miércoles, 28 de mayo de 2014

TU LO SABES…..TE LO RECORDAMOS

Cuál es la manera correcta de comer ensalada
Las ensaladas se deben comer crudas, porque son “la mejor fuente de fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes”, además, aliñarlas con aceite de oliva. Solo poner  una cucharadita de aceite por ensalada y aderezarla con limón, vinagre,  poca sal.
Al momento de preparar y consumir ensaladas se cometen muchos errores: Por ejemplo cuando las temperaturas bajan, la mayoría  deja de comer ensaladas, es al contrario en este tiempo debemos consumir más,  para mejorar los niveles de vitaminas, minerales y evitar con ellos las enfermedades respiratorias.
Cuando las ensaladas son cocidas, pierden en gran medida su aporte nutritivo. Se deben consumir ensaladas como primer plato para lograr la saciedad que aporta la fibra y no llegar con un apetito voraz al plato principal. La ensalada ideal es la que combina en un solo plato una gran variedad de verduras y colores, principalmente crudas, bien lavadas, idealmente regadas con agua de pozo o hidropónicas.
Además se puede enriquecer con: atún al agua, pollo a la plancha, pavo grillé,  quesillo o queso fresco, agregar finas hierbas para mejorar el sabor y presentación. Las ensaladas menos calóricas son lechuga, apio, rúcula, espinacas, palmitos y espárragos, frejoles verdes, col, tomate, brócoli, coliflor. Las más calóricas son choclo, alverjitas, habas, mientras que las intermedias son las betarragas, zanahorias y alcachofas.

Consumir probioticos ayuda a disminuir la acumulación de grasa en el hígado
Científicos españoles han demostrado en un experimento realizado con ratas obesas que consumir probioticos durante 30 días ayuda a disminuir la acumulación de grasa en el hígado.
Este hallazgo,  es un importante avance  en la lucha contra la enfermedad del hígado graso no alcohólico, asociada a la obesidad y a la diabetes.   La acumulación de grasa en el hígado se denomina esteatosis y es el primer estadio de la enfermedad asociada a la obesidad y a la diabetes. Los probioticos son microorganismos (bacterias o levaduras) que confieren efectos saludables a la persona que los toma. Tradicionalmente, sólo se consideraban microorganismos vivos, pero el concepto se amplió pues algunos microorganismos muertos, o incluso componentes de éstos, pueden exhibir propiedades probióticas.
Los investigadores de la Universidad de Granada trabajaron con tres cepas que están depositadas en la Collection Nationale de Cultures de Microorganismes del Instituto Pasteur: Lactobacillus paracasei, Bifidobacterium breve y Lactobacillus rhamnosus .
En un primer experimento, llevado a cabo en voluntarios sanos, los investigadores, demostraron que las tres son perfectamente toleradas y seguras para consumo humano.
Estudio en ratas: Los autores describen que la administración de los probioticos produjo una menor acumulación de lípidos  en el hígado  que la que tuvo lugar en ratas alimentadas con un placebo. (Sustancia farmacológicamente inerte que se utiliza como control en un ensayo clínico). La enfermedad hepática no se curará con probioticos, pero estos microorganismos sí pueden servir como terapia coadyuvante a otros tratamientos.

Zapallo: Propiedades y beneficios
El zapallo aporta beneficios y propiedades nutricionales interesantes, siendo una hortaliza muy sana. El zapallo es de origen americano, también es conocida con el nombre de auyama. El consumo del zapallo se remonta al tiempo de los aztecas, y años después fue introducida en Europa por los españoles, siendo más conocido y aumentando su consumo. Al día de hoy es habitual la preparación del puré de zapallo para bebés y niños pequeños, gracias a que aporta unos beneficios interesantes para sus delicados sistemas digestivos.
Beneficios del zapallo: Es  de sabor dulce. Contiene una pulpa de color amarillo - anaranjado, la cual es rica en betacaroteno (antioxidante). Su alto contenido en fibra, regula la función intestinal, se digiere con facilidad, especialmente cuando se cocina al horno. Por ello se recomienda su consumo en caso de acidez estomacal o gastritis. Destaca también por su alto contenido en agua, de forma que se convierte en una hortaliza ideal en dietas de adelgazamiento, por poseer pocas calorías e hidratos de carbono. También ayuda a cuidar la vista, y fortalecer la piel, el cabello y los huesos.
Información nutricional del zapallo: 100 gramos de zapallo aportan: Calorías: 28 Cal. Proteínas: 1 gr., Hidratos de carbono: 5.6 gr., Grasas: 0.1 gr., Fibra: 1.5 gr.