miércoles, 19 de noviembre de 2014

SABIAS QUE

Consúmela y mejora tu salud
Los científicos comprobaron que la dieta mediterránea, con aceite de oliva extra virgen o con un puñado diario de semillas como almendras, avellanas y nueces, revierte en el 28% de los pacientes el llamado síndrome metabólico: una condición que afecta all 25% de los adultos en el mundo y que es la antesala de enfermedades como la diabetes.
Este síndrome existe en quienes presentan tres o más factores, que son la presión arterial elevada, el colesterol "bueno" bajo, altos niveles de triglicéridos, azúcar elevada en la sangre y cintura mayor de 94 cm en los hombres y de 88 en las mujeres.
Se hizo un estudio, realizado en varios hospitales y clínicas de España, en que participaron miles de pacientes de entre 55 y 80 años, con un alto riesgo cardiovascular, en el  trabajo participaron  5.800 hombres y mujeres, de los cuales 3.700 tenía el mencionado síndrome.
Al consumir la dieta se logró que 958 participantes redujeran su circunferencia de cintura y su nivel de azúcar en la sangre, con lo que se revirtió esta condición. El doctor Andrew Brown, investigador en nutrición de la Universidad de Alabama, en Birmingham, considera, "lo que menos necesitamos en nutrición es un optimismo ilimitado respecto de ciertas dietas" y creo que la gente se está desilusionando un poco de los grandes anuncios acerca de la influencia de ciertos alimentos, dietas o suplementos, "Todos los alimentos tienen algún beneficio, siempre que se consuman con moderación y combinados con ejercicio".

La falta de sueño repercute en el peso
Se recomienda dormir entre siete y ocho horas al día. La falta de sueño activa mecanismos en nuestro organismo relacionados con el peso. Por el tipo de vida que llevamos, tendemos a dormir menos de lo normal, no sólo los adultos sino también los niños y los adolescentes.
El doctor Eduard Estivill especialista en trastornos del sueño, niega la falsa creencia de que durante el sueño no se gasta energía. Si las personas duermen, solo cinco horas, producirán más grelina, "una hormona relacionada con la del crecimiento y que hará que tengan más hambre de lo normal". Las pocas horas de sueño también provocan un descenso de la hormona leptina, que se encarga de frenar el apetito. El individuo no solo sentirá más hambre durante el día, sino que además tendrá el deseo de comer alimentos con más sal, grasa y azúcar.
Riesgos. Ante la falta de sueño, el tejido graso responde peor a la insulina y eso aumenta el riesgo de padecer obesidad y diabetes.
Cada vez más estudios hablan de que la falta de horas de sueño conlleva alteraciones metabólicas importantes que pueden afectar incluso al balance energético o al sistema cardiovascular, además de problemas neurológicos y gastrointestinales,

El aceite de oliva,
Es bueno para la salud cardiovascular, y para la salud de tus ojos. No es un secreto que  es un magnifico elemento por su contenido de grasa monoinsaturada, que puede bajar tu riesgo de enfermedades cardiovasculares al reducir el colesterol “malo”. Pero lo que seguro no sabías es que además el aceite de oliva es excelente para la salud de tus ojos.  El pescado, las nueces y el aceite de oliva están entre los ingredientes claves para la salud cardiovascular, y ahora, según estudios recientes, también para la salud de tus ojos.
El aceite de oliva parece prevenir la degeneración macular del ojo, una enfermedad que afecta a la retina de las personas mayores de 60 años y que es la segunda causa de ceguera en los ancianos, después de la diabetes.
Dos estudios publicados en el medio profesional Archives of Ophtalmology siguieron a 9,234 adultos que llevaban una dieta  rica en ácidos omega 3  y encontraron que presentaban menos riesgos de desarrollar problemas con la retina. Además, se sabe que estos problemas del ojo se asocian directamente con la nutrición.
¿Cuánto aceite de oliva se debe consumir? Según la Agencia de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, lo ideal es tomar 2 cucharadas (23 gramos) de aceite de oliva al día. Ten en cuenta que a pesar de que todos los aceites de oliva contienen grasa monoinsaturada, aquellos clasificados como “virgen” y “extra virgen” son los más beneficiosos para la salud de tu corazón y de tus ojos, ya que son los menos procesados y contienen los más altos niveles de polifenoles, un antioxidante esencial para la salud.
Además, el aceite de oliva contiene otros componentes antiinflamatorios que ayudan a proteger a los vasos sanguíneos de los ojos y reducen el riesgo desarrollar degeneración macular.