miércoles, 12 de noviembre de 2014

TRUCOS PARA EVITAR COMER DULCE

Combina el alimento dulce con un alimento que contenga fibra, proteína o grasas sanas. De esta forma consigues que la absorción de la azúcar sea más lenta. Si te apetece chocolate, derrite en el microondas 2 onzas de cacao con un poco de agua y mézclalo con frutos rojos, o avena, siempre pensando en que la absorción de azúcar sea más lenta
Si sientes la tentación de comer alimentos dulces a todas horas, probablemente se debe a que tu dieta no es tan equilibrada como piensas o que estés atravesando un periodo de estrés que te haga atracar la despensa. Ante todo, nada como mantener tus niveles de glucosa adecuados y en casos de ansiedad planificar qué vas a comer antes de que sea demasiado tarde.

Sin embargo, ¿qué tiene el dulce que no tengan otros alimentos? ¿Qué nos pasa para que nos lo pida el cuerpo compulsivamente? ¿Con qué alternativas puedes sustituirlos? La gran variedad de dulces en el mercado ha hecho que aumente su consumo y que nuestro paladar se haya acostumbrado. Sin embargo, el azúcar no es un nutriente ni aporta efectos beneficiosos para tu salud. El consumo de azúcar está relacionado directamente con el sobrepeso, obesidad, diabetes y otras enfermedades y cuanto menos azúcar tomes, poco a poco la iras echando de menos.
Claro, la teoría es muy fácil pero ponerlo en práctica eso es otro cantar. Lo ideal es hacer cinco comidas al día para evitar el picoteo de dulce a todas horas. 

¿Eres de dulce mañana o tarde?
Si el ataque de dulce te da por la mañana a la hora de desayunar estás de suerte ya que el desayuno es el momento del día en el que mejor se digieren las sustancias dulces porque las hormonas están predispuestas a la optimización del consumo de estas sustancias.
Esconde las tentaciones en el fondo del cajón o la nevera: chocolates, dulces y pasteles. Si lo abres  con hambre y prisa, hay muchas posibilidades de que cojas lo primero que veas.
En el caso de que el arranque te dé por la tarde, Debes comer alimentos ricos en triptófano como los frutos secos, la palta, la leche, huevos, carnes magras y plátano puede ayudarte mucho para contrarrestar los niveles bajos de serotonina que genera esa necesidad imperiosa de dulce.
También es evidente que la fruta es el sustituto por excelencia del azúcar y puedes tomar entre horas para evitar tentaciones con un índice de glucosa altísimo. Eso sí, aunque se puede comer entre horas para que engorde menos y se digiera mejor habrá que tener en cuenta las cantidades que ingieres. .
Para  intentar controlar la apetencia de azúcar a todas horas debes mantener un horario estable de comidas, no dejes que pasen más de 4 o 5 horas sin comer y para que el azúcar en sangre y tu energía no decaigan y evitar la ansiedad por el azúcar. Los azúcares refinados provocan el a cúmulo de grasas y por lo tanto, la imparable carrera de la celulitis, que no respeta edades ni tablas de peso.
Eso sí tampoco hay que ser alarmistas porque no hay que olvidar que la glucosa es el único azúcar que alimenta nuestro cerebro como principal fuente de energía. Si quitamos el azúcar de forma radical puedes perjudicar el buen funcionamiento de este órgano, por lo que el azúcar en sí mismo, y consumido en el contexto de una dieta equilibrada en frutas y verduras o de forma natural, no supone ningún problema.

Eso sí, cuando detectemos que el ''hambre de dulce'' se debe a aburrimiento o estrés "lo mejor para combatirlo es buscarse una actividad que te motive para tener las manos y la cabeza ocupadas o ponerte las zapatillas y salir a hacer ejercicio (caminar, bailar o lo que más nos guste)",