miércoles, 22 de enero de 2014

NUTRICION: USA EL BROCOLI EN TU MENÚ

El permanente consumo de brócoli, no tiene efectos secundarios, más bien beneficia a la salud. Sulforafano es el nombre de un compuesto que se encuentra en grandes cantidades en el brócoli y que parece el responsable de las saludables propiedades de este vegetal. Sus beneficios, que comparte con otros miembros de la familia de las coles (plantas crucíferas), han sido objeto de diversos estudios.

Contra el cáncer
El principal efecto de dicha sustancia (un compuesto azufrado) radica en que es antioxidante. “Por eso, es beneficioso en enfermedades que cursan con oxidación de los tejidos, como el cáncer”, señala Jesús Román Martínez, presidente de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación.
Una investigación de la Universidad de Alabama en Birmingham publicado en la revista ‘Clinical Epigenetics’ subraya cómo ciertos componentes de alimentos como el brócoli o el té verde pueden reforzar los mecanismos antitumorales naturales del organismo. Según este estudio, el sulforafano es capaz de modificar la expresión de algunos genes implicados en el control del cáncer.

Acción Antibacteriana
En 2009 apareció en la revista ‘Cancer Prevention Research’ un trabajo en el que 48 personas infectadas por ‘Helicobacter pylori’ siguieron un dieta rica en brócoli o en brotes de alfalfa durante ocho semanas.
Al cabo de ese periodo, los autores procedentes de la Escuela de Medicina Johns Hopkins (Baltimore, EE.UU.) comprobaron que los niveles de esta bacteria en el tracto gastrointestinal habían descendido mucho en aquellos que tomaron brócoli.
Ahora, un trabajo publicado en ‘Science Translational Medicine’ sugiere que el poder bactericida también funciona en las infecciones respiratorias.
El sulforafano potencia la acción del sistema de limpieza que tienen los pulmones, que no funciona bien en los fumadores o en personas con la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). Queda por comprobar si este beneficio observado en el laboratorio se obtiene también a través de la dieta.

Corazón sano
Muchos de los estudios realizados con el brócoli se han hecho en ratas y los resultados apuntan a un claro efecto protector contra enfermedades cardiovasculares. Una de las últimas investigaciones, publicada en ‘The Journal of Agricultural and Food Chemistry’, demostró en 2008 que el corazón de los roedores que se habían alimentado con este vegetal durante un mes funcionaba mejor.

Anti envejecimiento de la piel
Una reciente investigación española otorga un beneficio más al brócoli. Al parecer, contiene una proteína (denominada BOP) que frena el envejecimiento de la piel y favorece su regeneración en caso de quemaduras.
Así lo explican los científicos del Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (Cebas), dependiente del Consejo Superior de Investigación Científicas (CSIC) y localizado en Murcia.
Además, el brócoli es una excelente fuente de vitaminas, hierro, ácido fólico y fibra, por lo que es muy recomendable para las personas con anemia (déficit de hierro), con problemas de estreñimiento y para las embarazadas, porque aporta altos niveles de ácido fólico y contribuye a prevenir malformaciones en el feto.

Conozcan los beneficios del brócoli

Medio kilo de brócoli tiene las mismas calorías que 28 gramos de mantequilla.
200 gramos aportan tres veces las necesidades diarias de vitamina C. Cien gramos aportan una décima parte de la fibra diaria necesaria. Aporta importantes cantidades de ácido fólico, fundamental para niños en edad de crecimiento y mujeres embarazadas. Su olor intenso es debido a su riqueza en nutrientes azufrados.