miércoles, 11 de noviembre de 2015

NUTRICIONISTAS FAMOSOS, Nos dan consejos para mejorar nuestros hábitos

Cambie su forma de pensar: Encontrar el verdadero propósito, identificar su motivación es como encontrar un interruptor de luz, pues ofrece la fuerza interior y la inspiración necesarias para mantener hábitos saludables en el largo plazo".
Carolyn O'Neil, autora Del libro The Slim Down South Cookbook: Eating Well and Living Healthy in the Land of Biscuits and Bacon.nos dice
"Tenga siempre una actitud positiva. Ser más saludable es algo que podemos conseguir, ya sea durmiendo una hora más, preparando las viandas del día siguiente o bebiendo más agua".
Toby Amidor, autor del libro The Greek Yogurt Kitchen: More Than 130 Delicious, Healthy Recipes for Every Meal of the Day.
 " Algunos estudios sugieren que el desayuno debe ser la comida  más importante del día porque puede ayudar a dar vuelta los números en la balanza. El secreto puede estar en los ritmos circadianos del cuerpo, que son cambios físicos, mentales y de comportamiento que pueden influir en la liberación de hormonas y otras funciones corporales".
Joan Salge Blake, profesora clínica asociada de la Boston University y autora de Nutrition & You.
"Empiece su día con un desayuno saludable. Asegúrese de agregar una fuente de proteína (huevos, frutos secos, yogur o leche) para mantenerse lleno durante más tiempo".
Janet Helm, dietista y bloguer en Nutrition Unplugged.
Coma frutas y verduras: "Prepárese una colorida ensalada para casi todas las cenas. Puede ahorrar tiempo comprando lechuga pre lavada, zanahorias en lata, mini pepinos y tomates cherry. Puede incluso agregarle algunos frutos secos, para darle un toque crujiente".
Debra Wein, jefe ejecutiva de la empresa Wellness Workdays.
"Coma más alimentos integrales en cada comida. Las frutas, verduras, granos enteros, nueces y semillas son ricos en nutrientes y contienen fibra, lo que es bueno para la digestión, la prevención de enfermedades y tener energía sostenida, disfrutar de estos alimentos regularmente le ayudará a sentirse lleno y mantener las calorías bajo control".
Michelle Dudash, chef certificada del instituto Le Cordon Bleu y columnista de DishWithDudash.com
 "Cada día tomamos más de 200 decisiones relacionadas con la comida y los comportamientos saludables. Una medida que sirve mucho es: Elegir comida deliciosa y nutritiva requiere de un esfuerzo que paga con creces. Sea selectivo".
Kathleen M. Zelman, directora de nutrición en el sitio informativo WebMD.
Póngase a cocinar: " Al disfrutar de una comida hecha en casa, va a ingerir porciones más pequeñas y con menos sodio, a la vez que tendrá más tiempo en familia, lo que las investigaciones muestran que está asociado con hábitos alimenticios más saludables. Así que vaya a cocinar. . . se alegrará de haberlo hecho".
Elisabeth D'Alto, vocera de Maryland Academy of Nutrition & Dietetics.
"Lo mejor que puede hacer para mejorar su salud  es cocinar con sus hijos, fomenta el deseo de probar nuevos alimentos y los prepara para el futuro. Cada vez que le pregunto a las mamás de mi comunidad  cómo hacen para que los comensales quisquillosos prueben nuevos alimentos, la respuesta número uno es: 'Cocinamos juntos'".
Liz Weiss, bloguera de Meal Makeover Moms y conductora Del podcast cooking With the Moms.
Muévase más: " No necesita unirse a un gimnasio elegante o comprometerse con un equipo. Simplemente encuentre algo que disfrute hacer de forma cotidiana. La actividad física puede ser buena para sus músculos y huesos, pero especialmente para su mente".
Keri Gans, autora Del libro The Small Change Diet.                                    
Coma menos, disfrute más: " Comer despacio y conscientemente podría ayudarle a apreciar la textura, temperatura, sabor y aroma de la comida que le gusta. Porciones más pequeñas también pueden hacerle sentir mejor físicamente, impidiendo la molestias gastrointestinales que a menudo acompañan a la complacencia excesiva".
Bonnie Taub-Dix, dueña de la consultoría Better Than Dieting y autora del libro Read It Before You Eat It.
Duerma lo suficiente: " Un estudio que analizó 36 investigaciones encontró un vínculo entre escaso sueño y aumento de peso. Otro estudio encontró que la restricción del sueño, incluso durante un par de noches, hace que la persona tenga más hambre, y aumenta el consumo de calorías,  la receta perfecta para el aumento de peso. Incluso la falta de sueño de una noche hizo que las personas consumieran más de 500 calorías adicionales al día siguiente".
 Patricia Bannan, autora de Eat Right When Time Is Tight.
"Incluso si usted sigue una dieta casi perfecta, está afectando su salud y bienestar de una manera importante al no dormir de forma adecuada. En los adultos, se necesitan entre siete y ocho horas por noche. El sueño puede ayudar a sanar y reparar el corazón y los vasos sanguíneos, mantener niveles de azúcar en sangre normales y conservar un sano equilibrio de las hormonas asociadas con el hambre. La cantidad de sueño correcta es una 'poción mágica' para la salud".