viernes, 7 de junio de 2013

ABUSO DE LAS BEBIDAS AZUCARADAS

A la hora de hidratar a nuestro cuerpo, disponemos de una amplia gama de bebidas además de la propia agua. Tomar agua es fundamental para la salud, nuestro cuerpo contiene más o menos entre el 60 y 70% de agua.
La  primera necesidad del organismo es compensar las pérdidas de agua, también regular la temperatura corporal, lubricar y proteger las articulaciones, eliminar los desechos y toxinas por medio de la orina y sudor, mejorar la digestión  y prevenir el estreñimiento etc.
Aproximadamente 20% del requerimiento diario debería provenir de las frutas, vegetales, yogur, leche. El 80% restante tendríamos que  obtenerlo de jugos de frutas naturales o simplemente agua, si tomamos bebidas azucaradas, como gaseosas, jugos envasados, zumos, podremos consumir hasta 600 calorías mas al día.
Un consumo elevado de gaseosas aumenta el riesgo de caries, el ácido fosfórico  que se emplea como ingrediente en estas bebidas, se conoce como aditivo E-338, desplaza el calcio de los huesos y aumenta el riesgo de osteoporosis.
Las personas que  toman bebidas gaseosas normales o light generan adición debido al efecto que produce el azúcar y la cafeína en el sistema nervioso.

Las bebidas gaseosas y los niños
Las bebidas gaseosas no tienen ningún aporte nutricional salvo energético derivado de la alta concentración de azúcar, no aporta vitamina, minerales, ni otro nutriente saludable, es lo que se considera un alimento de “calorías vacías”. Ingerir alimentos con altos contenidos de azúcar motiva un desbalance de la glucosa sanguínea, el organismo responde con una rápida salida de insulina para mantener el equilibrio asimilando la glucosa de la sangre, pronto estos niveles resultan bajos con la consiguiente necesidad de ingerir más azúcar.
Esté atento a la alimentación general de su niño, las bebidas gaseosas pueden desplazar alimentos mejores para su crecimiento y desarrollo. Desde su primera comida cuando inicia la ablactancia no le de alimentos dulces, sino apenas endulzados, el niño conoce estos sabores por que usted se lo enseña y él se vuelve adicto.

Las bebidas gaseosas nos quitan la sed
Las bebidas procesadas como las gaseosas, jugos o néctares envasados, no quitan la sed sino la incrementan por la cantidad de azúcar que contienen, Con agua hervida se puede preparar limonadas, jugo de naranja, de toronja, de piña, maracuyá, camu camu, entre otros.

Veamos desde el punto de vista nutritivo
Las gaseosas pueden ser consumidas con moderación, sin embargo prefiera gaseosas sin azúcar ya que es bastante la diferencia en calorías y contenido de azúcar. 
No consuma bebidas gaseosas con las comidas principales. Trate de incluir agua, refrescos naturales con poca ó sin azúcar, bebidas de polvo sin calorías, té de frutas ó hierbas, etc.
No abuse tampoco de los jugos y refrescos naturales azucarados, ya que muchos estudios han señalado que pueden ser más perjudiciales para la salud, por los altos niveles de azúcar que contienen.
Trate de tener a la mano siempre una botella de agua, y llénela por lo menos 2 veces más al día
El agua con gas (soda) ó agua gasificada es agua con dióxido de carbono adicionado, y no es dañina para la salud. Puede ser consumida sin problema.

¿Sabía qué?
Lo más saludable es tomar agua diariamente, en un promedio de 2.2 litros, en el caso de las mujeres y para los varones, al menos 3 litros.
Parte de una buena nutrición, es tener una buena hidratación.
Las pérdidas de agua diarias oscilan entre 2.3 a 2.5 Litros
Orina:               1 a 1.5 Litros.
Sudor:              0.3 a 0.9 Litros
Respiración:     0.4 Litros
Heces:                          0.1 a 0.2 Litros.