lunes, 11 de noviembre de 2013

ENSALADAS PARA VARIAR TU MENU DIARIO

ENSALADA NÚMERO 16  
Ingredientes
1 cogollo de lechuga,
100 gr. De queso fresco en cubos,
1 tomate,
5 aceitunas negras o verdes o de botija
1 cucharada de aceite de oliva 
2 cucharadas de vinagre 
1 cebolla china
½  pepino
1 diente de ajo,
Sal, Pimienta blanca. Al gusto

Preparación:
Mezclar en una ensaladera, la lechuga, el tomate, las aceitunas y el pepino escurrido junto con la  Cebolla china en rodajas finas y el queso cortado en dados. Disolver la sal y la pimienta en el vinagre y mezclar con el aceite, añadir el diente de ajo pelado y picado y aliñar la ensalada.

ENSALADA NÚMERO 17  
Ingredientes
2 papas medianas
1 manzanas mediana
1 pimiento chico
50 gr de jamón
1 huevo duro
1 cucharada de aceite de oliva, Perejil para decorar

Preparación:
Se cuecen las papas con la piel y cuando estén frías se pelan, las manzanas se pelan y se les quita el corazón, el pimiento se le quitan las semillas, todo ellos se corta muy fino y se pone en una fuente, así como el jamón  cortado en tiras finas.  Se cubre todo con  el aceite de oliva  y se decora con rodajas de huevo duro, añadiéndole unas ramitas de perejil.

 ENSALADA NÚMERO 18  
 Ingredientes
2 manzanas rojas,
1 tallo de apio, 1 manojo de berros,
50 gr. De nueces,
1 limón,
1 cucharada de miel líquida,
1 cucharada de aceite de oliva y sal

Preparación:
Poner el jugo del limón en un bol con la miel, aceite y la sal. Con la ayuda de un batidor, mezclar bien hasta que se emulsione. Colocar las manzanas,  en medias lunas. Añadir  el tallo de apio, en rodajas. Picar las nueces en trocitos y agregarlas. Lavar los berros, secarlos e incorporarlos a la ensalada. Mezclar y dejar reposar el conjunto unos minutos.

COMER CADA TRES HORAS
Repartir la alimentación a lo largo del día, haciendo tres comidas principales y dos colaciones ligeras. Aporta los siguientes beneficios:
Corazón: Cuando comemos, el corazón manda al estómago e intestinos una cantidad extra de sangre necesaria para la digestión. Si las comidas son muy abundantes someten al corazón a un gran esfuerzo adicional.
Colesterol: Las personas que comen cinco veces al día tienen niveles de colesterol más bajos, comparados con quienes hacen tres grandes comidas.
Digestión: El esfuerzo digestivo aumenta la probabilidad de que una parte del alimento se regrese al esófago, causando indigestión, reflujo, agruras o acidez.