lunes, 18 de enero de 2016

ALIMENTOS SALUDABLES

En verano tenemos que cuidar la alimentación, en estas épocas de calor hay algunos ingredientes que podemos incorporar a nuestra mesa más a menudo.
Kiwi:
Es rica en vitamina C, antioxidantes, ácido fólico, fibra y lo que más tiene es agua, esto la vuelve una fruta ideal para el verano.
Nuez:
Tiene muchas calorías y su consumo debe ser moderado, es rica en omega 3, un ácido graso esencial que ayuda a reducir el colesterol, equilibrar la presión arterial y mejorar los niveles de glucosa en sangre.
Canela:
Además de su delicioso sabor, ayuda a metabolizar la glucosa.
Agua:
Es imprescindible para la vida. Mantiene la presión arterial, nutre las células, permite la función renal y elimina productos de desecho.
Manzana:
Sus flavonoides son excelentes antioxidantes. Dulce, saludable aporta agua, fibra y azúcares.
Papa:
Fuente de energía, por su alto aporte de almidones (carbohidratos)
Naranja y mandarina:
Tienen antioxidantes y  vitamina C.
Leche:
Protege los huesos gracias a su contenido en calcio de alta biodisponibilidad.
Yogur:
Protege la flora intestinal, previene diarreas e infecciones.
Huevo:
La clara posee proteínas de alto valor biológico, la yema, grasas, proteínas, vitaminas y minerales.
Café:
Una de las bebidas más antiguas de la historia. Activa el organismo, mejora el rendimiento y la memoria.
Cacao:
Beneficia la presión arterial, genera placer y es rico en antioxidantes. Bueno en estados de estrés o depresión.
Pescado:
Aporta proteínas de alto valor biológico y ácidos grasos esenciales omega 3 que ayudan prevenir enfermedades cardiovasculares.
Aceite de oliva virgen:
Rico en vitamina E, antioxidantes y grasas monoinsaturadas saludables.
Vino tinto:
Su consumo moderado es beneficioso por su contenido en polifenoles, antioxidantes que durante el proceso de fermentación pasan de la uva al vino.
Arroz:
Aporta vitaminas, minerales e hidratos de carbono, por lo cual constituye una fuente energética importante. Ideal acompañarlo de verduras o legumbres.
Lentejas:
Aportan proteína vegetal y cuando se acompaña de cereales da lugar a proteínas de valor similar a las de origen animal.