miércoles, 27 de mayo de 2015

EL VALOR NUTRICIONAL DE LA LINAZA

La linaza es una semilla oleaginosa, es plana y ovalada con un borde puntiagudo,  mide entre 4 y 6 milímetros y tiene un agradable sabor a nuez.
Su valor nutricional y bondades a la salud radican en la cantidad y tipo de grasa que contiene además de la concentración de fibra y proteínas. 

En promedio, la linaza contiene 41% de grasa, 20% de proteína, 28% de fibra dietética total, su composición puede variar dependiendo de la genética, el medio ambiente, el procesamiento de la semilla y el método de análisis utilizado.
Una cucharada sopera de semilla aporta 50 calorías y 3 gramos de fibra,  mientras que en su forma molida aporta 36 calorías y 2,2 gramos de fibra. En cuanto al tipo de grasa es de los que menos grasa saturada contiene y de los que más grasa poli insaturada omega 3 (57%) y omega 6 (16%), esto le confiere una importancia nutricional particular ya que el omega 3 es una grasa esencial que el cuerpo no produce y que necesita ingerir a diario.

Por otro lado diversos estudios hablan de los beneficios preventivos en la salud cardiovascular del omega 3, por tener la capacidad de reducir los niveles de colesterol LDL en sangre. Además el omega 3 es constituyente de toda membrana celular y es nutriente fundamental para la visión y el sistema nervioso.
Una ventaja adicional es que su tipo de proteína no contiene gluten por tanto es apto para celiacos. La linaza es rica en fibra soluble e insoluble, esto incrementa los beneficios a la salud. Previene el estreñimiento, además reduce el tiempo de tránsito intestinal. Ayuda a controlar el apetito y la glucosa en la sangre.

Una cucharada sopera de semilla entera de linaza aporta entre 0,6 y 1,2 gramos de fibra soluble y entre 1,8 y 2,4 gramos de fibra insoluble, mientras que 1 cucharada de linaza molida contiene 0,4 a 0,9 gramos de fibra soluble y entre 1,3 y 1,8 gramos de fibra insoluble.

La forma de consumir la linaza puede ser:  Las semillas enteras tostadas (sin aceite adicional) o la linaza molida, en algunos países se vende también el aceite de linaza.
Tanto las semillas como la linaza molida puede agregarse a las ensaladas de fruta, ser licuadas con los jugos, incluirlas dentro de las masas de pan, galletas, queques o hervir las semillas para obtener agua de linaza. Esta última, de acuerdo a la cantidad de semilla, tomará una consistencia gelatinosa producto del tipo de fibra que contiene.

NOTA
La OMS aclara:
Los ácidos grasos omega-3 son ácidos grasos esenciales poli insaturados de cadena larga, necesarios para una buena salud. A diferencia de los ácidos grasos omega-3 de origen vegetal, como los de los aceites de linaza o de colza, los aceites de origen marino (de pescado o de algas) contienen ácidos docosahexaenoico (DHA) y eicosapentaenoico (EPA), de cadena más larga, denominados ácidos grasos "esenciales" porque el organismo no puede producirlos por sí mismo, por lo que se deben ingerir en cantidad suficiente.
La linaza ha sido difundida como suplemento nutricional por años. Desde entonces, ha sido usada para  varias enfermedades. Sin embargo, los estudios llevados a cabo con respecto a esto no han podido apoyar del todo la gran reputación de la linaza.