lunes, 10 de marzo de 2014

SABIAS QUE

Fuerte caída en EEUU de la tasa de obesidad entre los niños más pequeños
La obesidad entre los niños de dos a cinco años cayó un 43% en Estados Unidos en ocho años, reveló una encuesta este martes, aunque para 2012 seguía afectando a un tercio de los adultos y al 17% de los niños mayores de cinco y adolescentes.
La tasa de obesidad en los diferentes grupos etarios del país generalmente se mantuvo estable en la última década. Sin embargo, en el caso de los niños de entre dos y cinco años registró una espectacular caída, pasando de 14% en 2003-2004 a poco más del 8% en 2011-2012, según la investigación publicada en la Revista de la Asociación Médica Estadounidense.
Otros estudios de los Centros para el Control de Enfermedades y la Prevención (CDC) muestran también una disminución de la obesidad entre niños de dos a cuatro años de familias de contexto desfavorecido que participan en programas federales de nutrición.
Las razones precisas de esta disminución de la obesidad todavía no están claras. Por un lado, un gran número de guarderías comenzaron en los últimos años a mejorar la nutrición de los niños que asisten a realizar actividades físicas.
Por otro, las estadísticas de los CDC también muestran una caída del consumo de bebidas azucaradas entre los jóvenes. Un tercer factor que podría contribuir al descenso de la obesidad es el aumento de la cantidad de bebés alimentados con leche materna en Estados Unidos.
Las noticias no son tan auspiciosas entre los mayores. Para 2011-2012, un 68% de los adultos sufría sobrepeso u obesidad, una enfermedad que aumentó entre las mujeres mayores de 60 años, pasando de 31,5% en 2003-2004 a 38% ocho años después.

El estrés oxidativo
Tema muy estudiado en la última década. En el ejercicio de resistencia cobra protagonismo debido a que el alto consumo de oxígeno, produce sustancias llamadas radicales libres, moléculas muy reactivas con capacidad de dañar células y tejidos.
La oxidación ocurre cuando una sustancia sufre una modificación en su estructura al contacto con el oxígeno. Así se forman los radicales libres.
Nuestro organismo dispone de sistemas biológicos antioxidantes capaces de neutralizar o inactivar estos radicales libres. Es un estado celular alterado en el que la cantidad de radicales libres producida es mayor que la que los antioxidantes pueden neutralizar. Cuando esto sucede se combinan con moléculas de hidratos de carbono, lípidos, proteínas, ácidos nucleicos (ADN) de membranas celulares. Estos a su vez se oxidan y se convierten en radicales libres atacando otras sustancias, generando una reacción en cadena que se conoce como “stress oxidativo”.
Cuando hacemos actividad física al aumentar la demanda energética, aumenta el consumo de oxígeno, parte de este oxígeno interviene en la producción de energía y otra parte forma los radicales libres. A intensidad moderada el organismo logra neutralizar a través de sistemas antioxidantes la producción de radicales libres. Muchas sustancias antioxidantes las obtenemos a través de la alimentación.

Cómo bajar de peso después del parto  
Subir bastantes kilos de peso durante el embarazo es muy común. Para bajar esos kilos de más que quedan, es necesario que consideres cuántos kilos subiste en este proceso, además de tus características personales; y aunque no logres recuperar tu talle de antes, lo importante es que seas feliz con tu nueva vida de mamá y que tu hijo crezca sano. No te angusties, ten paciencia, No empieces una dieta inmediatamente después del parto, ya que tu cuerpo necesita recuperarse de todo el proceso, además de la lactancia que te espera y que él  necesita, por lo tanto  debes consumir todos los alimentos sin restricción. Además, durante el amamantamiento tu cuerpo baja de peso de forma natural. Espera hasta comenzar el tercer mes para cuidar tu ingesta de calorías. “Lo esencial para ir reduciendo kilos en el post-parto, es seguir una dieta equilibrada con una rutina de ejercicio constante. De esta forma te aseguras de que bajas las grasas y no masa muscular. Además evita ser muy estricta. Considera que las mujeres para ser saludables necesitan sólo 1.300 calorías diarias. Consume lácteos con cereales integrales al desayuno. Disminuye el consumo de grasas, comidas muy elaboradas y frituras. Abusa de la ingesta de vegetales y frutas. No menos de 2 litros de líquidos al día, en lo posible agua. No comas apurada, tomate un tiempo para masticar, de esta forma te sentirás satisfecha más rápido y no comerás en exceso.