viernes, 19 de septiembre de 2014

PEQUEÑOS PERO UTILES CONSEJOS

Calidad de vida después de un diagnostico de diabetes
Ser diabético debe ser sinónimo de asumir buenos hábitos alimenticios y seguir un plan de ejercicios que incluya caminar como mínimo 150 minutos semanales para obtener calidad de vida. Se debe asumir la enfermedad como algo normal, cuidarse física,  y mentalmente.  
Los cuidados deben ser mayores en los pies, ojos y riñones, principales áreas propensas a ser afectadas por los altos índices de glicemia en el torrente sanguíneo.
Tips sobre hábitos y estilos de vida. No debe andar descalzo, no debe poner calor directo en sus piernas, y revisar muy bien sus zapatos antes de usarlos, comer una dieta saludable, hacer actividad física, para mantener un peso adecuado y evitar el consumo de cigarrillo pueden prevenir la enfermedad o retrasar su aparición.
La tendencia mundial en nutrición para estos pacientes es el consumo de alimentos preparados con edulcorantes y productos con bajo contenido de carbohidratos. Respetar sus horas de comida y sus meriendas. En la actualidad hay mucha información sobre cómo cuidarse, aunque hay quienes se dejan atrapar por el sedentarismo, la mala  nutrición y la obesidad, que son las causas principales de la diabetes.
Cuando una persona es diagnosticada se siente enferma, y piensa que va a morir. Una buena asesoría les permitirá cambiar esa actitud.

Color de las verduras y las frutas
Pigmentos: Las plantas de frutas y verduras producen pigmentos. Los arándanos, las moras, las berenjenas y las uvas moradas producen pigmentos de antocianina. Los carotenoides son los pigmentos que dan el color amarillo y naranja a los albaricoques, melones, zanahorias y mangos. El licopeno se encuentra en tomates, rábanos, sandías y otras frutas y verduras rojas. Las verduras verdes, como pepinos, pimientos, brócoli y espinaca, contienen clorofila y a veces luteína. Las bananas, los hongos, las papas, y la coliflor reciben el color de las antoxantinas.
Beneficios para la salud: Cada pigmento: Las antoxantinas,   ayudan a bajar el colesterol y la presión arterial, y cáncer de estómago. Las antocianinas tienen antioxidantes que protegen a las células de daño y mejoran la memoria. La clorofila y sus pigmentos relacionados mejoran la salud del ojo y reduce el riesgo de los defectos al nacer. Los carotenoides, en la forma de beta caroteno, pueden reducir las enfermedades cardíacas y el cáncer y mejorar el funcionamiento inmunológico. El licopeno puede reducir el riesgo de cáncer de próstata.
Uso: Las necesidades nutricionales varían dependiendo de la edad, el sexo y el nivel de actividad de la persona.  Esfuérzate por comer una variedad de frutas y verduras por día. Lava bien los productos y limita lo máximo posible pelar las frutas para conservar los nutrientes.

Cuidado con los suplementos
Hay una creciente tendencia a un mayor consumo de productos suplementarios y complementarios a la alimentación. Un suplemento es un producto cuyo propósito es adicionarlo a la dieta normal y que es fuente concentrada de nutrientes y otras sustancias con efecto fisiológico o nutricional. Puede contener vitaminas, minerales, proteínas, aminoácidos, otros nutrientes y derivados de nutrientes, plantas, concentrados y extractos de plantas solas o en combinación.
Un reciente estudio realizado en EE.UU. muestra como el creciente uso y abuso de suplementos y otras sustancias ha aumentado el riesgo de daño hepático de un 7% a un 20%. La creatina, si su uso es excesivo puede causar daño hepático. Además, las dietas altas en proteínas pueden empeorar el daño, ya que estos suplementos contienen a menudo la proteína de un día entero, en una sola porción.
Los suplementos de entrenamiento contienen vitamina D, este nutriente aumenta niveles de testosterona, el exceso de vitamina D causa, cálculos renales, y otros daños en el riñón. 
Hay una guía de más de 1600 suplementos nutricionales, de Nutrisearch Corporation, y el autor es el Dr. Lyle MacWilliam. El documento compara la calidad y cantidad máxima de cada suplemento que se requiere. En el ranking aparecen muchas reconocidas empresas que son mal calificadas por los excesos. 
Las personas que deciden incluir dentro de su plan de salud y alimentación el uso de suplementos deberían tener en cuenta el riesgo de alterar su organismo de una manera tal vez irreversible. Es necesario que antes de suplementar su dieta se informe y no debe dejar el uso  de un suplemento al peligroso nivel de automedicación.