miércoles, 7 de octubre de 2015

PEQUEÑOS PERO UTILES CONSEJOS

La muña
Es una planta de potenciales aplicaciones y tiene casi mágicas propiedades estomacales. Muchas plantas medicinales son mejor que las pastillas y presentan menos efectos colaterales, pero no debe excederse en su uso tampoco. De la misma manera, no tomarse por demasiado tiempo, dos a tres semanas es lo indicado. 
Los beneficios de la muña
Se encarga de eliminar los parásitos intestinales que pueda tener una persona.
Ayuda a descongestionar las vías respiratorias, causadas por diversos factores
Ayuda a la nutrición adecuada de la persona, gracias que contiene proteínas, es imprescindible en la cocina andina, porque favorece la digestión y evita la formación de gases.
Su modo de uso es hacer infusión con las hojas en una taza de agua. 

Para proteger nuestro hígado
El hígado es uno de los órganos que más se ven afectados por una mala alimentación y hábitos poco saludables. Consejos para protegerlo:
Consume al día frutas y verduras de diferentes colores, especialmente verduras verdes y frutas naranja, amarillas  y rojas, ya que contienen enzimas, fibra, vitaminas y antioxidantes.
Alimentos ricos en glutatión como espárragos, sandía, brócoli, boldo, papaya y palta. Alimentos que purifican el hígado como la mostaza, melón, lechuga y brócoli.
Alimentos ricos en Omega 3: como nueces, palta, linaza, chía, pescados como el salmón, atún, caballa y sardina, y aceite de oliva en sus platos preferentemente crudo.
Las carnes más recomendadas son las magras y las de ave de preferencia a la plancha o al vapor.

Plan de alimentación después de dar a luz
La nutrición previa al embarazo y la alimentación de la madre durante la gestación son tan importantes como la alimentación propia durante el periodo de lactancia.
Durante la etapa posparto no es necesario que la madre tome suplementos nutricionales, basta con una correcta alimentación.   Para eso debe consumir calcio. 
No está de más recomendar tomar lácteos tres veces al día y sus derivados como son el queso y el yogur.
La mujer durante la lactancia necesita de mucho líquido para evitar que se deshidrate. El hierro y las proteínas son vitales para la recuperación tras un parto. Debe consumir todo tipo de carnes, además de sangrecita y bazo. Otra cosa muy importante es evitar las gaseosas o bebidas muy dulces ya que impedirán la absorción del hierro.

¿Qué debe comer mi hijo con sobrepeso?
Un niño tiene sobrepeso cuando su peso es mayor que su talla.  Y si el índice de masa corporal, que resulta de dividir el peso del niño sobre la talla al cuadrado, supera 25. 
La alimentación diaria de un niño con sobrepeso debe ser. Por ejemplo, en el desayuno,  deben tomar  un yogur light o leche descremada, más una fruta como manzana o pera. A media mañana, una lonchera nutritiva que incluya una fruta, más un cereal como pan integral con queso fresco y una limonada.
En el almuerzo, el menor debe comer carne o huevo, una ensalada de verduras y agua de cáscara de piña. Pero si el niño es menor de 10 años, debe consumir carbohidratos como papa, arroz o camote.
La ensalada debe contener brócoli, espinaca, lechuga, tomate, zanahoria, betarraga, alverja, habas, palta, pero no mesclar, sino darle dos o tres verduras por vez. E ir variando así el gusto de las ensaladas.
 En la cena, pueden comer carne con una ensalada y sin nada de carbohidratos sin papa, choclo, arroz y más infusiones de preferencia sin azúcar o endulzados con edulcorantes naturales como la Estevia.  Los chicos con sobrepeso están prohibidos de tomar gaseosas, comer frituras, dulces o chocolates. Solo podrán disfrutar de estos alimentos o