miércoles, 2 de abril de 2014

TU LO SABES……TE LO RECORDAMOS

Bebidas saludables para la lonchera
Llegó la temporada de colegio y pensamos en cómo  darles a nuestros hijos una rica y balanceada lonchera con alimentos nutritivos. Sin embargo, nos olvidamos o dejamos para el final la bebida, que es un elemento importante para la hidratación del niño. 
¿Jugos de fruta? No. Los jugos  son una opción saludable, pero necesitan de refrigeración para no fermentarse,  podrían generar una afección gastrointestinal en el niño. Además, solo el jugo recién licuado y fresco tiene un mejor potencial nutritivo, ya que conserva las vitaminas.
¿Infusiones? Sí son recomendables, ya que algunas hierbas tienen propiedades digestivas, antiinflamatorias, relajantes. Las recomendadas son: manzanilla, menta y anís, ya que tienen un sabor dulce, pueden agregarles gotitas de limón para realzar su sabor y conservarlas mejor. Se debe dejar de lado las que contengan cafeína, teína, como el té o el café.
¿Cuánto darle?  Debemos tener en cuenta que la lonchera representa solo entre el 10% y 15% del requerimiento calórico del día en el niño, por tanto, la cantidad de líquido puede ser de 250 ml a 500 ml dependiendo de si hace actividad física o no y el clima.
Las mas recomendadas: Las hechas a base de hierbas así como la chicha morada,  las de frutas cocidas como el agua de manzana, agua de piña, avena diluida (estas últimas, son beneficiosas para el niño que realiza actividad física). Estas bebidas para loncheras son combinables con todo tipo de alimentos.
¿Jugos de caja?  No son recomendables debido a que tienen altos contenidos en azúcares simples, poca fruta y más que nada colorantes.  Actualmente el exceso de azúcar es una de las principales causas de sobrepeso y obesidad en niños.

El peor enemigo es el alcohol
El primer enemigo es el alcohol, que tiene mucha incidencia a la hora de aumentar de peso. Esto puede explicarse en función de la actividad del hígado: mientras este órgano trabaja para quemar el alcohol que el cuerpo ingiere, no puede quemar las grasas que el proceso del organismo precisa. Además, la ingesta de alcohol afecta al proceso hormonal y una de sus consecuencias es la sensación de más hambre.
Otro hábito a erradicar es el consumo de refrescos procesados, se puede notar una rápida pérdida de peso con solo eliminarlos de la dieta. Los azúcares añadidos significan calorías directas. Las bebidas light o bajas en calorías son una buena opción, pero el exceso no es conveniente.
Ansiedad: Tomar muchas bebidas gaseosas hacen que se coma más porque se siente una sensación falsa de saciedad y  rápidamente, se  vuelve a sentir hambre.
¿Qué tomar?: En primer lugar, agua, es lo más sano para los riñones y para la hidratación del cuerpo en general. Dejar de lado las bebidas energéticas que tienen mucha cafeína y muchísimos azúcares, conservantes y otros compuestos que almacenan grasa en el organismo. Tomar té sin azúcar es una de los mejores remedios para perder peso. Los beneficios del té son muchos: es una de las bebidas que más ayudan a eliminar la grasa y expulsarla del cuerpo de manera natural. Olvidar las bebidas con gas, si se toman jugos naturales o bebidas y refrescos sin gas enseguida se notará el efecto.  

Las ensaladas
Las ensaladas son un plato que debe formar parte de nuestra dieta. Si elegimos bien los ingredientes con los que prepararlas, puede ser un plato muy equilibrado, nutritivo y saludable. Para conseguir que un plato de ensalada sea equilibrado desde el punto de vista nutricional necesitamos complementarlo con un aporte de hidratos de carbono y proteínas.
Éstos los podemos incorporar en la ensalada (atún, pasta, lentejas, huevo). Como bien sabemos el consumo de vegetales, contribuye a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, sin embargo, los profesionales de la nutrición alertan de que no se consume ni la mitad de la cantidad diaria recomendada de hortalizas y vegetales, un mínimo de 400 gramos diarios.