miércoles, 6 de agosto de 2014

6 DE AGOSTO DIA DEL NUTRICIONISTA….. ¿HAY ALGO QUE CELEBRAR?

Según los últimos estudios del sector Salud, el 62,3% de la población, entre los 30 y 59 años, sufre sobrepeso u obesidad. Esto significa que 3 de cada 5 adultos peruanos, en menos de tres décadas serán diabéticos, hipertensos, o a lo mejor tendrán un problema cardiovascular, sin nombrar otras patologías que hoy se asocian a la obesidad como el cáncer. Los resultados de las investigaciones son contundentes: tenemos que adquirir pronto un estilo de vida diferente, para estar  saludables.
El Ministerio de Salud (Minsa), afirma que estas no son las únicas cifras desalentadoras. Los reportes revelan que uno de cada 4 niños entre 5 y 9 años tiene este problema (24,4%), Los pequeños con exceso de peso no solo padecen trastornos físicos, sino emocionales. Al igual que dos de cada cinco adultos jóvenes, entre 20 y 29 años (39,7%). Y que 1 de cada dos mujeres en edad reproductiva también tiene varios kilos de más (52,3%).
Nos preguntamos: Porque no tenemos hábitos alimenticios saludables, porque hay cada vez más gente con sobrepeso. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda hacer 30 minutos de ejercicios al día e ingerir, como máximo, 25 gramos de azúcar (unas seis cucharaditas de café) para evitar desarrollar enfermedades. Lamentablemente, estas sugerencias son desestimadas por la mayoría de peruanos, acostumbrados a tomar gaseosas, a servirse porciones abundantes de comida y a permanecer sentados frente al televisor durante horas. 
El porcentaje de anemia infantil en niños menores de 5 años en el Perú se incrementó de 32,9% registrado en el 2012 a 34% en el 2013, informó el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI)
Desnutrición crónica: Los resultados de la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar del 2012 realizado por el Instituto Nacional de Estadística e Informática INEI arrojó que los mayores índices de desnutrición crónica se registran en Huancavelica con 51,3%, en Cajamarca con 36,1%, Loreto con 32,3%, Apurímac con 32,2%, Ayacucho y Amazonas con 30,3% cada uno, mientras que los mejores índices se presentan en Tacna con 3,3%, en Lima y Callao con 6,1%, en Arequipa con 6,9%, en Ica con 8,0%, y en Tumbes y Moquegua con 8,5% cada uno. La desnutrición crónica infantil en menores de 5 años se redujo de 18,1% en el 2012 a 17,5% en el 2013.
Mortalidad neonatal e infantil: Según los datos de la ENDES 2013, la mortalidad neonatal (niños hasta un mes de vida) disminuyó, como promedio nacional, de 13 por cada 1,000 nacidos vivos en 2012 a 12 por 1,000 en 2013. La tasa de mortalidad infantil (durante el primer año de vida) en el área urbana es 11 por cada 1,000 nacidos vivos, mientras a nivel rural se eleva a 13 por 1,000 nacidos vivos. Según la OMS “La malnutrición es una causa subyacente que contribuye a más de un tercio del total de las muertes, ya que hace que los niños sean más vulnerables a las enfermedades graves”.
Hay que educar a la población y no confundirla, los niños tienen que hacer más ejercicio, comer proteínas, vegetales, leguminosas, frutas y leche, se tienen que dejar de pasar por la televisión mensajes que lo único que trasmiten es tomar gaseosas o chocolates, o comida chatarra, eso es fomentado por la industria alimentaria, que lo que le interesa es ganar dinero a costa de enfermar a nuestros niños y las autoridades lo permiten, es lícito fomentar el consumo, pero no un consumo que ya está dicho en todas las formas es dañino. El ejemplo tenemos que darlo los adultos no podemos decir a un niño no engordes que es malo para tu salud y tu… padre o  madre estas obeso.
Siempre hay una esperanza y esta es solo la educación a mayor nivel de estudios,  a mayor cultura  hay menos obesidad. Creo que ya es momento de que se tome conciencia del cuidado de la salud que todos sabemos que es un bien inestimable, en las casas en los colegios en los medios de comunicación debemos repetirlo constantemente, dediquemos nuestro esfuerzo, nuestro trabajo para que en este país que tanto queremos que es el nuestro no se sigan muriendo niños, o que crezcan disminuidos en sus facultades intelectuales  a causa de la desnutrición, ni tampoco sigamos permitiendo que nuestros niños se vuelvan obesos con la  “enfermedad considerada del siglo” por la OMS.