lunes, 4 de febrero de 2013

SOLO PARA HOMBRES



La predisposición a sufrir determinadas enfermedades exige a los hombres adecuar su dieta como factor preventivo. Tienen  una mayor predisposición de enfermar por trastornos cardiovasculares, cáncer de próstata. Los hábitos de vida tienen un papel muy importante en el cuidado de la salud
MINISTERIO DE SALUD: El análisis muestra los hábitos de vida y de alimentación de los varones (también de algunas mujeres) que influyen directamente a corto, medio o largo plazo en su salud. Hay evidencia suficiente para creer que, alimentándose adecuadamente en la  juventud, se pueden evitar muchas de las enfermedades crónicas e incapacitantes que afectan a gran parte de los varones adultos.
AYUNO: Muchos  hombres saltan uno de los principales tiempos de alimentación como es el desayuno, algunos no toman nada, otros solo un café y otros un jugo de frutas. Pero no es suficiente como para romper el ayuno de toda la noche. Por este motivo, el almuerzo es abundante y sobrecargado de grasas. Solo aceptan cambios en su dieta, como tratamiento de alguna enfermedad y no como medida preventiva.  A esto se suma  que 6 de cada 10 varones (entre 25 y 64 años) no tienen costumbre de realizar ningún tipo de actividad. El sedentarismo, se convierte en un factor de riesgo, que ya es un mal hábito entre la  población masculina.
TABACO: Los efectos nocivos del tabaco se reflejan en distintos órganos y sistemas del cuerpo como las arterias. Éstas se endurecen dificultando la circulación y la oxigenación de la sangre. Los hombres, tienen el doble de riesgo de sufrir un infarto de miocardio.
ALCOHOL: El consumo frecuente puede convertirse en un hábito pernicioso. Más del 80% de los varones adultos afirma consumir alcohol. El consumo diario de una cantidad de alcohol superior a la que el organismo es capaz de metabolizar resulta tóxico y degenera la función de los órganos.  Consideramos "moderado" el consumo de hasta 2 copas al día para los hombres (que suelen tener mayor corpulencia) y hasta una copa al día para las mujeres y los mayores. Se considera una copa tanto a una cerveza de 300 cc., a una copa de vino de unos 100 cc, o a 40 cc. de cualquier licor, ya que estas unidades contienen aproximadamente la misma cantidad de alcohol.
LA DIETA PROMOTORA DE LA SALUD: No pueden faltar los alimentos ricos en antioxidantes, más abundantes en los vegetales de color vivo y pronunciado como las frutas cítricas, las uvas negras, los melocotones, las ciruelas. También las hortalizas como el tomate,  los pimientos rojos,  la betarraga, la zanahoria y las verduras de la familia de la col deberían estar presentes a diario. Asimismo, tener siempre a mano frutos secos. Si se puede tomar un puñado de los mismos al día  se cubrirán adecuadamente los requerimientos de vitamina E, cinc, selenio y poli fenoles (son antioxidantes sintetizados por las plantas)