierten en un problema para nuestros vasos sanguíneos.
EXISTEN DOS FUENTES DE COLESTEROL:
La dieta con la que recibimos un tercio del colesterol total a través del consumo de productos de origen animal: carnes rojas, vísceras (sobre todo hígado), yema de huevo, lácteos, mariscos, y la que forma nuestro cuerpo. El colesterol es imprescindible para la vida, ya que sin él, muchas funciones no serían posibles:
No podríamos formar las membranas que envuelven las células.
No produciríamos la hormona llamada cortisol (cortisona), que es muy importante para el metabolismo, y para regular el balance de agua y de minerales.
No tendríamos vitamina D, que nos ayuda a la absorción del calcio.
No tendríamos hormonas sexuales
No tendríamos sales biliares, importantes para nuestra digestión ya que conforman la bilis que se fabrica en nuestro hígado.

El colesterol es una grasa, que no es soluble en agua, y necesita de un medio de transporte en la sangre. Para esto existen unas proteínas que se les llaman lipoproteínas (porque se unen a este lípido) y dependiendo de su tamaño o densidad se clasifican en tres grandes grupos:
Las de alta densidad o HDL.
Las de baja densidad o LDL.,
Las de muy baja densidad o VLDL

A estas lipoproteínas se les ha llamado erróneamente colesterol bueno o colesterol malo. Lo que sucede es que las lipoproteínas, de baja densidad (LDL y VLDL), depositan fácilmente el colesterol en las paredes de las arterias,  mientras que HDL, por su alta densidad, no lo deposita, sino que lo retiran de las paredes de las arterias  
PARA QUE EL COLESTEROL SE MANTENGA EN SUS CANTIDADES NORMALES
Evitar el cigarrillo, comer abundantes frutas, verduras y cereales, Moderar el consumo de productos de origen animal como carnes rojas, lácteos, embutidos y mantequillas que tienen grasas saturadas, hacer ejercicio regular

Ilustración:http://buenasalud.net/2013/01/05/colesterol-bueno-y-malo-que-diferencia-hay.html#