lunes, 24 de febrero de 2014

NOS PREGUNTAS….. TE CONTESTAMOS

Entrenar en ayunas ¿es tan bueno como saludable?
Trae más daños que beneficios, cuando inicias la práctica deportiva sin ingerir ningún  alimento, tienes una alta predisposición de hacer una hipoglucemia. Llevas 8 horas sin comer, las reservas de glucógeno hepático se encuentran casi agotadas y las del tejido muscular ligeramente disminuidas. La situación empeora si no comiste ningún carbohidrato en la cena. Es muy probable que al iniciar esta práctica  ocurra un catabolismo muscular (destrucción de músculos); es decir, tu cuerpo obtendrá la energía necesaria para mantener el esfuerzo a expensas de las proteínas musculares La pérdida muscular por hacer ejercicio en ayunas hace que engordes más fácilmente porque tu metabolismo disminuye.

Hacer ejercicios fajado y abrigado es mejor
Entrenar abrigado para generar calor, es muy común observar a personas, usando indumentarias térmicas porque tienen la errónea creencia de que “mientras más sudo, más grasa se quema y elimina”. Esto es falso. Con la transpiración sólo se está eliminando líquido del organismo como resultado de la termorregulación. Al transpirar se pierden agua, sales, minerales que se recuperan posteriormente con la correcta hidratación, estimular la sudoración con fibras sintéticas, fajas en el abdomen o plásticos adheridos a la piel no solo no ayuda a perder peso sino que también puede resultar contraproducente para su salud, provocando deshidratación y golpes de calor.

Sin exorbitantes cantidades de proteína no avanzo
La ingesta de las proteínas resulta un factor fundamental para ganar masa muscular. Los requerimientos nutricionales de las proteínas según el American Collage of Sports Medicine y la Association Dietary of Cánada para las personas sedentarias 0,8 g.kg/día, ejercicios de fuerza oscilan entre 1,2-1,7 g.kg/día, y para los ejercicios de resistencia 1,2-1,4 g-Kg. /día. Los excesos tienen contraindicaciones por efectos tóxicos sobre el sistema renal y hepático.

¿Puedo comer o tomar doble ración de un alimento light? 
Los alimentos light solo alcanzan a reducir 30% de su valor calórico normal con respecto a un alimento convencional.  Sustituir una comida principal, desayuno, almuerzo o cena por un batido o barra energética, resulta buen negocio sólo para quien lo comercializa. Contrario a lo que muchos creen, indistintamente cual sea su objetivo es necesario hacerlo comiendo. Lo ideal es realizar entre 5 y 6 comidas al día en intervalos de tiempo de 3 a 4 horas. Eso le ayudará a sentirse pleno, satisfecho y tomar las mejores elecciones al momento de llegar a una comida principal.

Soy gordito, puedo levantar pesas
Es muy común recibir en la consulta pacientes que tienen la falsa creencia que haciendo ejercicio anaeróbico (pesas, abdominales) se endurecerá su grasa. Para que la masa muscular se endurezca debe haber presencia de un sistema de contracción y relajación formada por fibras musculares (actina y miosina) las cuales no se encuentran en el tejido adiposo, por tanto resulta imposible que la grasa se endurezca por efecto del ejercicio.

¿Cardiovascular y luego pesas?
Es importante comprender que el organismo cuenta con distintas fuentes de energía que se activaran dependiendo del tipo de ejercicio que se ejecute. Por ejemplo, la fuente de energía predilecta durante la ejecución de los ejercicios cardiovasculares o aeróbicos es la grasa, y para los ejercicios de resistencia o anaeróbicos como las pesas, son los carbohidratos; por tanto después de hacer las pesas, debemos hacer el ejercicio aeróbico o cardiovascular de esta forma estaremos quemando grasas   casi inmediatamente.

El agua engorda durante las comidas
El agua es un nutriente a calórico, es decir, que no aporta calorías. Por tanto no engorda ni adelgaza si se toma antes, durante o después de las comidas. Además, el agua es una fuente importante de minerales y electrolitos y un elemento vital para mantenernos correctamente hidratados.