miércoles, 20 de agosto de 2014

ESPIRULINA

Son algas que se usan para muchos trastornos, pero hasta el momento, no hay suficiente evidencia científica para poder determinar si son o no eficaces para cualquiera de ellos.
Algunas algas se cultivan bajo condiciones controladas. Otras se cultivan en su entorno natural, adonde hay más posibilidades de que se contaminen. L
as algas son una excelente fuente de proteínas. Pero, en realidad, no son mejores como fuente de proteínas que la carne o la leche y cuestan alrededor de 30 veces más por gramo.

¿Espirulina para perder peso?
Autores italianos hicieron ya hace más de 20 años un estudio diseñado para analizar el valor nutritivo de las proteínas derivadas de la biomasa de algas del género, para usarlas en la alimentación humana. Según coincidían ya por aquella época diversos investigadores, el uso de tales biomasas podría resultar de interés como una fuente alternativa de proteínas alimenticias y también por su empleo potencial como coadyuvante en el tratamiento dietético de dietas de adelgazamiento.
En la investigación, que se llevó a cabo con ratas, los investigadores comprobaron durante el periodo de prueba que la ingesta de alimentos  fue prácticamente la misma tanto en el grupo control como en los animales que recibieron el complemento de Espirulina. Por tanto, no pudieron constatar el control del apetito y la saciedad.
No se encuentran investigaciones recientes en las que se haya tratado de contrastar el efecto de la Espirulina como coadyuvante en las dietas de adelgazamiento. Por lo tanto se concluyó  que no hay evidencia científica que sustente el peso de la publicidad y de los anuncios que le atribuyen a la Espirulina este poder.

Efectos secundarios y consecuencias de la Espirulina: Siendo este un alimento natural, sus consecuencias y contraindicaciones son reducidas y prácticamente mínimas. Posibles consecuencias que se pueden presentar por el consumo de alga Espirulina para adelgazar: Dolor de estómago. Mareo y náuseas. Fiebre leve. Sensación de sed. Resequedad de la piel. Estos efectos se logran minimizar con bastante consumo de agua y con la reducción de la dosis diaria de alga de Espirulina para adelgazar.

Advertencias y precauciones especiales: Embarazo y lactancia: No se sabe lo suficiente sobre el uso de las algas en esta etapa de la vida. Sea precavida y evite su uso.
Enfermedades como la esclerosis múltiple (EM), el lupus (lupus eritematoso sistémico, LES), la artritis reumatoide (AR), el pemphigo vulgaris (un trastorno a la piel) y otras,  podrían aumentar la actividad del sistema inmunológico, y esto aumentaría los síntomas de las enfermedades auto-inmunes. Si tiene cualquiera de estas enfermedades, mejor evítela
La especie Espirulina  contiene la sustancia química Fenilalanina. Esto podría empeorar la fenilcetonuria. Evite los productos de algas  si tiene fenilcetonuria.

¿Existen interacciones con medicamentos? Moderadas. Tenga cuidado con los inmunosupresores.

¿Cómo es la dosificación de alga de Espirulina?
Si quiere empezar a consumir este producto,  lo primero que se debe tener en cuenta es tomar la cantidad adecuada. Una primera semana debe ser al menos de 4 gramos durante el día y posteriormente aumentar la dosis hasta la cantidad que se crea suficiente para cada persona. La dosificación adecuada de la Espirulina, es administrar por lo menos 30 minutos antes de cada comida. Le sugerimos que consulte con un especialista antes de empezar a tomarla.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA)
Quedan muchos cabos sueltos hasta encontrar y evidenciar el nexo entre la Espirulina y la pérdida de peso. Según un artículo llevado a cabo por investigadores del Harvard Medical School, en Boston (EE.UU.) y publicado en el "American Family Phisician", la calidad de los productos fabricados a base de esta sustancia es incierta, al igual que su eficacia y su seguridad. De hecho, en 1981 la Food and Drug Administration estadounidense, FDA, declaró a la Espirulina como inefectiva en los tratamientos de pérdida de peso.