lunes, 17 de agosto de 2015

DIEZ MIL PASOS COMO MÍNIMO

Parece que se disminuye la fiebre de correr es una de las actividades físicas más completas, pero el caminar le está ganando adeptos.
Así que, si a esta ventaja le sumamos la posibilidad de adelgazar sin el esfuerzo que supone correr, muchos habrán encontrado, por fin, el ejercicio que buscaban para estar en forma y, al mismo tiempo, perder esos kilos de los que querían deshacerse.

Camine como si tuviera prisa
10.000 pasos el mínimo exigible para que esta actividad física se traduzca en beneficios significativos para la salud.  Aunque caminar pueda ser la respuesta, es una respuesta con matices. Y en este caso, dos de ellos son fundamentales: el número de pasos y la cadencia con que se dan.
Así, el National Center for Biotechnology Information fija en 10.000 pasos el mínimo exigible para que esta actividad física se traduzca en beneficios significativos para la salud. Pero, además de recorrer esa distancia o caminar 10.000 pasos, si queremos adelgazar, deberíamos hacerlo a un ritmo moderado,  para un adulto sería entre los 4,8 Km/h y los 6,4 Km/h.

¿Cuántas calorías quemamos cuando caminamos esa cantidad de pasos? 
La respuesta no es sencilla, cualquier actividad física tiene un gasto calórico que varía en función de varios factores: la intensidad, el sexo y la condición física de la persona que la lleva a cabo. Sin embargo, a modo orientativo podemos tener en cuenta los datos que revela un estudio elaborado por el ACSM, (American College of Sports Medicine) en el que se dice que un hombre que recorre 1.600 metros quema entre 124 y 88 calorías, mientras que una mujer, entre 105 y 74.
Es posible perder  kilos en una caminata. Sin embargo, serán en su mayor parte líquido, el cual repondremos rápidamente con una correcta hidratación. Por eso, lo mejor sería hablar de pérdida de un porcentaje de masa grasa corporal y no de peso. Para perder esos kilos, se aconseja  hacerlo en forma progresiva y controlada, sin olvidar una dieta equilibrada y una buena hidratación.
Para que obtengamos este resultado es imprescindible caminar con regularidad, es decir entre 3 o 4 veces por semana y combinar esta actividad con otros ejercicios. Caminar por la arena nos dará mejor resultado, que andar por la calle, por la tierra  o por el cesped. Cuando caminamos por la arena, intervienen más músculos y los tonifica, es mucho más exigente caminar por la arena, pero si no estamos acostumbrados es mejor empezar por 5 a 10 minutos y convinar arena con asfalto

Es mejor caminar con zapatillas o descalzo
Es bueno caminar descalzo porque fortalece la planta del pie pero si no estamos acostumbrados es mejor que no, puede resultar peligroso y agresivo.
En la arena mojada podemos caminar 20 minutos y no más de 30 sobre el césped.

Sume pasos mientras hace la compra
Según la American Heart Association caminar al menos 10.000 pasos diarios comporta numerosos beneficios para nuestra salud cardiovascular. Motivo suficiente para empezar a contar. Pero, ¿cómo llevar la cuenta? Si pudiera contabilizar sus pasos desde que pone un pie en el suelo, se dirige a la oficina, camina por el supermercado, callejea y vuelve a casa, se percataría de cómo hay multitud de desplazamientos con los que uno no cuenta y que pasan a engrosar nuestro cómputo particular de pasos diarios.
Hoy la tecnología te ofrece múltiples artilugios para que hagan esa tediosa tarea por ti.