miércoles, 9 de septiembre de 2015

EL LADO OSCURO DE LOS ALIMENTOS

La moderación es un arte. Resulta que si comes sano, haces ejercicio regularmente y pasas tiempo al aire libre, todo está bien. Sin embargo, pasar mucho tiempo al sol sin protección puede ser peligroso para tu piel y si eres alérgica no quiero ni saber cómo te sientan los maravillosos picnics de primavera en el campo o en el parque de tu ciudad.
Los alimentos tradicionalmente saludables también tienen su parte negativa. Pues al parecer pasarte con el agua o con las espinacas también puede tener desventajas. Tenemos la lista definitiva de los alimentos sanos que tienen su lado oscuro porque,  los buenos hábitos también necesitan ser moderados.  

Proteína animal. Son la base de muchas dietas de adelgazamiento: esas pechugas de pavo o de pollo a la plancha tienen que ser sanísimas. Sin embargo, el exceso de consumo de proteínas está relacionado con la ganancia de peso y un  esfuerzo extra de los riñones.  

Espinacas. Ricas en hierro y con una hoja de color verde oscuro que es la fuente de todas sus propiedades beneficiosas. Sin embargo, los médicos alertan del consumo excesivo de espinacas porque son ricas en oxalato, un componente que puede producir la formación de piedras en los riñones en personas de riesgo. Sin embargo, hay que decir que esto es una excepción y que para la mayoría de las personas la espinaca es una gran fuente de fibras, vitaminas y minerales y que debe consumirse regularmente.  

Agua. Todos sabemos que mantener un nivel adecuado de hidratación hace que nuestro cuerpo funcione como un reloj y nuestra piel esté tersa y lustrosa. Así que ahora que empieza el buen tiempo llevaremos una botella siempre con nosotros. Sin embargo, beber agua en exceso también puede ser un problema, sobre todo en los atletas extremos y ultra corredores, en los que beber demasiada agua puede causar intoxicación. Las cantidades excesivas de agua disuelven el sodio del cuerpo que puede interferir en algunas funciones cerebrales.  

Manzanas, naranjas y tomates. Son de los alimentos más sanos que tenemos a mano y aún así pueden causar problemas si se consumen en exceso porque son muy ácidas y pueden dañar el estómago y el esófago Las dietas ricas en alimentos ácidos suelen causar reflujo y erosionar el esmalte dental. Para evitar estos riesgos se recomienda limitar el consumo de estas frutas a dos por día.  

Atún enlatado. Es sano y muy cómodo para añadir a ensaladas. Es rico en ácidos grasos Omega 3 y perfecto para cenas ligeras, pero también en exceso puede ser dañino porque el atún enlatado suele contener altas cantidades de mercurio que por acumulación podrían traer problemas de visión, debilidad muscular y problemas de coordinación. Para evitar estos problemas se sugiere limitar el consumo a tres latas por semana o cambiar el atún por un pescado con menos contenido de mercurio.