miércoles, 28 de octubre de 2015

REDUCIR EL RIESGO DE CANCER DE MAMA

Cifras de la OMS:
Alrededor de una de cada dos personas (hombres y mujeres), aprox. el 41% de la población, será diagnosticada con cáncer en algún momento de su vida. El cáncer de mama representa el 16% de todos los cánceres femeninos. Cada año se producen 1.38 millones de nuevos casos y 458,000 muertes por cáncer de mamá a nivel mundial.

Factores de riesgo de cáncer de mama:
ü  Antecedentes familiares
ü  Haber tenido el periodo antes de los 12 años de edad.
ü  Nunca haber estado embarazada.
ü  Tener a tu primer hijo/a después de los 30 años.
ü  El no lactar.
ü  Una menopausia tardía.
ü  La ingesta de alcohol y/o el consumo de tabaco.
ü  La falta de actividad física.
ü  Una alimentación desbalanceada.
ü  La obesidad y el sobrepeso.
ü  Uso excesivo de hormonas femeninas (como anticonceptivos orales).
ü  Presencia de ciertas alteraciones genéticas hereditarias.

La nutrición está asociada con el riesgo de ciertos tipos de cáncer, incluyendo cáncer de mama, endometrial, de colón, riñón, boca, faringe, laringe y esófago. De hecho, el 21% de todas las muertes por cáncer de mama alrededor del mundo se pueden atribuir al consumo de alcohol, el sobrepeso y la obesidad y la falta de actividad física. Todas ellas cuestiones de estilo de vida que se pueden corregir a tiempo. Sin embargo, la Asociación Americana del Cáncer (American Cancer Society) sugiere que las “verduras, frutas y granos enteros deben conformar la parte central de la dieta de una persona, independientemente de si proceden de la agricultura orgánica o convencional”.

Recomendaciones:
ü  Ten un peso saludable a lo largo de tu vida. Debes tratar de ser  delgada  sin estar desnutrida o baja de peso.
ü  Conserva un estilo de vida físicamente activo. Realiza  5 días a la semana ejercicio o por lo menos 3 veces.  Para los niños y adolescentes, una hora de actividad física diaria, Limita comportamientos sedentarios como estar sentada de manera prolongada y permanecer acostada viendo la TV o en la computadora.
ü  Consume una dieta saludable de preferencia con alimentos de origen vegetal.
ü  Prefiere comidas y bebidas que te ayuden a alcanzar y mantener tu peso ideal.
ü  Disminuye la carne roja y carnes procesadas en tu dieta.
ü  Come granos enteros diariamente, como pasta y pan integral.
ü  Limita tu ingesta de alcohol.
ü  Mantente lejos del tabaco.

Utiliza métodos de detección precoz como la autoexploración, conoce los primeros signos y síntomas y acude a tus pruebas médicas de rutina, a partir de los 40 años toda mujer debe realizarse una mamografía anual.

La Fundación de Cáncer de Mama ha recopilado esta lista de señales de alarma:
Presencia de una masa indolora en la glándula mamaria. Cambios de temperatura en los senos.  Cambios en la textura de la piel: heridas o inflamación. Cambios en el pezón: punzadas, agrietamiento, irritación o hundimiento.  Segregación anormal por el pezón de color blanco, café, cremoso o sanguinolento.
En alguno de esos casos busca  atención médica lo antes posible. Durante el mes de octubre se acostumbra llevar un listón rosa como símbolo internacional de apoyo moral a las mujeres con este padecimiento. ¿Sabías que el primer listón rosa fue utilizado en 1991 en una carrera en la ciudad de Nueva York? Cuando la Fundación Susan G. Komen repartió moños rosados a todos los participantes en alusión a las sobrevivientes de cáncer de mama.