lunes, 3 de junio de 2013

INTOLERANCIA A LA LACTOSA

Se presenta cuando el intestino delgado no es capaz de digerir la lactosa, un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos. La razón de este problema es que el intestino no produce suficiente cantidad de enzima lactasa.
El cuerpo del bebé produce lactasa para poder digerir la leche, incluida la leche materna. A medida de que vamos creciendo esta enzima empieza a disminuir. Dependiendo de la raza esta disminución puede darse a partir del año de vida, la edad promedio son los 4 o 5 años.
Si a los 7 años le damos mucha cantidad de leche a un niño, no hará una correcta digestión, esta pasará al colon en donde las bacterias de la flora intestinal la degradarán y fermentarán produciendo los siguientes síntomas:  Distensión abdominal, cólicos, diarrea, flatulencia y nauseas.

Grados de intolerancia:
Nivel, Existen personas que cuando toman leche presentan los síntomas, pero pueden consumir queso y yogur sin inconveniente.
Delicado, Hay personas que con solo consumir platos o postres que llevan leche, son atacados por molestias estomacales, en ese caso se aconseja a cambiar los productos lácteos por otros con similares nutrientes.
Para todos, Las leches deslactosadas ofrecen los mismos beneficios y se pueden encontrar en un sinfín de presentaciones, como enteras, descremadas y light.

Diferencia entre alergia e Intolerancia: Algunos alimentos pueden provocar reacciones adversas, pero no todas estas reacciones tienen que ser alergias.
Alergias: interviene el sistema inmunológico se activa rápida e innecesaria y exageradamente ante la presencia de la leche de vaca. Esta se puede manifestar con múltiples síntomas tanto en el sistema digestivo como en otras partes del cuerpo. Aparte del hinchazón de labios, nauseas, vómitos diarrea, dolor abdominal, en ocasiones se puede presentar, ronchas, enrojecimiento en la piel, estornudos, tos, picazón en los ojos y dificultad para respirar. En casos severos se puede producir anafilaxia o una acción alérgica general que puede poner en riesgo la vida
Intolerancias: el organismo no puede asimilar correctamente un alimento o uno de sus componentes. Se pueden consumir pequeñas cantidades del alimento sin que se den síntomas.

Como se diagnostica una alergia:
Pruebas de alergia en piel
Análisis de anticuerpos en sangre
Prueba de tolerancia o provocación que se realiza en el hospital
Si las pruebas de alergia son negativas, el diagnóstico más probable es intolerancia hipersensibilidad NO alérgica.

Como se diagnostica una intolerancia:
Dietas, consiste en eliminar de la dieta el alimento o alimentos que consideramos que puede estar originando la reacción. 
Una vez que conocemos el alimento que origina la alergia, la única forma de prevenirla es eliminando dicho alimento de la dieta.
En caso de intolerancia puede ser suficiente con limitar el tamaño de las raciones que se consumen para evitar los síntomas.
La mejor manera de evitar estos problemas sobre todo en las alergias es leyendo la Información Nutricional de cada producto antes de comprarlo

Recomendación: Se ha comprobado que la leche y sus derivados son una fuente principal de nutrientes esenciales para el ser humano, destacan el calcio, potasio, magnesio y vitamina A

Los lácteos  son necesarios en la infancia, adolescencia y deberían consumirse a lo largo de  la vida para mantenerse sano. Ahora a pesar de la intolerancia no se debe aconsejar excluir este alimento de la dieta, existen alternativas de productos lácteos sin lactosa, por lo tanto las personas con este problema pueden  y deben seguir disfrutando de los lácteos