viernes, 15 de agosto de 2014

BENEFICIOS DE LAS INFUSIONES EN INVIERNO


En invierno las temperaturas bajan y, por ende, nuestro calor corporal también. Por ello, las infusiones son grandes aliadas para mantener caliente el cuerpo y prevenir enfermedades respiratorias. También son beneficiosas por sus propiedades diuréticas y relajantes.
Manzanilla
Es una de las infusiones más empleadas en el mundo, ya sea como bebida o aplicándola directamente sobre la parte afectada. Utilizada para tratar los trastornos digestivos leves, funciona como un sedante suave,  para  limpiar heridas superficiales o tratar el acné. Es útil contra irritaciones o inflamaciones oculares. Una excelente propuesta para bebes con gases y cólicos, combinada con  anís estrellado. Para la gripe consúmela con limón. 
Cola de caballo
Los beneficios provienen de su alto contenido de sales minerales como silicio, potasio y otros Es un efectivo diurético  y favorece la desaparición de cálculos renales. Favorece el sistema óseo, la cicatrización en la piel, ayuda a aumentar la flexibilidad de los tendones, fortalece las uñas,  rejuvenece la piel y da brillo al cabello, No se debe consumir muy seguido. Ni se debe usar durante el embarazo, o gastritis y por su alto contenido en silicio
Como alternativa al café, es una buena bebida estimulante que contribuye a despejar la mente y a despertar al organismo cuando  le cuesta reaccionar. Incrementa la capacidad de atención, También es recomendable en caso de diarrea ya que ciertos componentes del té (taninos), tienen efecto astringente.  El té contiene una sustancia que impide el aprovechamiento orgánico de la vitamina B1. Por ello, si se abusa, puede llegar  a provocar deficiencias. Por otra parte, el té verde tiene el inconveniente de dificultar la absorción de hierro presente en los alimentos, por lo que su consumo no estaría indicado en caso de estar atravesando un proceso anémico. Estrictamente los tés son aquellos elaborados con plantas que provienen de la Camellia Sinensis y por ello comparten en mayor o menor proporción estas propiedades
Valeriana
Es una de las mejores plantas para relajar el sistema nervioso central, y combatir cualquier enfermedad relacionada con los nervios. Al ser sedante, se utiliza para la depresión, palpitaciones o espasmos nerviosos,  agotamiento nervioso y estrés. Tiene propiedades hipnóticas por lo que está indicada para personas que sufren insomnio. Su uso externo, mejora las dolencias en zonas inflamadas. Al ser una sustancia que produce somnolencia, no debe tomarse durante el día si se requiere estar bien despierto. El consumo prolongado puede resultar tóxico Además, abusar de su ingesta, puede producir efectos adversos como dolor de cabeza, confusión, falta de agilidad mental, nerviosismo, irritabilidad. Está contraindicada en el embarazo y durante la lactancia, en niños menores de 3 años, en personas que tengan algún problema psiquiátrico y en personas que tengan problemas de nervios, estrés, depresión o ansiedad que ya estén siendo medicadas.
Salvia 
Utilizada contra afecciones respiratorias en general, especialmente: inflamaciones de las vías respiratorias superiores. Contra afecciones gástricas e intestinales.  Posee propiedades bactericidas, cicatrizantes, antisépticas, antiespasmódicas, anti diarreicas,  antiinflamatorias, relajantes, diuréticas, antisépticas, Elimina la acidez, disminuye los dolores de la menstruación, Favorece la  cicatrización, inflamaciones de la cavidad bucal y de la garganta.
Hierbaluisa 
Tiene propiedades expectorantes y es adecuado para combatir la tos. Se puede añadir al agua del baño para conseguir un  efecto tranquilizante.
Huamanripa
Contiene alcaloides, flavonoides, fitoesteroles Se recomienda  ingerir en infusión como un poderoso expectorante en los casos graves tales como  combatir la tos, bronquitis, bronconeumonía, asma y toda clase de enfermedades respiratorias
Anís

Resulta ideal para tratar trastornos del sistema digestivo,  La infusión de anís,  puede ser útil a la hora de aliviar molestias estomacales (gases o digestiones pesadas). En lo que se refiere a la hora de tomarla, puede ser  justo después de cada comida hasta que remitan los síntomas.