viernes, 14 de febrero de 2014

OMS EMPRENDE LUCHA CONTRA LACOMIDA RÁPIDA

La Organización Mundial de la Salud (OMS), publicó este viernes un estudio realizado por investigadores estadounidenses donde se insta a los Gobiernos a adoptar medidas para combatir el consumo de comida rápida.
"Los gobiernos podrían detener e incluso revertir la repentina creciente del sobrepeso y obesidad que puede tener consecuencias graves para la salud, con enfermedades como la diabetes, problemas cardíacos, derrame cerebral y cáncer", expresó la investigación.

Los autores, también, observaron la alimentación y la nutrición desde varios puntos de vista como la salud, el bienestar social y la educación, además de analizar los efectos negativos del aumento del uso de comida rápida en la agricultura desde un aspecto económico.

El director del Departamento de Nutrición para la Salud y el Desarrollo de la OMS, el doctor Francesco Branca, urgió a que las autoridades apliquen políticas públicas para hacer frente a la epidemia de la obesidad a causa del consumo excesivo de comida rápida. 

Entre las medidas propuestas por la organización, se incluyen ayudas económicas para los productores de alimentos saludables y frescos, así como subsidios para el cultivo de frutas y hortalizas

La sugerencia de la OMS exige desincentivos económicos en forma de impuestos o la reducción o eliminación de subsidios a los productores de comida rápida, alimentos ultra procesados y refrescos, además de adoptar medidas de zonificación para controlar el número y tipo de locales de comida en cada región, especialmente para los niños.

"A menos que los gobiernos tomen medidas para regular sus economías, la mano invisible del mercado continuará promoviendo la obesidad en todo el mundo, con consecuencias desastrosas para el futuro de la salud pública y la productividad económica", afirmó Roberto De Vogli, autor principal del estudio y del Departamento de Ciencias de la Salud Pública de la Universidad de California, en Estados Unidos.