miércoles, 26 de febrero de 2014

LAS MEJORES Y LAS PEORES VERDURAS

No hay duda de que la manera de mejorar su salud es comer muchas verduras frescas y de buena calidad, si es posible orgánicas, de cultivo local y consumidas principalmente crudas o poco cocinadas.
Este  es un factor clave para llevar una vida activa y satisfactoria. Desde un punto de vista nutricional, esto es lo que tendrá el mayor impacto sobre su salud y su longevidad, y más aun si consume las verduras en forma de zumo extraído por usted mismo.

Las frutas y verduras más contaminadas por los pesticidas
Son: melocotones, manzanas, cerezas, peras, nectarinas, fresas, uvas, lechuga, espinacas, papas, apio y pimientos. Deberíamos comprarlas en la agricultura orgánica.  

Las frutas y verduras menos cargadas de pesticidas
Son: brócoli, coles, cebollas, guisantes (congelados), maíz, espárragos, kiwis, mangos, paltas, plátanos y piñas.

Las mejores verduras para la salud
No porque una fruta o verdura contenga pocos pesticidas es por ello que aporte el máximo de beneficios para la salud. En realidad, debemos tratar de consumir más verduras de colores, sobre todo cuando son de color verde y con hojas, ricas en antioxidantes, en vitaminas y en minerales.

No hay que abusar de las papas
Una papa se compone casi exclusivamente de almidón que, una vez cocido, se convierte en glucosa pura en cuanto entra en contacto con la lengua, hace subir el nivel de azúcar en la sangre más rápido que si se tomara un terrón de azúcar. Las verduras de las que no hay que abusar, porque también contienen mucha azúcar, son las betarragas, las zanahorias, las berenjenas y las calabazas.
Sin embargo, no hay ninguna razón para limitarse al comer otras verduras. Por ejemplo: espárragos, palta, acelgas, brócoli, apio, coles de todo tipo, incluyendo la coliflor, la col china y las coles de Bruselas, pepinos, calabacín,  espinaca, cebolla, camote, perejil, pimientos, rábanos, ensaladas de todo tipo, escarola, tomates…
Al comer estos vegetales regularmente, crudos o poco cocidos si es posible, aportará a su organismo los nutrientes que necesita para curarse, mantenerse y desarrollarse.
La mejor forma de aportarlos a su cuerpo es consumiendo vegetales enteros, frescos y orgánicos si es posible.

Se recomienda
Que por lo menos una tercera parte de la dieta total sea cruda. Y una buena forma de lograr ese objetivo es incorporar también a su dieta los zumos de verduras hechos en casa a base de verduras frescas.
Pero lo más importante es comer verduras, cualquiera que sea la forma, y por ello no se desanime si no puede hacer el jugo de verduras más que una o dos veces a la semana. Pero aunque se inicie lentamente, verá rápidamente mejoras que le animarán a aumentar poco a poco tan sana costumbre.