viernes, 6 de junio de 2014

PEQUEÑOS PERO ÚTILES CONSEJOS

Comer de forma habitual en familia supone un factor preventivo del sobrepeso y obesidad en niños y adolescentes. Cuando los niños y los mayores comen juntos siguen dietas de mayor calidad, con un menor contenido energético y una mayor densidad nutricional por la presencia de más verduras, frutas y cereales.
Enseñar a los niños y adolescentes a cocinar y animarles a desarrollar sus habilidades en la cocina es una estupenda forma de lograr hábitos de vida saludables, así como fomentar la mejora de la comunicación en la familia. En una sociedad en la que cada vez tenemos menos tiempo para estar con nuestras familias y en el que la conciliación sigue siendo la asignatura pendiente, debemos esforzarnos por convertir las comidas en un momento para estar en familia, cuidando la alimentación, y aprovechando este tiempo para hablar y enseñar a los menores que comer verduras, frutas y pescado es algo bueno y saludable.
Para lograr el éxito de tener comidas en familia adaptemos nuestra organización, estructura y características a la situación específica de cada entorno familiar. Evitar la televisión, el teléfono u otros dispositivos.... Interrumpen y anulan la conversación familiar. Deben de esforzarse en conseguir la mayor integración de sus mayores en las comidas familiares. Cualquier ocasión es buena para invitar al abuelo/a a comer a casa. La comida es un buen momento para que nuestros mayores socialicen. Si encima lo hacen con los nietos disfrutarán doblemente.

Recomendaciones de nutrición para cuidar tu cerebro
El cerebro humano es una muy compleja maquinaria biológica que en apenas un kilo y medio de peso, contiene 10, 000 millones de neuronas. Las neuronas son "procesadores" elementales y cada una de ellas establece entre 10, 000 y 50, 000 contactos con las células vecinas, y pueden recibir hasta 200, 000 mensajes.
El cerebro es la computadora de mayor capacidad de almacenamiento de información del mundo. Produce en treinta segundos tanta información como la que ha generado el telescopio espacial Hubble en toda su vida. El volumen de información que maneja el cerebro sería comparable a la totalidad de los contenidos digitales del mundo actual.
Sigue estas recomendaciones para nutrir a tu cerebro como se lo merece:
Evita el estrés crónico.   Evita el abuso de alcohol y drogas.  Tu cerebro está formado por un 60% de grasa, conocida como fosfolípidos, para evitar su oxidación consume todos los días  antioxidantes como: pescado, trucha, sardinas, anchoas, semillas de girasol, nueces, almendras, palta, aceite de oliva, de linaza, piña, granada, cebolla, ajo, uvas, hojas verdes como  brócoli y espinaca. Disminuye tu consumo de alimentos con un alto índice glucémico  como las harinas y azúcares refinados. Elimina el consumo de grasas saturadas que aumentan el riesgo de tapar tus arterias poniendo a tu cerebro en peligro de infarto o embolias.
Evita alimentos altos en mercurio como el salmón y el atún.  Evita cualquier cosa que disminuya el flujo sanguíneo al cerebro, como falta de sueño, fumar o consumir demasiada cafeína. Con estos consejos no sólo nutrirás a tu cerebro sino que te nutrirás completamente y te sentirás mejor.

El olluco o papalisa, es un tubérculo de tamaño pequeño, de forma alargada, de cáscara lisa y delgada con protuberancias. Es originario de nuestros Andes donde también fue domesticado, su consumo es frecuente en la costa peruana en platos muy apreciados como el olluquito con carne o con charqui (carne seca de llama).
También se consume el olluco seco o deshidratado, y se utiliza en preparaciones diversas.  Consumir el olluco fresco, resulta ser una opción adecuada para platos bajos en calorías ya que contiene más de 80% de agua, poco almidón y cantidades insignificantes de grasa. Sin embargo,  en su forma seca o de harina es un alimento que conserva sólo la parte sólida sin agua siendo de esta manera un alimento rico en cuanto a las calorías. Respecto a las vitaminas y minerales contiene pequeñas cantidades de calcio, fósforo y vitaminas del complejo B, pero destaca en otras como la vitamina C y el hierro.
La dieta saludable requiere de variedad de alimentos y el olluco es un alimento nutritivo que puede alternar a la papa, que es también un tubérculo bondadoso y ampliamente consumido.