lunes, 16 de junio de 2014

CONOCIENDO LAS VERDURAS

La lechuga
La lechuga es una planta consumida a nivel mundial y cuyo cultivo se ha extendido de forma asombrosa. Es la hortaliza por excelencia en las dietas hipocalóricas, debido a su alta composición en agua (94 %) y su bajo contenido calórico. 
Beneficios para la Salud: Trastornos Digestivos, Insomnio, Estreñimiento, Obesidad.
Propiedades: Rica en fibra. Contiene Vitamina A, alto contenido en minerales: fósforo, hierro, calcio, potasio y aminoácidos. Es diurética porque estimula la eliminación de orina.Principio del formulario
Final del formulario
 
Información nutricional: Aporta muy pocas calorías debido a su  escasa cantidad de hidratos de carbono. Favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia del organismo respecto las infecciones. Contiene una serie de oligoelementos no muy habituales en el mundo vegetal, como el selenio.  Rica en potasio,  que es necesario para mantener el nivel de líquidos en el cuerpo. La cantidad de calcio y fósforo que contiene  la hace ideal  para el bienestar de los huesos.

La coliflor
El principal componente de la coliflor es el agua, lo que la convierte en un alimento de escaso aporte calórico. Se considera buena fuente de fibra, así como de vitaminas y minerales. En relación con las vitaminas destaca la presencia de vitamina C, folatos y vitamina B6. En cuanto a su contenido en minerales, podemos considerar a la coliflor un alimento rico en potasio y fósforo. También contiene, aunque de forma menos importante, calcio, hierro y magnesio.
El consumo de coliflor se aconseja por su alto contenido en elementos fitoquímicos, los cuales contribuyen a la prevención de algunas enfermedades degenerativas y a estimular el sistema inmune por su carácter antioxidante. Muchos de estos compuestos azufrados son responsables del fuerte aroma que desprende esta verdura durante su cocción.
Ventajas e inconvenientes de su consumo: Gracias a su escaso contenido energético, la coliflor es una verdura idónea en el control de peso, teniendo en cuenta el método de cocción y los aliños. Además, por su contenido en fibra resulta saciante y reduce el apetito, un aspecto muy beneficioso en estas circunstancias. Comparte con el resto de verduras y hortalizas su carácter diurético. Al estar aumentada la producción de orina se eliminan además de líquidos, sustancias de desecho disueltas en ella como ácido úrico, urea. Por ello conviene también a quienes padecen hiperuricemia y gota, y a las personas con tendencia a formar cálculos renales. En general, las verduras de la familia de las crucíferas son ricas en vitamina C y ácido cítrico, que potencia la acción beneficiosa de dicha vitamina

El Apio
Después del pepinillo, el apio es la hortaliza de menor valor energético. La variedad de vitaminas que tiene es amplia: vitamina E, provitamina A, vitamina C, folatos, aunque la cantidad de estos nutrientes resulta insignificante si se compara con la media de las hortalizas. Lo mismo ocurre con la fibra, de la que el apio es una fuente discreta. Su riqueza mineral se refleja en la abundancia de potasio en su composición, así como en cantidades notables de sodio y discretas de calcio, magnesio y zinc. El apio se consume fresco o cocido y es muy apreciado en la dieta por  sus propiedades diuréticas y depurativas.
También se puede comer el apio entre horas, lo que las convierte en un aperitivo muy nutritivo y nada calórico. La abundancia en fibra obliga a masticarlas bien y proporciona  saciedad.
El apio favorece la secreción de saliva y jugos gástricos, por lo que su consumo está especialmente indicado en casos de inapetencia. Sin embargo, consumido crudo en exceso puede resultar indigesto. La cocción reblandece la celulosa, un tipo de fibra que contiene, y la hace más asimilable.
Por supuesto la acción diurética del apio, coliflor y lechuga es menos intensa que la de los medicamentos diuréticos. Sin embargo, tiene la ventaja de que se puede consumir a diario durante toda la vida sin riesgo de efectos secundarios.
.