lunes, 10 de junio de 2013

ALIMENTOS MODIFICADOS GENETICAMENTE

Son producto de la bioingeniería se crean añadiendo genes de otras plantas o de otros organismos para aumentar la resistencia de los alimentos a las plagas, retrasar la descomposición, para mejorar su sabor o contenido nutricional, así como para añadirle otras cualidades deseadas.
En años recientes, ha habido un crecimiento en el uso de la bioingeniería para producir ciertos alimentos. En los Estados Unidos, por ejemplo, la mayoría de la soja y el maíz se obtiene de semillas que fueron modificadas para ser resistentes a los herbicidas, y en el caso del maíz, para producir un insecticida natural.

Han surgido inquietudes sobre la seguridad en el uso de las semillas modificadas genéticamente. En teoría, estos genes agregados podrían generar sustancias que causarían reacciones alérgicas en algunas personas, o que podrían resultar en niveles más elevados de compuestos que pueden tener efectos sobre la salud
No existe evidencia actualmente de que los alimentos genéticamente modificados que están disponibles en el mercado sean nocivos para la salud humana, o que puedan ya sea aumentar o disminuir el riesgo de cáncer debido a los genes agregados. Pero la falta de evidencia sobre daño alguno no significa que pueda interpretarse como una evidencia de seguridad, y debido a que estos alimentos han estado disponibles relativamente durante poco tiempo, los efectos a la salud humana en el largo plazo aún se desconocen. Es importante que la seguridad de los alimentos genéticamente modificados sea evaluada para asegurar que su consumo sea auténticamente seguro, así como para brindar tranquilidad y confianza en su consumo.

En el Perú, se aprobó una moratoria por diez años para que nuestros suelos agrícolas, se vean libres de estas semillas, cuyos efectos ecológicos, económicos, sociales y sobre la salud recién empiezan a revelarse.
Los consumidores son cada vez más sensibles y apuestan por lo natural. Los alimentos genéticamente modificados no son ninguna panacea, sino un magnifico negocio para las empresas que patentan las semillas y un problema grave para los agricultores que creen y confían y se van a ver sometidos toda una vida a pagar regalías.

¿Será cierto?
Las multinacionales, nos informan que los transgénicos servirán para terminar con el hambre en el mundo, es esto realmente cierto, no sería mejor que no se desecharan toneladas de alimentos por no cumplir con los estándares del mercado o no llegar a destino en buen estado por la falta de carreteras y de una adecuada cadena de frío, o simplemente porque se compró en exceso y el producto se malogró, o también se desechan los alimentos para no bajar el precio en el mercado.

¿Sabías que?
Japón decidió cortar la compra de trigo de Estados Unidos, La Unión Europea anunció controles más estrictos; el motivo: se detecto un trigo transgénico en una granja de Oregón, que jamás fue aprobada. Este trigo no es apto en ninguna parte del mundo y la variedad encontrada fue el trigo primavera tolerante al herbicida glifosato que Monsanto desarrolló hace más de una década pero no recibió aprobación para su venta y consumo.

Monsanto es una empresa multinacional, que provee de productos para la agricultura y también es productor de semillas genéticamente modificadas.