lunes, 1 de junio de 2015

DIA MUNDIAL DE LA NUTRICION

Aprovechando que el 28 de mayo ha sido el Día Mundial de la de la Nutrición queremos  romper con los malos hábitos nutricionales que muchos tenemos. No importa si eres vegetariano o amante de las dietas mediterráneas, lo que tenemos todos en común es que tenemos que comer para mantener un cuerpo saludable. Aún así, caer en la tentación es muy fácil: picar entre horas, el chocolate es nuestra perdición, una bolsa de papas antes de cenar… no importa qué te haga perder el equilibrio. Hoy te damos algunos consejos para sobrellevar nuestras  debilidades dietéticas.

¿Eres de las que te sientas en la mesa, nadie ha empezado y tú casi estás terminando? Cuando éramos niños te acuerdas el primero en dejar el plato vacío es el que gana. Y es que, por si no lo sabíais la ingesta rápida de los alimento hace que ingieras más calorías de lo que necesitas. Por eso, come más lento y disfruta de la comida.

Una buena forma de comer más lento es cerrar los ojos, meter la comida en la boca y apreciar las texturas y sabores que nos ofrece. Si conseguimos hacerlo apreciaremos lo que nos ofrecen los alimentos.

Da igual que lo que comas sea saludable, el problema  es el exceso tu cuerpo no lo necesita. Debemos servirnos en platos más pequeños. Muchas veces comemos por gula y no nos damos cuenta que no tenemos tanta hambre. En los restaurantes compartamos los platos.

¿Cuántas veces nos ha pasado que estamos tranquilos sin hacer nada y nos da ganas de comer algo dulce, después de los almuerzos siempre queremos algo dulce, entonces come fruta, o has algo que tú sabes que te relaja, piensa en otras cosas, has hecho la prueba alguna ves a lo mejor esto te hace olvidar el dulce.

Trasnochar siempre nos pasa factura, pero bueno una mala noche de vez en cuando tampoco está mal, el problema es que te vuelve a dar hambre, cundo sabemos que vamos a salir en la noche lo mejor es comer lo suficiente antes de salir y así no tendremos mucha hambre, si a pesar de todo el hambre te abruma, busca algún sanguche de pan integral o toma un mate o hierva relajante y ponte a dormir a lo mejor logramos vencer las tentaciones.

Creo que está de más decirles que empezar una dieta de moda la última que ha salido en alguna revista o diario y luego dejarla y continuar con los mismos malos hábitos de siempre no te conduce a nada, al contrario te engordas más por el efecto rebote. Para que esto no nos pase lo mejor es comer de la siguiente manera: una cantidad de tu comida que sean alimentos saludables y la otra parte algunos gustos, caprichos o como quieras llamarle, para que me entiendas mejor que un porcentaje de tu almuerzo sea sano y el porcentaje restante sea lo que se te antoja, así no vas a sufrir pensando lo difícil que es ponerse a dieta, claro con la condición que poco a poco vas a ir aumentando el porcentaje de los alimentos sanos y disminuyendo el de los antojos. A lo mejor así consigues cambiar tus hábitos nutricionales, también lo pones en práctica en el desayuno y luego en la cena.


Y te aseguro que volverás a tu peso ideal para siempre, no te olvides que en estos cambios está también presente el ejercicio 30 minutos diarios para empezar y luego vas aumentando de acuerdo a tu capacidad y tu energía.