viernes, 5 de abril de 2013

LA BUENA SALUD AÑADE VIDA A LOS AÑOS


Se considera actividad física cualquier movimiento corporal producido por los músculos que exija gasto de energía. Se ha observado que la inactividad física es el cuarto factor de riesgo en lo que respecta a la mortalidad mundial (6% de las muertes registradas en todo el mundo). Se estima que la inactividad física es la causa principal de aproximadamente un 21%-25% de los cánceres de mama y de colon, el 27% de los casos de diabetes y aproximadamente el 30% de la carga de cardiopatía isquémica. Este estudio se hizo con apoyo de la Organización Mundial de la Salud. (OMS)
Un nivel adecuado de actividad física regular en los adultos: Reduce el riesgo de hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebro vascular, diabetes, cáncer de mama y de colon, depresión y caídas, mejora la salud ósea y funcional, es un determinante clave del gasto energético, y  por tanto fundamental para el equilibrio calórico y el control del peso. También reduce el estrés, mejora el control del apetito y del sueño,  nos da más confianza en nosotros mismos. Los niveles de actividad física recomendados por sus efectos beneficiosos en la salud son: realizar 30 minutos de actividad física al día, cinco veces a la semana y proponen como actividades: nadar, caminar, hacer gimnasia acuática, bailar o montar en bicicleta. Cuando nos hacemos mayores, nos volvemos más sedentarios, favoreciéndose el deterioro del aparato locomotor, pérdida de masa muscular, por lo que el mecanismo de regulación de la glucosa se ve disminuido, las arterias pierden elasticidad, y se altera el metabolismo de las grasas.
Aumente la actividad física en su rutina regular: Unos simples cambios en el estilo de vida pueden representar una gran diferencia con el tiempo: En el trabajo, trate de tomar las escaleras en lugar del ascensor, trate de estacionarse en el extremo más alejado del estacionamiento o incluso bajando la calle. Mejor aún, camine hasta la tienda. En casa, realice los quehaceres tales como aspirar, lavar el automóvil, cultivar un huerto o jardín, recoger las hojas. Si sube en autobús, bájese en una parada antes de la habitual y camine el resto del trayecto.
Reduzca su tiempo frente al televisor: Los comportamientos sedentarios son aquellos que tiene mientras está sentado. Disminuya estos comportamientos le ayudan a bajar de peso, Por ejemplo: Escoja uno o dos programas de televisión para ver y apague el televisor cuando hayan terminado. No mantenga el televisor encendido todo el tiempo como ruido de fondo, ya que podría terminar sentándose y mirándolo. En lugar de esto, encienda la radio. Usted puede estar parado haciendo cosas en la casa y aún puede escuchar la radio. No coma mientras ve televisión. Quítele las pilas al control  del televisor y levántese para cambiar el canal. Si le gustan los videojuegos, ensaye con juegos que lo obliguen a mover todo el cuerpo.
Las personas que realizan actividad física de forma regular, alargan la vida al menos cinco años, Es importante, también, que nuestros mayores se enganchen al ejercicio físico y no deben sentirse frustrados si inicialmente se ven limitados. Si no se puede realizar 30 minutos de actividad seguida, se puede fraccionar en intervalos de 10 a 15 minutos, ya que el efecto es acumulativo. Si nos cuidamos desde jóvenes, ayudaremos a tener en la vejez una vida plena y productiva, y a desempeñar un papel activo en nuestras familias y en la sociedad.
HOY ES EL DIA MUNDIAL DE LA ACTIVIDAD FISICA