miércoles, 28 de agosto de 2013

AZUCAR VS. EDULCORANTES

A la hora de comer el dulce es irresistible, jugos, helados, te, mate, café y todos se toman con azúcar, esta preferencia en exceso  puede traer consecuencias peligrosas para la salud

Entre los endulzantes podemos encontrar dos grupos:
Uno es el de los nutritivos, y su principal característica es que contienen hidratos de carbono  y por lo tanto, valor calórico.
Por otro lado se encuentran los no nutritivos que no suman calorías, como la sacarina o el aspartamo, entre otros.
Cuando iniciamos una dieta para bajar de peso,  o por indicación médica o por intentar llevar una alimentación más saludable, lo primero que dejamos es el azúcar. Pero hay otras alternativas como usar  el azúcar negra o también la llaman marrón o rubia, que por tratarse de un producto menos refinado conserva aún algunos  minerales y vitaminas del producto inicial. Igualmente, como la diferencia no es muy significativa, tampoco es recomendable abusar de su consumo
Dentro de los edulcorantes, la recomendación sería ir variando su consumo, comprando marcas y productos que contengan en su composición diferentes tipos de edulcorantes, para evitar el exceso de consumo de alguno de ellos.
También es importante moderar el consumo de productos light y diet y todos los que contengan edulcorantes. Si fuera posible, lo ideal sería acostumbrarse a consumir los alimentos y bebidas con su sabor original, sin necesidad de agregarles dulces. Por ejemplo, si se tiene la costumbre de tomar el té o el mate dulces, se puede ir reduciendo la cantidad de edulcorante o azúcar hasta habituarse a su gusto natural.

Ideas saludables
Otra forma de endulzar es utilizar las frutas desecadas: dátiles, pasas, guindones y demás frutas deshidratadas que, al evaporarse su contenido de agua, concentran su dulzor. Pueden también remojarse y hacer un puré con ellas para luego usarlas para endulzar, aparte del dulce propio tiene una gran ventaja para la salud porque contienen fibra.

No es recomendable
No se recomienda un gran consumo de edulcorantes debido a que los sistemas que controlan el nivel de glucosa en la sangre funcionan mejor con los azúcares naturales.

OBSERVACIONES
La polémica entre el azúcar y los edulcorantes ha existido desde siempre, y es que no es para menos, pues ambos no deben consumirse habitualmente pues pueden tener efectos negativos para la salud por diversos motivos
Al ser un hidrato de carbono en estado puro, si consumimos más cantidad de la que precisamos, nuestro cuerpo transformará esos hidratos en grasa que se acumulará y que puede generar problemas como sobrepeso, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, desencadenar diabetes.  Además, tiene un efecto irritante de la mucosa gástrica que puede desembocar en una úlcera.
En cambio los edulcorantes apenas tienen un aporte calórico, pero no está totalmente demostrado que sean del todo inocuos. Su composición es química, y contienen sustancias que han sido estudiadas al detalle para saber con precisión los efectos que puede causar en nuestro organismo su ingesta. Pero un abuso de estas sustancias puede ser muy perjudicial.

El problema reside en que cada vez existen más productos en el mercado que incluyen edulcorantes. Es por esto que muchas veces sobrepasamos la cantidad recomendada porque no sabemos exactamente qué productos los contienen. Es muy importante no pasarse, pues los efectos posteriores para el organismo pueden ser peores.