viernes, 10 de julio de 2015

ENTREVISTA A DANIELLE GERKENS, EN LA REVISTA ELLE

Un año sin azúcar
Periodista especializada en salud y nutrición, Danièle Gerkens. Lanzó un desafío sin precedentes en Francia: eliminar de la dieta el azúcar simple por un año. Si, se permite carbohidratos complejos (arroz, papas, harina...), se despidió de pasteles, yogures, mermeladas, zumos de fruta. Una nueva experiencia en Francia, que divide  argumentos científicos para apoyar el  azúcar 

Un año sin azúcar, parece muy largo. Ha sido una experiencia difícil?
Danièle Gerkens: No debemos engañarnos, es frustrante. Sobre todo porque soy muy golosa, nunca había llevado una dieta en mi vida hasta ahora. Al principio, la frustración es fisiológica, emocional y gustativa sobre todo las primeras cuatro semanas. De ello se desprende una transición de 15 días donde las cosas son mejores, y después de 6 a 8 semanas, es fascinante, entramos en una nueva fase. Usted puede mantener los antojos, pero no es un impulso. Sin embargo todavía puede haber una frustración.

Usted dice que su proyecto ha suscitado reacciones a veces agresivas.
Mi propia madre, que tiene diabetes,  tuvo a  mal que me niegue a comer un pastel que había preparado. Esta reacción negativa es sintomática de las personas que tienen una relación complicada con la adicción, en este caso a la azúcar, puede ser también al alcohol o al tabaco.  Mi proyecto los envió a una incapacidad para gestionar una conducta adictiva. Por otra parte, el Prof. Michel Lejoyeux  del Hospital Bichat en París (especialista en adicciones,)  señaló que mi enfoque estaba cuestionando una corriente socialmente aceptada, lo que significa, de alguna manera, ir en contra de los valores de la sociedad
.
Crees que, no obstante, se ha beneficiado enormemente de este régimen atípico.
Sí mucho. Dejando el azúcar  en la dieta, he perdido seis kilos sin esfuerzo, a pesar de que como mucho más. Además, he disminuido la grasa de la cintura en siete centímetros que se sabe que esta grasa depositada en la cintura  es perjudicial para la salud. Tengo la misma energía de antes, no he cambiado nada en mi estilo de vida: no duermo más, yo no hago más deporte, digiero mejor y me felicité al ver mi cutis. Pero, sobre todo, soy muy sensible al plan ENT (Plan de acción para la prevención y control de enfermedades no transmisibles 2013-2019. OMS).  Es una ganancia de bienestar enorme. Soy alérgica al polen y me veo obligada a tomar antihistamínicos diarios de enero a mayo, estamos en abril, y todavía no he sentido la necesidad de tomarlo.

¿Ha encontrado una explicación para eso?
Muy poco, ya que no ha sido estudiado. Algunos estudios científicos parecen decir que el azúcar tiene un efecto inflamatorio, lo que podría explicar la desaparición de mi celulitis también, porque sabemos que esta es una inflamación de la grasa. Para tener una perspectiva científica convincente. se requeriría cientos de otras personas para hacer la misma experiencia que yo, lo que parece poco probable.

¿Qué hace el último año ha cambiado su percepción de nuestra comida?
Los hábitos alimenticios son una construcción social. Son el producto de nuestro tiempo, y el producto del marketing. Creo sinceramente que nuestro cuerpo no está hecho para acumular grandes cantidades de azúcar. El hombre apareció en un entorno donde los azúcares simples eran  muy raros.  Pero los últimos cincuenta años, el azúcar está en todas partes, especialmente en el plano industrial. Yo no diría que es una sustancia peligrosa, pero es un producto del cual no debemos abusar .Además, empecé a consumir un poco de azúcar después del final de este año, me doy cuenta que tengo pocas ganas espontáneamente. Cuando como un buen pastel, son sólo algunas cucharadas. Me parece delicioso y eso es suficiente. Actualmente,  como una o dos veces a la semana  dos cuadrados de chocolate. Sin embargo, lo que es preocupante es que me di cuenta de que cuando regresé un poco a la azúcar, tengo deseos más frecuentes de consumirla