lunes, 23 de febrero de 2015

LA LONCHERA ESCOLAR, COMO ALIMENTAR BIEN A SUS PEQUEÑOS

Se acaban las vacaciones y tenemos que adaptarnos nuevamente a la rutina escolar, los horarios, las tareas, las actividades extra cátedra, sin perder de vista sus responsabilidades laborales, del hogar y con ellas, la preparación de una lonchera escolar sana.
Lo que colocamos en la lonchera de nuestros hijos hoy, formará parte importante de sus hábitos alimenticios de vida, es por eso que entender la importancia es fundamental para su desarrollo, desempeño escolar y sana adultez; hazaña que si bien no se logra de un día para otro, dará sus frutos en base a nuestra constancia e ingenio.
Desayuno de Campeones: A primera hora de la mañana el organismo lleva entre 8 y 10 horas sin recibir ningún alimento, la falta de glucosa obligara al cuerpo a quemar nuestras reservas esto nos puede causar múltiples alteraciones. El ayuno condiciona el aprendizaje y acarrea descenso del rendimiento, ya que la capacidad de locución o expresión, de memoria, de creatividad y de resolución de problemas quedan particularmente afectadas. De allí que el desayuno sea considerado “la comida más importante del día” y debe contener lácteos (leche, yogur, queso), frutas y cereales (pan, tostadas, galletas ricas en fibra) y derivados cárnicos bajos en grasas, o huevos.
¿Cómo preparar una buena lonchera? Debemos tener claro que esta debe ser:
Nutritiva, con alimentos naturales: energéticos, constructores, reguladores y líquidos, (agua, jugos naturales o leche);  en las cantidades adecuadas para los requerimientos del niño según su edad, sexo, peso, estatura y actividad física.
Atractiva, valiéndose de colores, sabores, texturas y formas para hacer que los alimentos luzcan más provocativos.
Variada,  con diferentes menús para cada día, evitando que el niño se aburra. Y garantizando una alimentación completa (ningún alimento provee todos los nutrientes).
Sencilla, mandar alimentos que los niños puedan consumir con facilidad, eso les ayudará a desarrollar confianza en sí mismos e independencia al comer.
Para que una lonchera resulte  atractiva, variada y nutritiva, primero debemos conversar con nuestros hijos  la importancia de los alimentos que lleva, explíquele para qué sirven y tome en cuenta la presentación.  Tenga claro el menú desde la noche antes, no improvise. No mande más cantidades de las que necesita porque el niño puede aprender a comer en exceso. Incluya  servilletas en cada lonchera y comente con su pequeño la importancia de la higiene antes y después de comer. Evite recipientes de vidrio y prefiera los que su hijo manipule con facilidad; tenga en cuenta las preferencias y gustos de su pequeño, bríndenle opciones saludables para que elija, inclúyanlo en las compras y preparaciones y recuerde, antes de enviar un alimento nuevo en la lonchera, ofrézcalo en casa primero, prepárelo con la ayuda de su hijo.


ALIMENTOS QUE NO DEBEN FALTAR


ENERGETICOS
Brindan energía

CONSTRUCTORES
Participan en las funciones de crecimiento y desarrollo de los niños

REGULADORES
Participan en procesos metabólicos, funcionamiento celular, y protección ante las enfermedades

Galletas integrales, avena, kiwicha,  barritas de cereal,  granola, pan, trigo atómico,   fruta deshidratada pasas, frutos secos (maní, pecanas, nueces), palta, aceitunas.

Carne,  pollo , pescado, atún, 
queso,  leche,   huevo    y 
yogur        

Manzana, Mandarina, Uvas
Papaya. Sandia, Plátano
Zanahoria, Tomate, Pepinillo
Rabanito




Puede mezclar un alimento de cada columna para obtener combinaciones ideales, cuyo acompañante por excelencia debe ser agua. El consumo irresponsable de bebidas azucaradas y golosinas puede generar sobrepeso en ellos.