viernes, 20 de junio de 2014

ALIMENTOS DE LA CENA INFLUYEN EN EL SUEÑO

Uno de los factores que influye para tener un mejor sueño, es el tipo de alimento que se elige para la cena, así como la hora en que se consume.
Lo ideal es cenar a las 7 u 8  de la noche para dar tiempo al proceso de digestión, el cual en promedio toma un par de horas, pero además es fundamental que los alimentos que se consuman estén libres de carbohidratos, grasas y no estén condimentados en exceso.
Los carbohidratos están presentes en los productos hechos a partir de harina, como el  pan, pero si además se acompañan con mermelada y algún licuado de frutas, resulta muy alto en azúcares y éstos son conocidos precisamente por incrementar la energía, lo cual redundará en dificultad para conciliar el sueño.
La carne, sobre todo si va aderezada con pimienta, ajo u otro condimento fuerte, es un alimento difícil de digerir, por lo que no es aconsejable elegirla para cenar y menos aún si se acompaña con refrescos, debido a que el gas que éstos contienen, hace aún más lenta la digestión.
También van a alterar el ciclo del sueño, los  postres por la noche, sobre todo los chocolates.
La temperatura de los alimentos también es importante:  La temperatura de los alimentos que se eligen para cenar, si éstos son tibios ejercen un efecto relajante muy adecuado para lograr conciliar el sueño, y lo de tomar un vaso de leche tibia es muy cierto. Otras alternativas son una pieza de fruta, una taza de té, o una rebanada de pan tostado adicionada con queso, o  una cucharadita de miel o de mermelada.
También es importante,  evitar el ejercicio en horarios muy cercanos al que se tiene establecido para ir a la cama, el ejercicio te oxigena tanto que te cargas de energía y esto se contrapone totalmente con el descanso.
Una dieta balanceada a lo largo del día y una cena ligera dos horas antes de dormir, contribuirán a que la persona esté bien nutrida, pero también a que consiga un mejor descanso y, en consecuencia, un óptimo rendimiento para sus actividades cotidianas.

A QUE HORA DEBO COMER PARA BAJAR DE PESO?
La única verdad si quieres bajar de peso, es disminuir el número de calorías que consumes en un día. Para lograr bajar o no subir de peso sin perder el músculo no hay  nada más  importante que tomar en cuenta el tipo de comida que consumes, la hora y la actividad física que realices.
La hora a la que debes comer  depende de las actividades que realices antes y después de comer. Esto significa que si eres muy activo en la noche y poco activo en la mañana, te convendría más consumir los alimentos calóricos a la hora de la cena que a la hora del desayuno.
En diferentes estudios se ha visto que desayunar ayuda a controlar el peso. Sin embargo, no es una garantía de que vas a bajar de peso si lo haces. La razón de los resultados puede deberse a que la gente que desayuna correctamente tiene menos antojos por hambre a lo largo del día.
Otra razón es que cuando desayunas rompes el ayuno que llevas de toda la noche y, si tu cuerpo ha agotado la energía que tenía de tu última comida, va a usar la energía del músculo (haciendo que pierdas masa muscular).
Mucha gente cree que cenar puede engordar, por lo que cenan muy ligero o se saltan la cena.. Saltarte la cena puede hacer que pierdas músculo porque el tiempo de ayuno en el que dejarás a tu cuerpo (hasta que desayunes al día siguiente) es mucho mayor que si cenaras.
Sin embargo, cenar significa comer la última comida del día y lo que generalmente hace la gente después de cenar es descansar. Por lo tanto, tu cuerpo no necesitará mucha energía en ese momento y si cenas mucho, tu cuerpo no tendrá forma de gastar la energía que acabas de consumir y la reservará como grasa. Procura cenar 2 horas antes de acostarte.